Créditos: Salón Fotográfico del Sur
Tiempo de lectura: 3 minutos

El Salón Fotográfico del Sur nació de una charla en WhatsApp entre dos fotógrafos de Godoy Cruz, Argentina, y se convirtió en una exposición en plena pandemia y en el libro SuR que ha llegado hasta la Antártida. El proyecto aglutina más de 100 fotos monocromáticas de aficionados y profesionales que han documentado la pandemia de la COVID-19 en 20 países de los cinco continentes. Prensa Comunitaria forma parte de esta sinergia fotográfica.

Estamos atravesando un momento histórico para la humanidad, la pandemia de la COVID-19 ha supuesto cambios y sucesos trascendentales en nuestras sociedades. Estos procesos están siendo documentados a través de imágenes todos los días por fotoperiodistas o cualquier persona que con su cámara o teléfono celular retrata la nueva covidianidad y su entorno.

Los fotógrafos argentinos Juan Ignacio Blanco y Orlando Javier Pelichotti tuvieron la idea de crear una muestra sobre la fotografía periodística en tiempos de pandemia. Al inicio pensaron hacerlo únicamente con fotógrafos locales, pero decidieron lanzar una convocatoria por redes sociales y contactar periodistas de diferentes países. Luego de un proceso de selección eligieron 114 fotos de 20 países.

Image for post
Orlando Pelichotti y Juan Ignacio Blanco (de izquierda a derecha). Fotografía/ Salón Fotográfico del Sur.

Prensa Comunitaria forma parte de la primera edición de esta muestra a través de la fotografía “los Indispensables”, captada en el mercado la Terminal, de la ciudad de Guatemala, durante los primeros 20 días de pandemia en el país, por el periodista David Toro, de 24 años, quien forma parte del equipo de esta agencia de noticias desde agosto de 2018. Durante este tiempo se ha enfocado en aprender a contar historias con imágenes y palabras. Toro fue contactado por el equipo del Salón Fotográfico de El Sur a través de Instagram y es uno de los dos guatemaltecos junto a Fabricio Alonzo que forman parte de los 114 cuadros seleccionados.

Image for post
Los Indispensables: Durante la pandemia los vendedores del mercado la “Terminal” han sufrido grandes pérdidas por las restricciones de movilidad y transporte. Los mercados se han convertido en focos de contagio del nuevo coronavirus, sin embargo han sido indispensables para la alimentación. (David Toro Prensa Comunitaria).

Juan Ignacio Blanco, quien actualmente labora para la Municipalidad de Godoy Cruz, cuenta que a pesar de la pandemia estaban decididos a realizar una presentación física, gracias a la gestión de la dirección de prensa del municipio se logró realizar las impresiones y la muestra se inauguró el 19 de julio en el Centro Patrimonial y Artístico Cristoforo Colombo.

Las fotografías plasman aspectos de la condición humana y de la vida cotidiana en tiempos de pandemia. Los participantes son diversos, desde personas que toman fotografías desde su celular y que nunca habían tenido oportunidad de estar en una exposición, hasta fotógrafos experimentados en el periodismo, como Eduardo Longoni, de Argentina, y reconocido por su trabajo documental durante la dictadura a finales de la década de 1970 y a principio de la de 1980.

El libro SuR llega a la Antártida

Las 114 fotografías, ahora son parte del libro SuR, que ya está dentro de la biblioteca de la emblemática base militar argentina Marambio, ubicada en la Antártida, a más de 3 mil kilómetros de distancia de Buenos Aires. Para Blanco, uno de los promotores de la muestra “es un sueño para cualquier argentino llegar hasta Marambio y ahora fue posible a través de la versión digital del libro”.

En palabras de Blanco fue indispensable para este proceso el apoyo de Kardo Kosta, de Suiza, en el asesoramiento visual y posteriormente el apoyo de Eduardo Longoni, quien escribió el prólogo del libro SuR, que fue presentado el 24 de octubre en la Base Militar Marambio, ubicada en la Antártida, Argentina.

Blanco dijo que de los logros más importantes del Salón Fotográfico del Sur fue haber conseguido la convivencia de diferentes generaciones de fotógrafos; que abrió la puerta a personas que nunca habían tomado fotografías, “las redes sociales y los en vivos dieron la posibilidad a mucha gente de ser parte de una muestra fotográfica”.

Autoría y edición

COMPARTE