La Brigada Médica Cubana cumple 22 años en Guatemala con 47 millones de consultas

COMPARTE

Créditos: Archivo
Tiempo de lectura: 3 minutos

En un año marcado por la pandemia de la COVID-19 y ataques políticos a su trabajo en diversas comunidades del país, la Brigada Médica Cubana cumplió este cinco de noviembre 22 años de servicio en Guatemala. En 1998 llegaron al país 11 médicos para apoyar en la atención de la emergencia provocada por el huracán Mitch y en 2020 ya suman 439 médicos cubanos que brindan sus servicios en más de 20 especialidades médicas.

Fue en mayo de 1963 cuando por primera vez en la historia de Cuba, una misión médica salió de la isla. En aquella ocasión se dirigieron a Argelia, África, que se encontraba saliendo de una guerra civil, pero fue hasta 1979 cuando el gobierno de Fidel Castro institucionalizó a las Brigadas Médicas Cubanas (BMC), que actualmente tienen presencia en 59 países del mundo con más de 28 mil médicos.

En Guatemala fue el gobierno del expresidente Álvaro Arzú, cuando en 1998 solicitó al gobierno cubano apoyo para dar atención a las poblaciones que fueron golpeadas por el huracán Mitch y el convenio de cooperación se firmó el 18 de septiembre de ese mismo año.

En la actualidad la misión es coordinada por la embajada de ese país y los médicos reciben un estipendio de Q7 mil quetzales del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (Mspas), por la labor que realizan en 18 hospitales nacionales ubicados en 16 departamentos y 111 municipios.

Además, en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), ubicada en Cuba, según los datos de la embajada cubana en Guatemala, se han graduado 1 mil 73 personas guatemaltecas que han recibido una beca para poder especializarse en medicina.

¿Dónde están los médicos cubanos y qué hacen?

De los 439 profesionales de la salud que actualmente están en Guatemala 385 pertenecen al Programa Integral de Salud con Compensación de Gastos (PISCG) y 54 son parte de la Misión Operación Milagro, fundada en 2005, con la inauguración de centros oftalmológicos en San Cristóbal, Alta Verapaz y Jalapa; tres más fueron inaugurados en Escuintla, Villa Nueva y San Marcos, este último instalado luego del terremoto que afectó a ese departamento el 7 de noviembre de 2012.

Un dato que destaca es que de los 258 integrantes del personal médico el 59% son mujeres y 180 son hombres.

La BMC en Guatemala está compuesta por 295 médicos especialistas, 74 enfermeras, 14 anestesiólogos y 56 profesionales en más de 19 especialidades médicas, desplegados en 16 departamentos de Guatemala y18 hospitales que representa el 72% del territorio nacional; 11 Centros de Atención Integral Materno Infantil (Caimi); 14 áreas de salud; 43 centros de salud y los cuatro centros oftalmológicos que fueron equipados por Cuba y que son valorados en US$1 millón 800 mil de dólares.

El año de la pandemia y ataques políticos

En agosto de 2020, el diputado de la bancada Todos, Felipe Alejos, solicitó al canciller Pedro Brolo expulsar a las más de 400 médicas y médicos cubanos bajo argumentos estrictamente ideológicos. Alejos, recientemente fue expuesto públicamente por el gobierno de Estados Unidos por su vinculación directa en casos de corrupción y ahora es parte de la lista de funcionarios guatemaltecos que a los que se les ha cancelado la visa por sus deudas pendientes con la justicia.

En medio de ese contexto de ataque, la brigada cubana siguió brindando sus servicios a la población guatemalteca y según el neumólogo Ernesto Jiménez, director de la BMC, solo en agosto se reportaron 35 médicas y médicos cubanos contagiados de COVID-19 en el país, mientras laboraban en servicios dedicados a la atención de la emergencia sanitaria en diferentes departamentos del país.

De 1998 a 2020, la BMC atendió más de 47 millones de consultas médicas en Guatemala, 494 mil cirugías y 298 mil intervenciones oftalmológicas, según los datos del informe de la Brigada a septiembre de este año.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE