Conmemoran 21 aniversario del traslado a la Nueva Santa Catarina Ixtahuacán

COMPARTE

Créditos: Gilberto Escobar.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Hace 21 años, 600 familias emprendieron un recorrido a su nuevo hogar; han enfrentado diversos desafíos, pero la Nueva Santa Catarina Ixtahuacán celebró un año más de su traslado después del huracán Mitch.

Por Gilberto Escobar

Cada 11 de enero se conmemora la fundación de la Nueva Santa Catarina Ixtahuacán, en Sololá, que este año llegó a 21 años; pese a la pandemia de coronavirus, la población decidió celebrar esta fecha con algunas actividades, que en esta ocasión fueron diferentes por las medidas de precaución para evitar los contagios.

Varios de los participantes dijeron que tienen grabado en la mente el primer día en que llegaron a su nuevo hogar, donde no había ningún tipo de servicio básico, pero a dónde se vieron obligados a desplazarse después del paso del huracán Mitch en 1998, que provocó graves daños en esa región.

“Recuerdo esos días como si fueran ayer, no había agua, menos casas para vivir, empezamos de cero y los primeros años todo fue improvisado, hasta la iglesia” relató Bonifacio Diego Suy Tum, presidente del comité pro mantenimiento de bienes comunales y título territorial de Santa Catarina Ixtahuacán.

A Suy Tum le tocó vivir el traslado de las 600 familias, que se encontraban bajo su responsabilidad porque era el acalde municipal y tuvo que encabezar la caravana.

Fuerza y determinación

Suy Tum comentó que entre las primeras interrogantes de las pocas familias que no abandonaron la antigua Santa Catarina Ixtahuacán estaban “el frio es fuerte, ¿y de dónde van a tomar agua?” pero la fuerza y la decisión de la población fue la que hizo posible que el traslado a la Nueva Santa Cartarina Ixtahuacán se realizara.

El paso de los años le ha dado a Suy Tum sabiduría y además una posición de reconocimiento ante la población, al formar parte del grupo de fundadores del nuevo lugar donde se ubicó el municipio.

“Vámonos de este lugar”, recuerda que le pedía la población a Suy Tum, después del paso de Mitch, quien asegura fue decisivo para emprender el traslado al lugar que ancestralmente les correspondía, la tierra de Ch´wipatan.

Con maderas y laminas para los techos, las familias empezaron a construir su hogar en Ch´wipatan; en poco tiempo Suy Tum recuerda que logró gestionar 300 casas con un cooperante internacional y poco a poco fueron logrando apoyo de otros lugares.

En ese lugar no había nada, ahora tenemos una iglesia, tenemos escuelas con los niveles de educación hasta diversificado, también poseemos servicios de salud, y ya somos un lugar con todas las comodidades, añadió el entrevistado.

Foto: Gilberto Escobar.

Suy Tum también recordó que el día del traslado, “la caminata de la población empezó a las 10 de la mañana, y ya para las 18:00 horas, todos estábamos aquí”, en el nuevo lugar del municipio.

“Cada 11 de enero se hace un desfile de carrozas, es una forma simbólica de ir trasladando la historia a las nuevas generaciones, esas carrozan nos recuerdan la fecha en que entramos a este lugar” comentó.

Los títulos al sol

Otra de las actividades de relevancia anual en la conmemoración de la Nueva Santa Catarina Ixtahuacán consiste en “sacar al sol los títulos del territorio, para que toda la población pueda verlos, y conocer de la existencia ancestral de este territorio”, comentó Suy Tum.

Cada mañana del 11 de enero, por un período de unos cinco minutos, el comité o los guardianes de los títulos ancestrales, sacan a los rayos del sol y a la vista de las personas de la comunidad los títulos coloniales que aseguran poseer sobre la tierra que era de su propiedad antes de la invasión europea.

 “Lo que hicimos es recuperar nuestras tierras ancestrales”, añadió Suy Tum, a quien le cambió la expresión del rostro cuando narró las experiencias difíciles que como comunidad les ha tocado pasar durante estos 21 años, “hasta el momento se contabilizan 8 fallecidos durante estos años por el problema territorial. A veces, las balas cruzan las calles”, puntualizó.

Autoría y edición

Periodista curioso, contador de historias invisibles. Creo en el periodismo riguroso y comprometido.

COMPARTE