Eta y Iota agravan la inseguridad alimentaria en comunidades de Petén

COMPARTE

Créditos: Fotograma: Elmer Ponce
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Diego Petzey y Elmer Ponce

Comunidades de Sayaxché, Petén afectadas por las tormentas Eta y Iota siguen inundadas y hasta ahora la respuesta de las autoridades gubernamentales no ha llegado. Durante la emergencia provocada por los huracanes fueron autoridades y comunidades del vecino país de México las que evacuaron a las personas de varias comunidades del municipio.

Juan Carlos Hernández, alcalde auxiliar de la comunidad caserío el Puerquito, ubicada a 65 kilómetros de la cabecera departamental, narra que su comunidad está formada por 41 familias y todas perdieron cultivos y los granos básicos como el maíz que almacenaban para su alimentación para 2021.

Muchas familias perdieron más de cien costales de maíz, producto de todo un año de trabajo arduo. Ahora estas familias están albergadas en la escuela pública de su comunidad sin agua ni alimentos, pero la escasez seguirá por mucho más tiempo, incluso  durante todo el próximo año.

En todo el departamento de Petén se contabilizan 737 casos de niñez con desnutrición, según el último reporte actualizado hasta el 28 de noviembre del Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SIINSAN). Durante este año han fallecidos tres niños por desnutrición en este departamento, este último dato podría cambiar porque existen investigaciones en torno al fallecimiento de otros 6 menores de edad más, y las razones también se podría ser  por desnutrición.

La población exige una respuesta de parte de las autoridades para atender esta situación, hasta ahora la única vía de acceso que se tiene hacia la comunidad es vía acuática, a través del cauce del río Salinas.

En la comunidad el Puerquito la crisis es una contante, las inundaciones suceden año con año y esto daña la estructura de las viviendas por ello las personas del lugar constantemente reconstruyen sus casas.

En la comunidad Canaán, del mismo municipio, el agricultor Marcial Herrera muestra su plantación de tomates y chile afectado por una especie de hongo producido por la excesiva humedad y agua de lluvia, sorprendido dice que la tormenta “es como que si hubiera traído hongo, esto no había sucedido en años anteriores”.

Con tono molesto Marcial cuenta que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAGA) se comunicaron con él preguntando sobre las pérdidas, pero hasta ahora no se ha recibido ningún apoyo de parte del gobierno. Esta situación se ha repetido en años anteriores. 

El río se ha llevado todo, todo está perdido.

La incertidumbre es grande y se respira en el aire en estas comunidades,

Videos: Elmer Ponce.

Autoría y edición

COMPARTE