Créditos: Elías Oxom
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Elías Oxom

La aldea Campur se ubica a 49 kilómetros del centro del municipio de Carchá, Alta Verapaz, está conformada por un aproximado de 10,000 personas de origen maya q’eqchi’. Los habitantes de dicha aldea antes de las tormentas Eta e Iota se dedicaban al cultivo de cardamomo, café, maíz y frijol.

Con el paso de las tormentas, el 5 de noviembre de este año, se inundaron las primeras casas en Campur. Desde esa fecha la vida de quienes habitan la aldea cambió totalmente, porque tuvieron que abandonar sus casas y trasladarse a los albergues temporales y algunos se trasladaron a alquilar en aldeas cercanas.

Crédito: Elías Oxom

Según informó Víctor Rogelio Caal Tun, autoridad comunitaria de Campur, un total de 441 familias que corresponde a un total de 5 mil personas quedaron damnificadas, Asimismo, se inundaron locales comunitarios como el Instituto Básico recién inaugurado, la escuela primaria, el centro de salud, la iglesia católica, la parroquia, una Iglesia evangélica y el mercado.

Crédito: Elías Oxom

Actualmente la aldea Campur no cuenta con servicio de salud, ni educación porque el centro de salud que atendía a los vecinos de Campur quedó totalmente bajo el agua, esto preocupa a los vecinos porque puede producir algún brote de dengue, malaria o el mismo covid-19. Actualmente se están atendiendo a los niños y a adultos mayores en una carpa en el caserío Tonichaj. Las autoridades comunales demandan la entrega de víveres y la habilitación de albergues que cumplan con las condiciones sanitarias.

Crédito: Elías Oxom

Autoría y edición

Periodista Maya Q'eqchi' en Alta Verapaz

COMPARTE