Un viaje a Quejá en San Cristóbal Verapaz, una comunidad abandonada por el Estado

COMPARTE

Créditos: Foto Aldea Quejá en San Cristobal Verapaz, Guatemala

Quejá es una de las comunidades indígenas de la microrregión de Santa Elena en San Cristóbal Verapaz, en el departamento de Alta Verapaz. Según el último censo de población del 2002, son 55 mil habitantes en el municipio, Quejá, Saqixim, Santa Rosa, Chepenal y las Minas forman parte de esta región, propensa a las inundaciones, uno de los principales riesgos naturales para la población mayoritariamente Maya Pocomochí.

Con la llegada de la tormenta tropical ETA, los pobladores de la comunidad de Quejá fueron testigos de una de las mayores tragedias vividas recientemente, el cerro colapso el 5 de noviembre y se derrumbó sobre las casas de la aldea, esto resultado de la intensa lluvia provocada por la tormenta que desde el 29 de octubre ha golpeado a Centroamérica. Debajo de una enorme avalancha de lodo, agua y escombros de árboles, quedaron soterradas muchas de las familias indígenas del lugar, así lo informó Amilcar Caal, uno de los profesores locales, quien además se convirtió en guía para todos los cuerpos de socorro y seguridad que llegaron al lugar.

El desbordamiento de ríos y varios deslaves de tierra hacen inaccesible el ingreso o salida de las personas a esta región de San Cristóbal, los cuerpos de socorro tuvieron que ingresar vía aérea y luego abrirse paso por dos derrumbes previos a esta comunidad ubicada a 42 kilómetros de Cobán y a 225 kilómetros de la capital. Las autoridades calculan que son 200 personas aproximadamente las que quedaron debajo de los escombros. Solamente a cuatro han podido rescatar sin vida.

Image for post
Foto Aldea Quejá en San Cristóbal Verapaz, Guatemala.
Image for post
Foto Aldea Quejá en San Cristóbal Verapaz, Guatemala.
Image for post
Foto Aldea Quejá en San Cristóbal Verapaz, Guatemala.

Dos días después, el llamado de los pobladores prácticamente es una súplica por ayuda, saben que hay diversos colectivos de la sociedad civil o de las instituciones estatales trabajando en el acopio de ayuda humanitaria y alimentación, las familias tienen más de 24 horas sin alimentos, informó desde la microrregión de Santa Elena el profesor. En este lugar permanecen unas 8 mil personas sin alimentación.

Desde el 29 de octubre el Centro Nacional de Huracanes y el Centro de Huracanes del Pacífico Central emitieron una alerta sobre la tormenta tropical ETA en la que describe los riesgos y peligros del paso por tierra de esta tormenta. Desde el 1 de noviembre la Coordinadora Nacional para los Desastres CONRED emitió un primer aviso a las 21:00 horas, alertando a las autoridades gubernamentales, municipales y comunitarias sobre la llegada de un frente frío y una semana de lluvias provocadas por ETA.

Durante ocho días el Gobierno de Guatemala no alertó a la población sobre los riesgos de la llegada de esta tormenta, tampoco emitió alertas, ni preparó acciones para la contingencia y ayuda de las comunidades frente a los posibles desastres de la tormenta. Un caso de inacción similar vivieron las comunidades de Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango con la erupción del volcán de Fuego en 2017, durante el gobierno de Jimmy Morales, con el resultado de miles de personas soterradas y desaparecidas.

De la pandemia no se habla, Alta Verapaz acumuló 2 mil 229 casos positivos COVID-19 al día 7 de noviembre y el resto del país los 111 mil 50 casos acumulados. En medio de la tormenta se tuvieron que habilitar albergues comunitarios que no cuentan con insumos para prevenir y contener la COVID-19, la gente no puede mantener el distanciamiento social. El Ministerio de Salud y la Comisión Presidencial contra la COVID-19 no trabajaron protocolos para la llegada de la tormenta Eta al país. De forma tardía el presidente decretó el estado de emergencia para nueve departamentos el viernes 6 de noviembre.

Quejá un testimonio desde el lugar de la tragedia

Caal explica vía telefónica que la ayuda debe de llegar vía aérea, porque en la mayoría de carreteras para las comunidades como en Santa Elena, los accesos terrestres están bloqueados. En la Aldea Quejá las personas quedaron soterradas, solamente lograron rescatar cuatro cuerpos, creen que la mayoría falleció en el alud, las autoridades identificaron a las primeras tres personas rescatadas: Josefa Cab (55 años), Kevín Gualín Cab (9 años) y a Danilo Calel Gualín (2 años y 6 meses), nombres publicados en Publinews el 6 de noviembre. Otras tres comunidades que se encuentran a la par de Quejá, la gente abandonó sus casas y fueron albergadas en dos comunidades cercanas, no tienen acceso vía terrestre.

Las familias en Quejá siguen desaparecidas bajo los escombros, llegaron varias brigadas de rescate, son cuatro los grupos que están trabajando para recuperar los cuerpos, entre estos está el ejército, los bomberos voluntarios y el equipo internacional de los Topos de México, Caal explica que por el momento solo esta lloviznando y que por la tarde bajó la intensidad de la lluvia. Las comunidades no tienen energía eléctrica lo que hace más complicada la comunicación hacia el exterior.

Quejá, Xepenal y Saquixim son las tres comunidades más afectadas, otras como Chicuz, Santa Elena y Gualeu, es en donde está la mayoría de las personas albergadas. En Gualeu se informó que hay 100 personas mayores sin contar a los niños, en Santa Elena hay 500 personas mayores, en Chicuz son 300 personas sin contar los niños, el resto de la gente fueron trasladados a Chicamán en el vecino departamento del Quiché.

“En el territorio de Santa Elena y Quejá en horas de la tarde apareció el sol, lo que permitió que los rescatistas sigan trabajando y coordinando de mejor manera el rescate de los cuerpos.” Afirmó Caal.

Del primero de noviembre al día tres, la CONRED emitió tres avisos sobre la tormenta, en el último numerado como el Aviso Informativo 44, a las 15:30 horas informa que los departamentos de Izabal, Alta Verapaz, Petén, y Quiche serían afectados por lluvias fuertes, en otros departamentos como Zacapa, Chiquimula y Jutiapa con lluvias moderadas solamente. Otros fueron afectados, municipios de Huehuetenango y Baja Verapaz, en donde ocurrieron derrumbes e inundaciones por el desbordamiento de ríos.

Giammattei aterrizó el sábado 7 de noviembre en el aeródromo de la ciudad de Cobán, uno de los municipios que más afectados por la tormenta — aún con el agua dentro de muchas casas-, las declaraciones fuera de lugar del presidente afirmando que llevó ayuda humanitaria a Alta Verapaz, provocaron el descontento de la ciudadanía, sumado el acto de discriminación del Gobernador departamental, Romel Manuel Veliz Castro en contra del alcalde indígena de San Pedro Carchá, Winter Coc Ba, provocaron una serie de protestas en contra de presidente y gobernador.

Image for post
Manifestacón en Cobán Alta Verapaz por presencia de Alejandro Giammattei en esta ciudad. Foto Daniela Torres.
Image for post
Image for post
Image for post
Image for post
Imágenes aéreas de la Aldea Quejá, fotos ejército de Guatemala.
Image for post
Tareas de rescate en la Aldea Quejá en San Cristóbal Verapaz. Foto ejército de Guatemala.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

Amílcar Caal Pop

COMPARTE