Sueños inundados de una comunidad Poqomchi’ de Alta Verapaz

COMPARTE

Créditos: Álvaro Pop

 Por David Toro

El paso de la depresión tropical Iota impacta a varias comunidades que acaban de sufrir los embates de la tormenta Eta, como el caserío  Saq’ixim en San Cristóbal Verapaz, que se ha convertido en un duro reflejo del abandono gubernamental durante las catástrofes; al  menos 200 familias permanecen en el área entre casas soterradas e inminente peligro porque que no tienen a donde ir y en el albergue local no hay agua ni comida.

Foto: Álvaro Pop.

 “Tantos sueños que se rompieron este año”, indicó un poblador de la comunidad de Saq’ixim, que con un tono de voz preocupado narró que debido al paso de Iota, el alcalde Ovidio Choc declaró este lugar de alto riesgo, el 16 de noviembre. Sin embargo, 200 familias no han salido del lugar y se encuentran cuidando sus pertenencias.

Otros 1 mil pobladores de Saq’ixim están dispersos en diferentes refugios, algunos decidieron resguardarse en los albergues del casco urbano de San Cristóbal, ubicado a más de 35 kilómetros de distancia, mientras que unas 25 familias permanecen refugiadas en la escuela primaria de Santa Elena, una comunidad ubicada a 4 kilómetros de Saq’ixim.

 “Como somos vecinos de Quejá y ahí hubo muchos muertos, nadie piensa en nosotros”, indicó Álvaro Pop, líder comunitario de Saq’Ixim. El día que las casas de esta comunidad quedaron soterradas, Quejá desapareció y al menos 49 personas perdieron la vida.

Foto: Álvaro Pop.

Desde el 16 de noviembre se han registrado nuevos deslaves de tierra en Saq’ixim por las constantes lluvias, “nosotros como autoridad comunitaria compartimos la advertencia de la municipalidad, se levantó un acta dejando constancia que las familias que decidieron no evacuar fueron alertadas”, señaló  Pop.

Iota se dispersó pero las lluvias continuarán

Aunque la depresión tropical Iota perdió fuerza, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), advirtió que las lluvias consistentes seguirán en el norte del país al menos hasta la tarde de este jueves 18 de noviembre.  

El último reporte de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), indica que Iota ha dejado hasta el momento 101,009 personas afectadas, 4,442 evacuados, 2,682 albergados de Izabal, Alta Verapaz, Quiché y Zacapa, además de unas 157 viviendas en riesgo.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE