Iota: nuevo huracán se acerca mientras Giammattei busca dinero del BCIE

COMPARTE

Créditos: Foto. Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN)
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por David Toro

El huracán Iota está a pocas horas de impactar Centroamérica, mientras las autoridades guatemaltecas esperan que se degrade a depresión tropical antes de llegar al norte del país; en medio de cuestionamientos por el manejo que se ha realizado de los recursos y donaciones durante la tormenta Eta, el presidente Alejandro Giammattei busca que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) otorgue “fondos verdes” para responder a la emergencia climática.

El huracán Iota, de categoría 5, según el reporte publicado la mañana de este 16 de noviembre por el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, está calificado en la máxima categoría de huracanes de la escala Saffir-Simpson, debido a que sus vientos alcanzan hasta 250 kilómetros por hora, lo que constituyen un grave peligro para las poblaciones que se encuentren en su trayectoria, ya que su fuerza puede provocar inundaciones potencialmente mortales al tocar tierra.

Se tiene previsto que el atlántico de Nicaragua y Honduras reciba el impacto de Iota la noche de este lunes, mientras que a Guatemala podría llegar hasta el próximo miércoles con menor intensidad, ya convertida en una depresión tropical similar a la tormenta Eta en la misma área geográfica que aún sufre los estragos causados hace 10 días.

Según el meteorólogo César George, del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), se considera que Iota impactará directamente a los departamentos donde pasa la Franja Transversal del Norte, como Izabal, Alta Verapaz, Quiché, Petén y Huehuetenango; además indicó que durante las últimas dos semanas se ha reportado el doble de la cantidad de lluvia que es normal durante estos meses en estas áreas. 

“El huracán está a 700 kilómetros de Puerto Barrios, por eso nosotros prevemos que sus bandas nubosas entren a partir de este martes, actualmente Iota mantiene una velocidad de 240 kilómetros por hora, debido al sistema que manejan estos huracanes hay que estar alertas porque en cualquier momento puede cambiar su trayectoria”, resaltó George.

Conred pide evacuar comunidades cercanas a ríos

Mientras Iota se acerca a las costas nicaragüenses, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), emitió un boletín donde hizo un llamado a evacuar a las comunidades aledañas a las cuencas de los ríos Motagua, Chixoy, Polochic, Usumacinta, la Pasión y la Paz; además la Conred pidió evacuar zonas cercanas a volcanes porque se prevé posibles lahares a consecuencia de la saturación de agua durante el paso de Iota en el país.

Previo a la publicación de esta nota se consultó con Conred y al Ejército sobre acciones concretas para evacuar a las zonas que fueron alertadas, sin embargo solo se pudo constatar que existen acciones en la aldea Entre Ríos de Puerto Barrios, Izabal, “de momento lo recomendado es la autoevacuación; si la Conred ordena que evacuemos personas así se hará”, indicó el coronel Rubén Téllez, director de prensa del Ejército.

Guatemala espera la llegada de Iota sin superar las secuelas de Eta, que en la primera quincena de noviembre dejó a 53 personas fallecidas, un millón de afectadas y 50 mil viviendas dañadas.

Giammattei busca nuevos fondos

La gestión del presidente Alejandro Giammattei en 10 meses de gobierno ha sido marcada por las emergencias y el cuestionamiento al manejo de los fondos que su administración ha dado; primero fue la pandemia de la COVID-19 donde diputados opositores y la sociedad civil señalan constantes deficiencias en la eficiencia de la ejecución presupuestaria y ahora con la llegada de la tormenta Eta muchas comunidades han permanecido hasta 15 días inundadas, incomunicadas y sin evidente apoyo gubernamental.

Este lunes el presidente Giammattei llegó a territorio hondureño, donde junto a su homólogo Juan Orlando Hernández pidieron al BCIE que active sus mecanismos para captar los Fondos de Cambio Climático, conocidos como fondos verdes, creados por Naciones Unidas (ONU) en 2010 y que son otorgados a una región o país cuando necesitan minimizar los efectos de una catástrofe a nivel humanitario.

Previo a la reunión, el presidente Giammattei aseguró que los fondos recaudados serán utilizados para un fondo de vivienda y otro agrícola, pero “se identificarán las zonas más vulnerables”.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE