Créditos: Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala (MINEX)

Giammattei se alinea con la política internacional de los Estados Unidos contra Venezuela. Acreditó a la nombrada embajadora por un autoproclamado presidente y lo hace en el mismo acto en el que participa el nuevo embajador estadounidense, William W. Popp.

En un acto celebrado en el Palacio Nacional de la Cultura, el 19 de octubre, el presidente Alejandro Giammattei recibió las cartas de acreditación de los embajadores de los Estados Unidos, Suecia, Unión Europea, España, Italia, Nicaragua y El Salvador.

En ese mismo acto, el presidente rompió con el protocolo y decidió incluir a la venezolana María Teresa Romero, quién fue designada como embajadora de Venezuela para Guatemala por el autoproclamado presidente “encargado”, Juan Guaidó. Así lo confirmó la cancillería guatemalteca al diario La Hora.

Image for post
Fotografía: Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala (MINEX)

Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez​​ es un empresario venezolano, de 37 años. Fue electo como diputado por el estado de la Guaira y fue presidente del parlamento venezolano. Desde enero de 2019, en oposición al gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros, se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela y fue reconocido en ese momento por un grupo de 14 países, todos alineados a la política de los Estados Unidos; ese mismo año, Jimmy Morales y la canciller Sandra Jovel fueron los encargados de avalar este suceso.

El reconocimiento de Romero como embajadora de un país que no la acredita para ejercer tal cargo en Guatemala no es una sorpresa. Las hostilidades de Guatemala hacia Venezuela no son nuevas, pero se reafirman con la llegada del embajador W. Popp.

Giammattei intentó viajar en octubre de 2019 a Venezuela para reunirse con la oposición venezolana, seria recibido por Guaidó, pero inmediatamente a su ingreso a ese país suramericano y haciendo uso de un pasaporte que le acredita como ciudadano italiano, fue deportado inmediatamente para Guatemala. Siendo este el primer escándalo internacional del ahora presidente guatemalteco, quién a su regreso decidió que rompería inmediatamente las relaciones diplomáticas con Venezuela cuando tomara posesión del cargo.

Romero es politóloga, periodista y escritora, tiene 68 años, y radicó en la ciudad norteamericana de Miami.

La política internacional de Giammattei, de la mano de Pedro Brolo, reafirmó su apuesta por un personaje como Juan Guaido, quién hasta enero de 2019, mantenía relaciones con una organización de paramilitares vinculada al narcotráfico colombiano llamada los “Rastrojos”. Que en la última década se consolidó como el cartel de la droga más grande de Colombia. Fotos revelan vínculos de Juan Guaidó con el paramilitarismo colombiano.

En enero de este año, el presidente Giammattei, a pocos días del nombramiento como presidente, diez meses después acredita a la designada por el auto proclamado presidente como embajadora de ese país en Guatemala. Tanto el canciller Pedro Brolo como el presidente violan las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, acreditando a una persona bajo una figura inexistente y antijurídica con el nombramiento de la señora Romero. De esa manera lo denuncia el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores del Gobierno Bolivariano de Venezuela en casos similares, España (25 de octubre) y Brasil (10 de octubre) ocurridos este años y que son un claro ejemplo de esto.

Aunque Romero se encontraba viviendo en el país varios meses atrás, fue acreditada en el mismo acto que el nuevo embajador W. Popp, quien fue designado por el presidente Donald Trump para sustituir a Luis Arreaga. Popp tiene experiencia en Colombia, Brasil y Nicaragua, como cartas de presentación de los últimos 3 años.

Popp participó en la estrategia de los Estados Unidos desde Brasil para introducir supuesta ayuda humanitaria a través de camiones dentro del territorio de Venezuela, según el diario La Colonia Digital en Uruguay. Popp además se reunión con el canciller brasileño Ernesto Araújo, y con María Teresa Belandria, designada por el líder opositor venezolano Juan Guaidó como embajadora de Venezuela en Brasil, en el hangar donde se realizaron las donaciones, versión confirmada por el diario la Tercera Chile.

Las tensiones entre Brasil, Colombia y Venezuela se colocaron en momentos críticos a tal punto de la posibilidad de una intervención militar, en la que incluso participaría el Comando Sur del ejército de los Estados Unidos, apoyada por Duque y Bolsonaro. Comando que también tiene presencia en Guatemala. No es casual entonces que William W. Popp retome la agenda contra Venezuela, desde la posición de Giammatte como un aliado más. Senadores denuncian que tropas de EE.UU. en Colombia asesorarían a grupos irregulares

¿De qué soberanía hablará Giammattei y su Gobierno?

Image for post
Fotografía: Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala (MINEX

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE