Créditos: David Toro
Tiempo de lectura: 3 minutos

Luego de superar entrampados procesos burocráticos durante 18 años, este viernes 30 de octubre fue develado el mural Nuestros Mártires Universitarios, en un acto que busca dignificar la vida y el legado de 755 personas, entre estudiantes, profesores y trabajadores de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), que fueron asesinadas o desaparecidas durante el Conflicto Armado Interno en Guatemala.

En contraste al homenaje y a la asistencia de varios familiares y amigos de las víctimas de violencia, el rector Murphy Paiz recibió fuertes expresiones de rechazo y cuestionamientos por su gestión al frente de esa casa de estudios.

Image for post
Mayarí De León, hija de Luis de Lión, escritor secuestrado en mayo de 1984, aseguró que no se puede construir el futuro
dejando en el olvido la historia de lucha de las personas que fueron desaparecidas o asesinadas durante la guerra en Guatemala.
Image for post
Los nombres de unas 250 personas, entre estudiantes y profesores universitarios, están pendientes de ser incluídos en el mural conmemorativo; Jorge Arreaga de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de 1978, solicitó a los familiares de las personas desaparecidas o asesinadas que puedan colaborar con información que facilite la identificación de los datos pendientes.
Image for post
Renee De Flores pareja de Alberto Flores y Ada Melgar hija de Hugo Melgar, indicaron que sus familiares fueron desparecidos por la labor política y social que realizaban desde sus puestos docentes y administrativos en la USAC.
Image for post
Renee De Flores pareja de Alberto Flores y Ada Melgar hija de Hugo Melgar, indicaron que sus familiares fueron desparecidos por la labor política y social que realizaban desde sus puestos docentes y administrativos en la USAC.
Image for post
Diferentes generaciones de estudiantes sancarlistas se hicieron presentes, en su mayoría todos con historias relacionadas a familiares o amigos que fueron desaparecidos forzadamente durante la guerra.
Image for post
Anaite García sostiene la fotografía de su primo Horacio Mendizábal García, uno de los arquitectos de la USAC detenidos y desaparecidos por las fuerzas militares del Estado en 1981 y que nunca pudieron volver a su casa.

Fotografías: David Toro





Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE