Créditos: Gilberto Escobar
Tiempo de lectura: 9 minutos

Luego de dos audiencias sin realizar y una tercera que duró más de 10 horas, la jueza Susy Pérez, del juzgado de primera instancia penal de Santa cruz del Quiché ligó a proceso a la periodista Anastasia Mejía Tiquiriz, la lideresa Petrona Siy Castro y a Manuel Hernández por los delitos de sedición, incendio y atentado agravado.

Por Gilberto Escobar

En una audiencia de primera declaración que duró más de 10 horas la jueza Susy Elizabeth Pérez Cabrera, del Juzgado de Primera Instancia Penal de Santa Cruz del Quiché, ligó a proceso penal a la periodista comunitaria y comunicadora social de Xol Abaj Radio y Xol Abaj TV, Anastasia Mejía Tiriquiza , así como de Petrona Siy, comerciante y presidenta de la Asociación de Comerciantes de Joyabaj, y a Manuel Hernández, hombre k’iche’.

Alrededor de las 10:00 de la noche del miércoles 28 de octubre, la jueza resolvió otorgar una medida sustitutiva y el pago de una multa de Q20 mil por cada una para que puedan recobrar su libertad, además ordenó la restricción del ejercicio periodístico de Anastasia Mejía y de no acercarse a las autoridades municipales.

El abogado de Florencio Carrascoza, alcalde municipal de Joyabaj; y Casimiro Hernández, fiscal del Ministerio Público (MP), solicitaron que los sindicados pagaran una multa de Q 100 mil, y que fueran enviados a prisión preventiva, pero la solicitud fue denegada por la jueza Pérez Cabrera.

Al terminar la audiencia el vehículo que debía trasladar a Anastasia Mejía y Petrona Siy de vuelta a la prisión de la cabecera departamental de Quetzaltenango, había regresado antes de finalizar el proceso y ambas debieron pasar la noche en el Centro Preventivo para Hombres de Santa Cruz del Quiché.

Image for post

La madrugada del 28 de octubre

El miércoles por la mañana en la ciudad de Santa Cruz del Quiché, una ciudad ubicada en el occidente del país, todo transcurría con tranquilidad. Afuera del edificio donde está juzgado donde se llevaría a cabo la audiencia de Anastasia, Petrona y Manuel habían varias personas de organizaciones a la espera de la cita en la que se les informaría de las acusaciones en su contra.

Aun sin la luz completa del sol, Ángel Tzita, esposo de Mejía Tiriquiz, corría de un lado a otro cargando bolsas negras en sus manos, en las que llevaba ropa y alimentos para entregarle. La periodista había sido trasladada el 27 de octubre durante la noche por el Sistema Penitenciario de la cárcel de mujeres de Quetzaltenango a la de hombres de Santa Cruz del Quiché. Por las características del vehículo las acusadas estuvieron durante el camino expuestas a la lluvia. Llegaron a las 21:30 horas y pasaron toda la noche y madrugada con la ropa completamente mojada, tuvieron que esperar hasta que las autoridades les permitieran cambiarse de ropa, previo al inicio de la audiencia.

El apoyo a la periodista y a la líder

Varias personas de organizaciones de mujeres y líderes comunitarios que acompañaron el proceso llegaron hasta el edificio del juzgado. Afuera, prepararon en una de las baquetas sillas plásticas porque sabían que la audiencia podría durar horas.

La audiencia se retrasó una hora, y mientras se esperaba a que diera inicio, varias personas se hicieron presentes para mostrar su solidaridad y pedir justicia y liberación de las sindicadas. Organizaciones, familiares y autoridades de la comunidad, llevaron carteles con peticiones de libertad, música y flores para acompañarlas. Al llegar, fueron recibidas con palabras de “¡No están solas, estamos con ustedes!”. Entre algunas de las acompañantes, se encontraba Sandra Lucas, representante de Chilam Balam, María Lucas, alcaldesa de la Alcaldía Indígena de Santa Cruz del Quiché y Sebastiana Par, autoridad indígena.

Previo a ser llevadas a la audiencia, Anastasia y Petrona estaban en un espacio de la cárcel para hombres y fueron trasladas a las 10:30 a.m. para estar presentes en la audiencia que estaba programada para las 11:00 a.m. Afuera del juzgado y de la cárcel se concentraron personas para mostrar su apoyo a las dos mujeres que hasta el 27 de octubre sumaban más de 35 días en prisión. “Va salir libre hoy, va salir”, eran algunas de las palabras de aliento y de esperanza que las personas que se encontraban en las afueras no dejaron de pronunciar durante la jornada.

