San Juan Ixcoy registra 16 casos de COVID-19 y dos fallecidos en cuatro semanas

COMPARTE

Créditos: David Toro/Archivo

Por David Toro

En las últimas cuatro semanas el Centro de Atención Permanente (CAP) de San Juan Ixcoy, Huehuetenango ha detectado 16 casos de COVID-19, además la noche del 20 de septiembre se confirmó la muerte de la segunda persona por causas asociadas a ese virus y hace 24 horas las pruebas rápidas para la detección de casos se agotaron.

La quietud de la noche del 20 del septiembre se interrumpió con un suceso atípico para la población de San Juan Ixcoy, Huehuetenango, por el entierro nocturno de una persona de 50 años que falleció a causa de la COVID-19 en el Hospital Nacional de Huehuetenango.

El episodio, cada vez más común para muchas comunidades durante la pandemia provocada por el coronavirus, también incluye designar un espacio en los cementerios municipales para quienes fallecen a causa del virus, sin velorio y sin que los familiares y amigos tengan la oportunidad de despedirse de su ser querido.

En el caso del fallecido de San Juan Ixcoy, su familia tampoco pudo realizar los rituales de despedida y entierro propios a su cultura maya q’anjob’al y la Policía Nacional Civil (PNC) se encargó de custodiar el ingreso al cementerio para evitar aglomeraciones.

Según Rodelmi Palacios, director del CAP de San Juan Ixcoy, fue hasta hace cuatro semanas cuando lograron que el Área de Salud de Huehuetenango les proveyera de 70 pruebas para detectar casos de COVID a nivel local. Durante los primeros meses desde que inició la pandemia en el país no contaron con esas pruebas.

Con las pruebas el CAP logró detectar 16 casos, de los cuales dos personas han fallecido. El significativo aumento de casos provocó que el 19 de septiembre el municipio se uniera a los 160 a nivel nacional que se mantienen en alerta roja según el sistema de alerta sanitaria del Ministerio de Salud, por la cantidad de contagios detectados.

Por eso, desde hace 24 horas el CAP de San Juan Ixcoy se quedó sin más pruebas para diagnosticar casos de COVID-19, “mañana estaré en el área de salud de Huehuetenango solicitando más pruebas para detectar casos, a nosotros nos comenzaron a dar pruebas hace un mes, por eso pasamos cinco meses con cero casos”, resaltó el doctor Palacios.

Miedo y dificultades para cumplir medidas preventivas

En la comunicación oficial por parte del gobierno de Alejandro Giammattei se ha reiterado que la población debe asumir la responsabilidad de su cuidado para prevenir la propagación del coronavirus, con acciones que parecen sencillas y cotidianas como lavarse las manos, pero en comunidades como la de San Juan Ixcoy se complica esa tarea cuando solo el 35% de los habitantes tienen acceso a agua potable, según un diagnóstico municipal de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan) en 2017.

Además, el CAP que actualmente solo cuenta con 25 trabajadores, entre ellos cuatro médicos para atender todos los servicios de salud de la población, ha detectado temor en la población para acudir a ese centro asistencial. “La gente piensa que si tienen síntomas de coronavirus y vienen con nosotros los vamos a hospitalizar de una vez y les da miedo morir, ha sido complicado hacer el rastreo por esta causa”, explicó el director del CAP.

El profesional de la salud añadió que: “como autoridades de salud hemos instado a la población a que asistan a los servicios de salud de manera preventiva, esto lo hacemos con mensajes que difundimos a través del canal televisivo de la empresa de cable local”.

Debido al creciente número de casos en ese departamento de Huehuetenango, el CAP iniciará en el transcurso de esta semana una serie de medidas preventivas como realizar pruebas rápidas para la detección de COVID-19 en el mercado municipal y la parada de buses, además de verificar en negocios y tiendas el cumplimiento de medidas sanitarias.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE