El efecto mariposa

COMPARTE

Créditos: Fisica-Matematicas-Actualidad_348475399_103062338_1706x960

Por Patricia Cortez Bendfelt

Hace días que no escribo, pero esta navidad “atípica” me hace pensar que lo que en realidad aprendimos este año es el efecto mariposa y como todos estamos interconectados de alguna manera.

La teoría del caos propone que “si una mariposa bate las alas en Sudamérica se provocará un tifón en Asia”.

Lo que implica que “la menor de las acciones o la fuerza más pequeña puede ser capaz de generar eventos catastróficos” o “todo está conectado”. Siempre hemos sido fuente infecciosa para otros. Es imposible vivir en comunidad sin que “alguien” nos transmita alguna enfermedad.

De ahí que el cocinero que no se lava las manos resulta responsable de cientos de diarreas o hasta de muertes, el vecino que no limpia su patio nos asegura ser el foco de Dengue, Zika y Chikungunya, el que no vacuna a sus hijos puede llegar a ser el foco de una epidemia y así. Antes no nos importaba no lavarnos las manos, no lavar la fruta del super, no manosear las cosas en el super.

Este año nos quedó claro que todos dependemos de todos. Y que hay cosas que no son indispensables.

Es triste ver, sin embargo, que no todos aprendieron la lección: mientras más gente se reúna conmigo yo me estoy reuniendo con ellos y con todas las personas que se reunieron con ellos.

Si mi amigo se reunión con 3 personas antes de verme, y esas 3 personas se reunieron con 3 personas cada una, yo no me junto con mi amigo solamente: estoy juntándome con 9 personas y eso incrementa el riesgo.

Entender que lo que otros hace también incide en mi salud, debería hacerme cuidar de otros al cuidarme yo. Vacunarme, lavarme las manos, evitar contactos innecesarios no es solo para el COVID, es para toda la vida.

¿Este año se enfermó menos del estómago? ¿Este año le dieron menos catarros? ¿Este año no le dio dengue?

Si bien el COVID es mucho más infeccioso que el resto de enfermedades, la lección está ahí: cuidado. Y aunque vivir con cero riesgos es imposible, ya se dio cuenta que puede reducirlos.

Vivir en sociedad es una responsabilidad grande. cuidar de mi es cuidar de otros.

Esta navidad será diferente, no haremos grandes fiestas y tal vez muchos se quedarán solos. Ya encontramos que la tecnología puede acercarnos aunque sea un poco y eso también es una ventaja en estos momentos duros.

Esperemos que la mayoría hayamos entendido la lección: todo está conectado y todos dependemos de todo.

Autoría y edición

Médica salubrista, investigadora y escritora.

COMPARTE