La distancia entre la cárcel para hombres de Santa Cruz del Quiché y el juzgado se reduce a una caminata de dos minutos a paso lento, pero el 28 de octubre los dos minutos se ampliaron a 10.

Anastasia y Petrona salieron juntas de la cárcel, un guardia abrió la reja de ese lugar y a pasos pequeños pero apurados salían las dos mujeres que permanecían privadas de libertad desde el 22 de septiembre. Vestían su traje, al salir un grupo de mujeres se acercó y colocó con mucha delicadeza sobre sus manos dos rosas (una blanca y una roja). Le emoción del momento hizo que las lágrimas rodaran en los rostros de varias de las personas que la acompañaron y que esperaban con ansias ese momento.

Anastasia y Petrona caminaron como hermanas, iban agarradas de la mano a pesar de las esposas, el tráfico se paralizó, caminaron en medio de la calle principal. A menos de 20 pasos del edificio del juzgado a las dos mujeres las esperaban un sinfín de consignas, y una romería de rosas blancas y rojas, los abrazos y las lágrimas eran parte del camino hacia el juzgado, era la primera vez que las veían luego de más de 35 días de detenidas.

Image for post

El inicio de la audiencia

Antes de que se concretara la primera audiencia prevista para el 28 de octubre hubieron dos intentos: la primera fue el 8 de octubre, pero no se realizó porque la sala de audiencia de la granja penal Cantel desde donde se realizaría la conferencia virtual estaba ocupada.

La segunda ocasión ocurrió el 15 de octubre. Una noche antes los familiares de Anastasiarecibieron la noticia de que sería trasladada a la sala de videoconferencias de Cantel en Quetzaltenango para realizar su primera declaración, a las 8:30 de la mañana. Ese mismo día Cesar Augusto secretario del juzgado de Quiché dijo que la audiencia no estaba programada para ese día y que la fecha estaba programada para el 28 de octubre.

El alcalde de Joyabaj

En la primera audiencia de declaración del 8 de octubre, el acalde de Joyabaj Florencio Carrascosa no estuvo presente. Su abogado Mario Rojas Monzón informó en esa ocasión que podía estar contagiado con la covid-19.

Pero el 28 de octubre si se presentó y se hizo acompañar del secretario de la municipalidad Héctor Noriega. Noriega tiene abierto un proceso legal de violencia en contra de la mujer en su manifestación psicología. Varias personas salieron a su encuentro y él apresuró el paso. “Racista, ladrón, corrupto”, fueron algunos de los mensajes de algunas personas verlo llegar.

Image for post

La audiencia de primera declaración

Con una hora más de retraso, aproximadamente las 12:00 horas del mediodía inició la audiencia de primera declaración de Anastasia, Petrona y Manuel.

La sala de audiencia es un espacio reducido. Por la pandemia de la covid-19 la dividieron en tres partes: la primera, un espacio para la jueza; la segunda, para los acusados; y la tercera, para los demandantes.

Mejía, Siy, y Hernández tienen como idioma materno el k’iche’. En la audiencia se necesitó de una traductora quien apoyo a Hernández y en algunas partes para Siy. El fiscal, pidió la traducción a k’iche’ para garantizar los derechos y el debido proceso de las tres personas detenidas, pues Manuel no comprende castellano.

Aunque la audiencia estaba programada para las 11:00 horas empezó una hora tarde. La razón que la jueza Susy Pérez dio fue que el sistema de sonido fallaba. A varias personas presentes en la sala les pasó por la mente: se va a suspender.

En los primeros momentos de la audiencia, la jueza aceptó que Florencio Carrascoza Gámez se adhiriera como querellante en el proceso penal con Mario Rojas Monzón como su abogado. Posteriormente, se le dio la palabra al fiscal del Ministerio Público (MP) José Isaías Mancilla para que hiciera la acusación contra las tres personas detenidas.

En la primera parte de la audiencia el fiscal Mancilla presentó como pruebas algunos videos de la transmisión que realizó Anastasía Mejía el 24 de agosto, en los que dio cobertura a hechos ocurridos en los alrededores de la municipalidad de Joyabaj. El fiscal recreó verbalmente los sucesos ocurridos en esa fecha y presentó la acusación contra Petrona Siy, Anastasia y Manuel.

