El desalojo de las familias q’eqchi de la comunidad Chinebal del que nadie sabe nada

COMPARTE

Créditos: Gilberto Escobar
Tiempo de lectura: 4 minutos

El pasado fin de semana la PNC realizó el desalojo de familias campesinas q’eqchi de la comunidad Chinebal, del departamento de Izabal. Horas después se reportó un fallecido varios heridos y el desplazamiento a zonas montañosas. Hasta el momento solo están los relatos de las personas que vivieron el incidente.

La mañana del sábado 31 de octubre llegó un grupo de aproximadamente 2 mil elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) a la comunidad de Chinebal con el objetivo de realizar un desalojo de las familias campesinas maya q’eqchi de esa comunidad, ubicada en el municipio de El Estor.

Image for post

Fernando Juc, uno de los abogados que tiene comunicación con la comunidad relató que el desalojo se dio de forma violenta y necesitaron durante el operativo unos 2 mil agentes.

En la tarde de ese sábado la PNC emitió un comunicado en plataformas sociales en el que informaron sobre el desalojo. Sobre ese hecho, la PDH confirmó el asesinato del campesino José Choc Chamán. Al consultar con el jurista Juc, también confirmó el asesinato del comunitario. Hasta ahora se desconocen detalles del fallecimiento, pero el abogado dijo que había sido por las balas disparadas por los policías.

Image for post

El abogado Juc expresó su preocupación por qué al ocurrir el desalojo varias personas, entre ellas niñas y niños salieron asustadas a internarse en la zona montañosa del lugar para resguardarse de la agresión policial.

Un comunitario que prefirió el anonimato debido al ambiente convulso que se vive en el territorio narró que cuando la policía llegó “botaron las puertas con patadas, abrieron las casas, se llevaron televisores, bicicletas, y ese día las gallinas que robaron de varios hogares sirvieron de almuerzo para los agentes de la PNC, todo fue muy doloroso”.

Nadie sabe nada

Al consultar a Edwin Monroy, vocero de la PNC, respondió que están a la espera de alguna información de los hechos ocurridos. Al consultar a Ruth del Valle de la PDH, replicó que no tienen conocimiento de lo que ocurrió en la comunidad de Chinebal.

En un pinponeo de llamadas con las comisarías de la PNC del Estor y Morales, la única información que obtuvimos de un policía que se identificó como del Cid, fue: “el comisario Palma le puede dar información, nosotros no sabemos nada de lo que usted está preguntando”.

Astrid Franco de la PDH de Izabal, aseguró que no brindaron acompañamiento al desalojo, y que hasta el momento no tiene mayor información de lo que las personas de Chinebal denuncian.

Por su parte, Lidia Mercedes, fiscal del Ministerio Público (MP) de Morales, quien estuvo en el levantamiento del cadáver del comunitario, informó: “en primer lugar no hubo tal desalojo, aparentemente la muerte del comunitario se dio por enfrentamiento entre pobladores y la PNC”.

Solo en redes sociales

El 31 de octubre la PDH público en su página oficial de Twitter que ante bloqueo del camino a la empresa Naturaceites, por pobladores de Chinebal, la Auxiliatura recomendó el diálogo entre líderes y autoridades.

ambién el Comité Campesino del Altiplano (CCDA), se pronunció para rechazar el desalojo y la manera violenta de parte de la PNC y hicieron un llamado al mandatario Alejandro Giammattei para frenar los ataques contra las comunidades indígenas y campesinas.

Image for post

“No somos ladrones, no es posible que nos maten”

“Yo venía de regresó de buscar leña en bicicleta cuando vi que los policías estaban en la carretera, y eran bastantes. Comenzaron a disparar a la comunidad, tuve que tirarme de la bicicleta y dejar mi carga de leña para resguardar mi vida”, relató un comunitario que vivió de cerca el desalojo y que por temor prefirió resguardar su identidad.

El comunitario agregó que ese día “desde lejos comenzaron a disparar los policías y sin dialogar con la gente, tuve que correr para mi casa, no se miraba nada por el humo de los disparos, solo pude ver que habían mujeres y niños, lo cual me estremeció al verlos. Las personas comenzaron a huir a las montañas, varias continúan perdidas y se ha emprendido la búsqueda de las mismas”.

Image for post

Los comunitarios con quien se logró contactar expresaron “Nosotros no somos ladrones y no es posible que nos maten así, esto sucedió como a las 9:30 de la mañana, ahora lo único que estoy escuchando en voz de los mayores es que vamos a regresar a las prácticas del año 1982”.

Uno de ellos dijo que al acercarse al lugar en donde se encontraba el cadáver los policías que estaban juntó al Ministerio Público le dijeron: “váyanse a la mierda hijos de la gran puta aquí no tienen que ver nada ustedes”, con esa expresión, agregó, les quedaba claro que los policías no iban a dialogar. Al final, se llevaron el cadáver y no informaron a la comunidad que iba pasar después con él.

Image for post

“Fue hasta el lunes 2 de noviembre que enterraron a la persona asesinada, los familiares lo fueron a traer a Puerto Barrios, la gente lloró mucho pero ya nada se puede hacer, era una buena persona, su profesión de albañilería le concedió un reconocimiento y respeto en la comunidad, él era un trabajador y no un delincuente”, relató el testigo que recuerda los hechos ocurridos el 31 de octubre.

Autoría y edición

Periodista curioso, contador de historias invisibles. Creo en el periodismo riguroso y comprometido.

COMPARTE