La quema del diablo en año de COVID-19

COMPARTE

Créditos: Fotografía David Toro/PrensaComunitaria
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por David Toro

Las tradiciones de fin de año como la quema del diablo son resguardadas en las casas de las familias del centro histórico de la ciudad de Guatemala pese a que el 2020 fue un año complicado marcado por la pandemia de la COVID-19.

A las 6:00pm de este siete de diciembre, la familia Reina encendió fuego a la piñata de un diablo de 3.5 metros de altura como lo hacen cada año afuera de su casa en la 5ta calle de la Avenida Elena de la zona 3 capitalina.

Para Ivonne Reina la quema del diablo es una tradición especial que celebra desde que tiene uso de razón, “el ocho de diciembre es el día de la virgen de concepción, en la época de la colonia cuando no había energía eléctrica, se hacía la quema de basura y todo lo negativo que había de las casas para purificar y así mismo iluminar el paso de la virgen de concepción” indica Ivonne.

El enorme diablo de 3.5 metros que quemaron esta noche tiene un costo de Q800.00 en las piñaterías ubicadas en el Parque Colón en la zona 1, Ivonne decide encargar la fabricación del ejemplar más grande que pueda con dos semanas de anticipación, “para mi esta tradición es clave porque marca el inicio de la época navideña que tanto me gusta”.

En los alrededores de la zona 3 fueron varias las familias que salieron a quemar un diablo para acompañar esta tradición popular, sin embargo la pandemia sí impactó en algunos lugares, en el Barrio El Gallito de la misma zona debido a la situación económica que ha dejado el 2020 los vecinos decidieron no quemar el diablo de casi 5 metros que queman año con año junto a los fuegos artificiales posteriores.

A Pesar de las adversidades esta tradición que tiene sus orígenes en el siglo XVI con las fogatas de los feligreses que habrían paso a la procesión de la virgen de concepción, sigue vigente y ha sido reinventada, en otras partes de la ciudad como en la zona 5, vecinos decidieron quemar una piñata con muletas y con una cinta presidencial que decía “lord pajas” en señal de rechazo al actual presidente Alejandro Giammattei.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE