#EntreTormentas: cuatro comunidades siguen incomunicadas por colapso del único puente de ingreso en Izabal

COMPARTE

Créditos: Alva Batres
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Diego Petzey

Las comunidades el Quetzalito, Media Luna, Chicasaw y Quíneles de Puerto Barrios, Izabal, siguen incomunicadas porque la única vía de acceso sigue colapsada y hasta ahora no se ha obtenido respuesta de las autoridades, denuncia Edwin Cordón, alcalde comunitario de Media Luna.

Asimismo, integrantes del Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) de la comunidad Quíneles y Josué Ayala, alcalde comunitario del Quetzalito, exponen la necesidad de reparar el puente de acceso a sus comunidades, según dicen han gestionado con la municipalidad, pero sigue sin ser reparado el acceso.

La comunidad de Quíneles sigue en un albergue que los mismos comunitarios habilitaron en el salón comunal del Quetzalito luego de que la comunidad fuera destruida por las inundaciones causadas por Eta y Iota. La comunidad debe caminar aproximadamente 2 kilómetros para recibir algunas donaciones de víveres de parte de organizaciones como el colectivo Artesano y comunidad de San Martín de Porres de Puerto de Barrios. 

Las autoridades comunitarias informan que en la comunidad del Quetzalito viven 100 familias con unos 450 habitantes, en Quíneles 35 familias con 140 habitantes, en Media Luna 135 familias y unas 600 personas; y por último, en Chicasaw 110 familias y un aproximado de 500 personas.

Entre las comunidades suman un total de 380 familias afectadas y un aproximado de 1690 habitantes que no tienen acceso a sus comunidades por el colapso del único puente de acceso. Las autoridades comunitarias explican que ahora deben pasar en las propiedades de dos fincas bananeras de la empresa “COBIGUA”, pero no es seguro porque han tratado de hablar con el personal de las fincas para poder obtener paso provisional pero no han tenido respuesta. 

También es evidente que en las comunidades han dejado en suspenso las medidas de prevención de la covid-19, el hacinamiento en los albergues y la falta de información sobre la pandemia en las comunidades es un reflejo de que las instituciones gubernamentales como el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social ha disminuido sus acciones de prevención en los lugares afectados por las tormentas Eta y Iota.

Las comunidades perdieron sus cultivos de maíz, chile, loroco y ganado vacuno por las inundaciones causadas por las tormentas recientes. Esta realidad podría agudizar problemas de alimentación y desnutrición en el departamento de Izabal.

Fotos: Alva Batres

Autoría y edición

COMPARTE