Patria yo quiero ser tu voz.

COMPARTE

Créditos: Juan Esteban Calderón a la Bandera Negra de Regina José Galindo

Dime, ¿Por qué gimes?
¿Por qué solo veo en tus ojos lágrimas de sangre?
¿Será por el cansancio en tu rostro indígena?
¿Será por tanta injusticia y desigualad?

¡Ay! que dolor verte así,
Tus hijos en tanta calamidad y miseria,
golpeados y amenazados desde el vientre
lejos de un médico.

Nacen con pesos bajos,
se nutren de los pechos secos,
con estómago vacío y de labios secos,
que no han cometido ningún pecado de gula.

Los de las laderas peligrosas
caminan entre charcos,
con pies desnudos pisando abrojo,
con heridas abiertas y de piel hinchados,
con ojos bañados en lágrimas.

Por unos avaros y depredadores extranjeros,
los ríos caudalosos van secándose,
el volumen de sus cantos ya no es lo mismo como en tiempo de mis abuelos.
El veneno de la injusticia esta contaminando hasta el aire que respiramos.

El alba está muy lejos de los que viven en la penuria,
con futuro incierto,
y no es suerte, ni destino y ningún castigo Divino,
es la maldad que sembraron unos bandidos de siglos pasados.

Ojalá que los hombres con poder,
nos desencadenan la llave de la libertad,
porque el cinismo, el racismo y de la discriminación está matando a mis hermanos.

¡Oh¡ PATRIA, cómo me duele verte así, tan afligida, con sudor, lágrimas, y sangre derramada.
Hoy rompí el silencio para gritar la escalofriante realidad.
Y que la energía de mi grito en compañía de tus gemidos,
nos regresan una mañana de esperanza,
de paz, de justicia y sin prejuicios.

Gaspar Coché Tziná.
Indígena tz´utujil.

Autoría y edición

COMPARTE