Congreso aprueba ley para adquirir vacunas contra la covid-19, pero no cumple con los criterios mínimos, según analistas

COMPARTE

Créditos: Internet.

El Congreso de Guatemala aprobó de urgencia nacional la ley para el financiamiento y adquisición de vacunas contra la covid-19; algunas bancadas aseguraron que serán fiscalizadoras del proceso, mientras tanto una analista señala que la ley presenta varios vacíos técnicos.

Por Gilberto Escobar

Este martes 12 de enero, el Congreso de la República de Guatemala aprobó la Ley para el Financiamiento y Adquisición de Vacunas Contra la covid-19, con mayoría de votos, 142 legisladores votaron a favor y solo tres en contra.

En la ley quedan señalados cinco artículos, que detallan la forma en que se financiarán y obtendrán las vacunas. El artículo primero de la ley menciona la forma en que se realizará la recaudación presupuestaria para el financiamiento y la adquisición de las vacunas, además faculta al ministerio de Finanzas Públicas a readecuar el presupuesto nacional.

En ese primer artículo también queda definida la cantidad de Q1 mil 500 millones de quetzales para adquirir las vacunas.

Foto: Congreso

En el artículo tercero seautoriza al ministerio de Finanzas Públicas a hacer uso de los saldos de los préstamos aprobados en el Decreto número 12-2020, Ley de Emergencia para Proteger a los Guatemaltecos de los Efectos Causados por la Pandemia, así como de los saldos de caja de Bonos del Tesoro de la emisión aprobada en los Decretos números 13-2020 y 20-2020, Ley de Rescate Económico a las Familias por los Efectos Causados por el covid-19; y, Ampliación del Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el ejercicio fiscal dos mil veinte, todos del Congreso de la República de Guatemala.

Algunos diputados de diferentes bancadas mencionaron que con la compra de las vacunas no se adquirirían préstamos o alguna deuda; pese a que en el artículo tercero señala que se utilizará fondos de saldos para adquirir las vacunas. En ese sentido, el diputado Edgar Batres del partido Winaq, señaló que el endeudamiento ya existe.

En el artículo cuarto en la ley se señala la adquisición y mecanismos que generarían transparencia en el proceso de adquisición a cargo de la Contraloría General de Cuentas (CGC), que se realizará en la modalidad de compra directa.

Posiciones de parlamentarios

Durante la sesión de ayer, varios diputados mostraron su entusiasmo por la aprobación de la ley, que catalogaron de un hecho histórico “donde la mayoría se unió en apoyo a la causa”, además, la mayoría asumió públicamente un compromiso en la fiscalización de los recursos.

Por su lado la diputada Vicenta Jerónimo del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP) señala que se debe trabajar un plan de vacunación que contenga mensajes en idiomas de los pueblos indígenas del país, para informar a toda la población, además indica que es importante evitar que “la vacuna se vuelva un negocio de la salud”.

Mientras tanto, el diputado Cristian Álvarez del partido Compromiso Renovación y Orden (Creo) dijo que su postura “es no oponerse a que el sector privado pueda suministrar también las vacunas”.

Falencias técnicas

Laboratorio de Datos, una plataforma que procesa, analiza e interpreta datos asociados a la covid-19 en Guatemala, publicó sugerencias sobre la iniciativa de ley para la adquisición de vacunas contra covid-19, desde antes de su aprobación por el Congreso.

“La iniciativa de ley para la adquisición de vacunas contra covid-19 del Ejecutivo presenta muchas deficiencias. No recomendamos su aprobación. Hay que dedicarle a este tema el tiempo necesario” publicó en su cuenta de Twitter el Laboratorio de Datos.

Esa instancia hizo un llamado al Congreso de la República debido a que la iniciativa de ley presentaba deficiencias que no estaban despejadas. “Por el bien de la población guatemalteca, es necesario dedicarle la atención técnica que requiere. Si bien es un tema de urgencia nacional, no debe improvisarse. Es demasiado lo que hay en juego. Recomendamos no aprobar esta ley de manera apresurada”, señaló Laboratorio de Datos.

Foto: Congreso

Karin Slowing, analista del Laboratorio de Datos mencionó que no se cuenta con una visión de institucionalizar la vacunación contra el covid-19 por parte del Estado, además la ley presenta debilidades técnicas que ameritaban un análisis más profundo.

Slowing dijo que “la principal debilidad de la ley que es una autorización de fondos públicos que no tiene sustento o un expediente técnico que analice comparativamente la compra de las vacunas, no tiene un plan de vacunación lo que han plateado es dividir a la población por edad solamente”.

La académica señaló que la ley es orientada a un gasto de este año y no existe una visión a largo plazo. Slowing mencionó que si la compra de las vacunas se proyecta para 11 millones de personas, no se sabe cómo se harán las entregas y la vacunación es un tema que debe ser institucional, enfatizó.

“El mecanismo de la ley resuelve el problema de la compra inmediata, pero creo que no se está contemplando institucionalizar la vacunación, y más bien se piensa en abrir la vacuna al mercado” añadió Slowing.

La analista agregó que a su criterio, da ley va buscando que se privatice la vacuna, y que la población busque la vacuna como lo hace actualmente con las pruebas de covid-19. La lógica debió ser primero consensuar y luego planificar, pero eso no existió, señaló Slowing.

Entretanto, desde su cuenta oficia de Twitter el mandatario Alejandro Giammattei agradeció al Congreso de la República de Guatemala por haber aprobado la ley, y enfatizó que la aprobación es fundamental para logar la compra de las vacunas de forma ágil y a un precio más asequible.

En declaraciones anteriores, el presidente Giammattei indicó que estaban a la espera de las cotizaciones que pidieron para decidir en qué laboratorio se adquirirán las vacunas.

Proyección para la vacunación

De acuerdo con el Ministerio de Salud, se está planeando inmunizar a 11 millones de guatemaltecos en el 2021, en los que se priorizará al personal de salud que está en primera línea, a los mayores de 60 años y a los enfermos crónicos. No se vacunarán a menores de 18 años.

La ministra de Salud Amelia Flores, indicó que se ha estado trabajando con Moderna de Estados Unidos, para adquirir las dosis porque fue la última vacuna que se aprobó y porque tienen algunas condiciones favorables para obtenerla, además, si se llegan a acuerdos también comprarían la de Astrasenica de Oxford, Inglaterra que está a un menor precio. Agregó que si se necesitara comprarán las dosis a diferentes causas farmacéuticas.

Lea la nota completa aquí:

Autoría y edición

Periodista curioso, contador de historias invisibles. Creo en el periodismo riguroso y comprometido.

COMPARTE