Familias de Saqu’ixim abandonan albergue porque no hay agua ni alimentos

COMPARTE

Créditos: Alvaro Pop

Al menos 70 personas de la comunidad Saqu’ixim, San Cristóbal Verapaz, decidieron dejar el albergue de Santa Elena porque ya no tienen alimentos y tampoco ha llegado ayuda del Gobierno; hoy caminaron unos 4 kilómetros para volver a su comunidad a pesar de sus casas soterradas o la pérdida de sus cultivos, por lo que autoridades comunitarias piden realizar un análisis para determinar si el lugar aún puede habitarse.

Saqu’ixim es una de las comunidades Poqomchi’ de San Cristóbal Verapaz que resultó severamente golpeada por el paso de la tormenta Eta; unas 200 personas de esa comunidad, entre mujeres y niños, pasaron seis noches albergadas en la escuela primaria de la aldea de Santa Elena, a cinco kilómetros de su hogar, pero este jueves 12 de noviembre, unas 70 personas decidieron dejar las aulas de la escuela para intentan reubicarse en su comunidad porque no tienen suministros para sobrevivir.

Saqu’ixim ha pasado desapercibida a nivel mediático e institucional porque es vecina de la aldea Quejá, donde al menos 49 personas perdieron la vida por un alud que la devastó el pasado cinco de noviembre; aunque Saqu’ixim no reportó víctimas mortales, sus casas fueron soterradas, perdieron siembras de maíz y cardamomo y una semana después de huir de su comunidad para resguardarse decidieron volver a intentar rescatar algo que les permita conseguir alimentos.

“Ya no hay agua, ni comida, las condiciones son inhumanas por eso las personas por su cuenta decidieron regresar caminando 4 kilómetros por la montaña, allá no hay electricidad y existe temor por el riesgo de un nuevo derrumbe”, indicó Álvaro Pop un integrante del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode).

Pop destacó que la petición de las autoridades comunitarias de Saqu’ixim es que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), evalúe las condiciones del área para determinar si es habitable o no. El área de Quejá quedó inhabitable y además Pop señaló estar preocupado porque para regresar a sus terrenos sus vecinos está atravesando a pie el cerro de Los Chorros que sigue reportando derrumbes y mantiene incomunicada la carretera que conduce de San Cristóbal Verapaz a las comunidades afectadas.

Actualmente hay otros 70 pobladores de Saqu’ixim que se mantienen refugiados en la aldea de Baleu y según Pop existen opiniones divididas entre la población sobre volver o no, por las condiciones de riesgo, pero la poca ayuda gubernamental y la desesperación los está obligando a volver.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE