Créditos: Frontline defenders
Tiempo de lectura: 4 minutos

Sobre la situación

El 28 de octubre de 2020, la periodista y defensora indígena maya K’iche Anastasia Mejía compareció ante una jueza del Juzgado de Santa Cruz del Quiché en lo que fue su audiencia de primera declaración después de más de un mes bajo arresto en el centro de detención de Quetzaltenango.

El 28 de octubre tendrá lugar la segunda audiencia del juicio de la defensora de derechos humanos Anastasia Mejía Tiriquiz. Una jueza del Juzgado de Primera Instancia de Santa Cruz del Quiché pospuso previamente la audiencia programada para el 8 de octubre de 2020, pese a que la defensora se presentó a la audiencia virtual. Desde su arresto el 22 de septiembre de 2020, no se le ha permitido dar una declaración de defensa en el centro de detención de Quetzaltenango.

30 Octubre 2020

Imponen vinculación a proceso a la periodista y defensora indígena maya K’iche Anastasia Mejía

El 28 de octubre de 2020, la periodista y defensora indígena maya K’iche Anastasia Mejía compareció ante una jueza del Juzgado de Santa Cruz del Quiché en lo que fue su audiencia de primera declaración después de más de un mes bajo arresto en el centro de detención de Quetzaltenango. La defensora fue vinculada a un proceso penal por los supuestos delitos de “sedición y atentado agravado”y desde el 29 de octubre quedó en situación de arresto domiciliario tras el pago de una fianza de 2.500 dólares. Los delitos de robo e incendio agravado fueron anulados por falta de evidencia.

La jueza decidió ligarla a proceso por su supuesta participación en la protesta pacífica del 24 de agosto en Joyabaj, departamento de Quiché, en contra de la gestión del alcalde Francisco Carrascosa durante la pandemia COVID 19. El proceso de Anastasia Mejía ha estado copado de irregularidades, incluyendo violaciones al debido proceso. Pese a que la ley guatemalteca en el artículo 9 de la constitución, establece que la audiencia inicial debe realizarse en menos de 24 horas después del arresto, la defensora solo pudo rendir su declaración 36 días después.

Anastasia Mejía tiene una larga trayectoria defendiendo la libertad de expresión pese al clima hostil para ejercer este derecho legítimo y pese a la discriminación, persecución y criminalización por expresar su identidad indígena.

Front Line Defenders condena enfáticamente la criminalización de Anastasia Mejía quien únicamente ejercía sus actividades legítimas y pacíficas en defensa de los derechos humanos en Guatemala, por lo que insta a su inmediata liberación, así como el cese de cualquier otra acción judicial irregular que viole el debido proceso.

23 Octubre 2020

Múltiples irregularidades en el juicio de la defensora de derechos humanos indígena Anastasía Mejía

El 28 de octubre tendrá lugar la segunda audiencia del juicio de la defensora de derechos humanos Anastasia Mejía Tiriquiz. Una jueza del Juzgado de Primera Instancia de Santa Cruz del Quiché pospuso previamente la audiencia programada para el 8 de octubre de 2020, pese a que la defensora se presentó a la audiencia virtual. Desde su arresto el 22 de septiembre de 2020, no se le ha permitido dar una declaración de defensa en el centro de detención de Quetzaltenango.

Anastasia Mejía Tiriquiz, es defensora indígena maya k’iche’ y periodista y directora en la emisora Xol Abaj Radio y TV, en donde sensibiliza a la ciudadanía sobre casos de corrupción y documenta movilizaciones sociales en relación con la problemática indígena en el municipio de Joyabaj, departamento de Quiché.

El 8 de octubre de 2020, una jueza de primera instancia del Juzgado Santa Cruz del Quiché aplazó la audiencia de imputación de cargos de la defensora y periodista Anastasia Mejía. La jueza argumentó que la sala de videoconferencia de la cárcel de Cantel, — donde fue traslada la defensora para la audiencia — estaba ocupada y se negó a esperar a que estuviera disponible. La abogada de la defensora solicitó la defensa de Anastía bajo la garantía de libertad provisional, sin embargo la jueza rechazo la petición y fijó la audiencia hasta el 28 de octubre de 2020. Sin embargo, el marco legal de Guatemala, establece que únicamente se inhibe de dejar en libertad provisional en riesgo de fuga.

El 22 de septiembre de 2020, la Policía Nacional Civil (PNC) arrestó a la defensora Anastasia Mejía Tiriquiz, en la estación de radio Xol Abaj Radio en el municipio de Joyabaj, departamento de Quiché, por los delitos fabricados de sedición, atentado con agravaciones específicas, incendio agravado y robo agravado. Previo a su detención la defensora no recibió notificación de los presuntos cargos en su contra, sin embargo el juzgado Santa Cruz del Quiché emitió una orden de aprehensión días antes del arresto.

Los cargos en contra de la defensora son motivados por su participación y cobertura de la protesta pacífica del 24 de agosto en Joyabaj contra el alcalde Francisco Carrascosa. Los manifestantes denunciaban irregularidades del alcalde en la gestión de recursos destinados a la atención de la contingencia de la pandemia COVID 19.

Tras su detención arbitraria se fijó una audiencia de imputación de cargos para el 8 de octubre, pese a que la ley guatemalteca en el artículo 9 de la constitución, establece que la audiencia inicial debe realizarse en menos de 24 horas después del arresto. A la fecha Anastasia Mejía cumple 31 días en prisión preventiva en el departamento de Quetzaltenango, sin que se halla siquiera procedido a la toma de su declaración como lo dicta la ley.

El caso de la defensora y periodista Anastasia Mejía no es un caso aislado de hostigamiento judicial. Front Line Defenders ha llamado la atención sobre la restricción a la libertad de expresión en Guatemala desde el año 2017 y el aumento notable de violaciones a los derechos humanos en contra de periodistas en el 2020, incluyendo ataques digitales, hostigamiento judicial y criminalización por cargos fabricados.

Front Line Defenders está profundamente preocupada por la seguridad e integridad de Anastasia Mejía. Front Line Defenders expresa preocupación por el clima hostil para ejercer el derecho legitímo a la libertad de expresión en Guatemala. Es de particular preocupación para nuestra organización la violación al debido proceso durante y después de la detención de Anastasia Mejía, negándole el derecho a defenderse adecuadamente ante los delitos que se le imputan. Front Line Defenders cree que además de la restricción a la libertad de expresión, los y las periodistas rurales e indígenas han sido particularmente objeto de discriminación, persecución y criminalización por expresar su identidad cultural o indígena.

Nota publicada originalmente en:

https://www.frontlinedefenders.org/es/case/multiple-irregularities-trial-indigenous-woman-human-rights-defender-anastasia-mej%C3%ADa

Autoría y edición

frontlinedefenders.org

COMPARTE