A Petrona la fiscalía la acusó de organizar y ser la responsable de una manifestación el 24 de agosto, junto con Sebastiana Par, Anastasia, Micaela Juárez y Tomasa Ramos. A Anastasia, de haber llegado a las 9:00 horas a la municipalidad de Joyabaj como manifestante, liderando a un numeroso grupo de personas. Y a Manuel Hernández, por haber sido parte de la manifestación en la municipalidad y agredir a varias personas junto a al grupo que ingresó a las instalaciones de la municipalidad e hicieron destrozos.

El fiscal, presentó un documento de prueba emitido por el Juzgado de Paz de Joyabaj #140145–00134 del 24 de agosto; un acta de inspección ocular de lesiones a agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), quienes fueron aparentemente agraviados; un álbum fotográfico con 4 fotos de lesiones realizado por el instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), emitido por la doctora Estefany Valdés; un informe de lesiones de un agente de la PNC con 7 fotografías de Evelyn Sánchez, registradas por el Inacif; un informe de lesiones de un agente y un subcomisario de la Policía Municipal de Tránsito (PMT), realizado por el Inacif el 25 de agosto. Además, utilizó el vídeo de transmisión de Anastasia como prueba y adjunta declaraciones de varios trabajadores de la Municipalidad y del Consejo Municipal.

Image for post

La declaración de Anastasia

“Soy Anastasia Mejía y soy periodista comunitaria”, fue la manera en la que al final de la tarde finalmente se pudo escuchar su declaración. Mejía detalló los abusos de autoridad del jefe edil Florencio Carrascosa en el tiempo que ella formó parte del concejo municipal de Joyabaj.

“Cállate india” y “tonta” eran las expresiones con las que el alcalde Carrascosa se dirigía a mi persona en las reuniones del concejo municipal, narró Mejía. La voz se le cortaba y las lágrimas le corrían por el rostro visiblemente cansado.

Anastasia narró lo que ocurrió, pero antes, realizó un llamado a la población para que no actúen de forma violenta. Durante tuvo la palabra, denunció el contexto de cooptación de la municipalidad de Joyabaj, lo cual, dijo, generó descontento en la comunidad. También mencionó sobre el tiempo que el alcalde lleva en el poder y la crisis política que ese hecho produjo. “Mi labor es llevar a la gente en las comunidades lo que sucede”, dijo Anastasia, mientras contó que esa fue la razón por la que asisitió a la actividad, pues había sido invitada a cubrir por Petrona Siy.

En medio de su declaración fue cuestionada por los abogados querellantes sobre cuestiones como acreditaciones que la acrediten como periodista. Su abogada Floridalma Quemé, indicó que Anastasia es periodista, ajqi´j y defensora de derechos humanos de las mujeres, y también, presentó documentos y cartas que respaldan la labor periodística de Anastasia, entre ellas una constancia de la Agencia de Noticias Km. 169 y cartas de otras entidades.

Image for post

La declaración de Petrona

La declaración de Petrona Siy inició mientras el alcalde hablaba por teléfono en voz alta, la jueza le llama la atención. En su declaración, Petrona detalla que acudió a la municipalidad con mandato de los comerciantes a los cuales representa en su calidad de presidenta de la Asociación de Comerciantes de Joyabaj, pues tenían demandas para el alcalde. Narró que le pidió a Anastasia que acudiera a la entrega de las demandas de los comerciantes y que realizara un video, pero que además de esas acciones, agregó, ella no tuvo nada que ver con los disturbios posteriores.

El fiscal del MP le pidió a Petrona que dijera los nombres de los comerciantes que solicitaron que ella fuera con el alcalde a entregar sus demandas y ella los nombró, explicando, además, que ningún comerciante estuvo en la plaza ese día, solamente quienes acordaron que se les delegaría la función de entregar las peticiones. Hizo énfasis en que no tiene ningún problema con el alcalde.

Al momento en que la abogada Dinora Rodríguez, defensora de Petrona, tomó la palbra argumentó que no existen pruebas que la vinculen al delito de sedición y que por ser autoridad ancestral, el 24 de agosto portaba la vara de autoridad, contradiciendo la versión del alcalde que dijo que ella portaba esa vara cuando presentaba las demandas, y por eso sentía miedo.

El alcalde que escoge a que medio dar declaraciones

Durante el proceso de la audiencia se buscó en reiteradas ocasiones las declaraciones del alcalde Florencio Carrascoza, pero solo se limitó a decir que no podía darlas y que se sentía cansado. En varias ocasiones se pudo constatar por el equipo de Prensa Comunitaria que el alcalde sí dio declaraciones a otros medios corporativos.

Autoría y edición

Periodista curioso, contador de historias invisibles. Creo en el periodismo riguroso y comprometido.

COMPARTE