Créditos: Foto Archivo: Quimy de León
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Stef Arreaga

Durante tres días, testigos y testigas víctimas de violencia sexual, masacres y tortura del caso por genocidio en el área Ixil, durante el tiempo del general José Efraín Ríos Montt, declararán en calidad de anticipo de prueba ante el juzgado de Mayor Riesgo “C”. 

Víctimas dan testimonio

Este 16, 17 y 18 de septiembre se tiene previsto que catorce víctimas sobrevivientes de masacres ocurridas en los municipios del área Ixil brinden su declaración en calidad de anticipo de prueba para garantizar su palabra y su verdad y evitar la revictimización durante el proceso penal.  

En un comunicado publicado por la Asociación para la Justicia y la Reconciliación (AJR) y el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), ambos querellantes en el caso, en procesos anteriores los testigos y testigas han tenido que repetir sus vivencias traumáticas de dolor una y otra vez con la esperanza de alcanzar justicia.

Durante esta primera jornada, los querellantes solicitaron a la jueza Silvia de León, del juzgado de Mayor Riesgo C, no aceptar la reprogramación de la audiencia porque dos testigas no pudieron asistir. Pese a ello, la jueza De León no accedió la petición y aseguró que las que no se presentaron no podrán ser escuchadas en las diligencias de anticipo de prueba, pese a saber que la situación de la pandemia por la Covid-19 ha limitado en su locomoción a las y los guatemaltecos sobre todo quienes se encuentran en otros departamentos.

Luego de varias horas, la jueza llamó a declarar a la primera testiga quien brindó un relato detallado de lo vivido durante los años de la guerra entre  1982 y 1983.

Los acusados

El militar retirado Luis Enrique Mendoza García, suegro del exdiputado y prófugo de la justicia Estuardo Galdámez, fue acusado por el delito genocidio y crímenes de lesa humanidad, mientras fungía como jefe de operaciones del Ejército en el gobierno del expresidente golpista José Efraín Ríos Montt, en 1982.

El 28 de noviembre de 2019, el militar retirado se defendió de la acusación del Ministerio Público (MP), sosteniendo  que nunca conoció ni participó en los planes militares Victoria 82 y Sofía y que su trabajo estuvo dedicado a acciones de carácter consultivo dentro de una oficina.

Por su parte, el MP señaló al militar de conocer y cooperar con estos planes que dieron como resultado ataques a población civil en el área Ixil en donde se encuentran los municipios del departamento de Quiché: San Juan Cotzal, Santa María Nebaj y San Gaspar Chajul.

En esa oportunidad Mendoza García quedó ligado a proceso por los delitos de genocidio y delitos de lesa humanidad porque que el juez consideró como prueba el manual en donde él tenía a su cargo la asignación de armas, recomendaciones para la asignación personal, abastecimiento de las unidades, revisión de los planes para las operaciones de apoyo de fuego, defensa aérea, barrera, guerra química, trasmisiones, guerra psicológica, guerra electrónica, zonas de estacionamiento y movimiento táctico de tropas.

Foto: El Periódico

Las audiencias

El primer día de audiencias brindó su declaración solamente una de las víctimas.  Este jueves 17 y viernes 18 se espera puedan ser escuchadas el resto de las personas sobrevivientes.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE