Exparamilitar es enviado a juicio por delitos de violencia sexual contra mujeres achí

COMPARTE

Créditos: David Toro
Tiempo de lectura: 3 minutos

El juez Miguel Ángel Gálvez, del juzgado de mayor riesgo B, resolvió enviar a juicio a Francisco Cuxum Alvarado, exmiembro de las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC), por considerar que existen los elementos suficientes sobre su participación en el caso de violencia sexual contra 36 mujeres achí de Rabinal, Baja Verapaz en 1981.

Durante la audiencia de etapa intermedia realizada el miércoles 7 de octubre de 2020, Cuxum Alvarado también fue acusado por el Ministerio Publico (MP) por haber sido parte de un grupo de paramilitares que llegó a la comunidad de Río Negro, el 13 de marzo 1982, donde el Ejército perpetro una masacre en el Cerro Pocoxam de Rabinal Baja, Verapaz. En ese hecho unas 400 personas fueron asesinadas, muchas de las víctimas fueron niños y niñas.

Image for post
Foto: David Toro

La abogada Haydeé Valey, en representación de las 36 mujeres maya achí víctimas de violencia sexual, informó vía telefónica que “dentro del mismo proceso hay otro grupo de expatrulleros que están siendo procesados por esos hechos, esto es un caso complejo porque hay más autores materiales, hay una cadena de mando la cual tiene una responsabilidad que se vincula la zona militar número 21 de Cobán”.

El expatrullero es señalado por participar en la masacre de la comunidad Río Negro en el Cerro Poxom, en marzo de 1982, cuando fueron masacradas de 177 personas, en su mayoría eran niños y niñas. Por ello, las mujeres víctimas esperan que la justicia pueda juzgar no solamente a Cuxum Alvarado, sino también a otros expatrulleros responsables también de delito de violencia sexual.

La lucha de las mujeres achí por buscar la justicia ha llevado al menos 10 años y las primeras denuncias fueron presentadas en 2011, luego en el 2012 y otras mujeres tomaron el valor de denunciar a sus victimarios en 2014, después de 40 años de haber sido víctimas de abuso sexual. Según la abogada Valey este es un pequeño paso pero significativo que abre las puertas a la posibilidad que este juicio exponga todo lo que vivieron las víctimas

Image for post
Foto: David Toro

Durante la guerra y el genocidio cometido contra algunos pueblos indígenas las dictaduras militares les acusaron de ser subversivos y por ello fueron blanco de la política contrasubversiva que asesinó, desapareció a miles de personas, y en el caso de las mujeres fueron víctimas de violencia sexual, como el caso de las abuelas de Sepur Zarco. Mostrando un patrón de mando que realizó el Ejército durante los primeros años de la década de 1980.

Para la abogada Valey, lo sucedido hace 40 años tiene un punto de conexión con la construcción de la hidroeléctrica Chixoy, por eso, dice, es importante considerar su vigencia debido a los múltiples proyectos hidroeléctricos y mineros impuestos por los gobiernos en apoyo a empresas transnacionales y nacionales sin realizar las consultas a las comunidades originarias y para las mujeres víctimas este caso es bastante significativo.

Cuxum Alvarado, de 65 años, fue deportado el 29 de enero de los Estados Unidos al país y luego fue detenido por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), después de estar 14 años indocumentado en la ciudad de Waltham, Boston, Estados Unidos.

Hasta el momento no hay fecha para el inicio del juicio, pero el 13 de octubre habrá una audiencia de ofrecimiento de pruebas.

Autoría y edición

Periodista comunitario, Maya Q'eqchi. Criminalizado en 2017 por su labor periodística en El Estor Izabal.

COMPARTE