Médico envía carta abierta a Felipe Alejos

COMPARTE

Créditos: Foto: Dr. Arriaza

Guatemala, septiembre de 2020

Señor Felipe Alejos, 
Diputado al Congreso de la República

 Le saludo cordialmente.

He seguido atentamente sus intervenciones para expulsar a la Brigada Médica Cubana de nuestro país. Me ha llamado la atención su manifiesto interés por su bienestar y que su integridad como seres humanos no sea afectada al ser utilizados por su gobierno como agentes de inteligencia, para financiar su permanencia en el poder o como esclavos modernos. Es encomiable su interés por el bienestar de los colegas extranjeros, admiro su empatía y su coraje al alzar la bandera de la dignidad humana en pos de evitar que ellos sean esclavizados.

Yo, como médico,  he sido voluntario en el manejo de varias emergencias desde el Huracán Mitch, y fue cuando vinieron a brindar su solidaridad y posteriormente llegar a firmar un convenio entre las dos naciones para que hubiera una brigada permanente, con la condición ex profeso de que iban a ubicarse en los lugares en donde no hubiera asistencia médica por parte de guatemaltecos y es ahí en donde están, exactamente en donde NO HAY MÉDICOS GUATEMALTECOS para asegurar el derecho a la salud y la vida que garantiza la Constitución (que usted, como diputado JURÓ defender).

Yo elogio su supremo interés por el respeto a los derechos humanos de los médicos y el personal de apoyo de la Brigada Médica Cubana que se encuentra en nuestro suelo patrio, yo también alzaría esa enseña junto a usted pero hay infinidad de evidencia pública que muestra que  no tenemos razones mínimas para preocuparnos respecto de ese asunto pero aprovechemos su ímpetu y  alcemos la insignia juntos, ANTES por los guatemaltecos que se encuentran sufriendo vejámenes en nuestro país y en el extranjero, ya que estoy seguro que también maneja esa información. Pero no voy a hablarle de política interna o externa de nuestro u otro país ni de sus intereses geopolíticos ni de ningún matiz ideológico, mucho menos perderé tiempo y este espacio valioso en discutir eufemismos vanos.

 VAMOS JUNTOS (yo pongo el carro y la gasolina) a La Democracia o Barillas en Huehuetenango, a La Tinta, a Sayaxché o a Uspantán, un día inhábil en cualquier horario y ahí, le garantizo, encontraremos a un cooperante cubano atendiendo a nuestros paisanos con una sonrisa en los labios.

 Lea aquí:  María Amelia Flores “sería terrible para nosotros que la brigada cubana se fuera” 

Le propongo, ilustre diputado, garanticemos  juntos, usted, yo, sus brillantes asesores y las autoridades que se quieran sumar a que el Estado cree la infraestructura y las condiciones para que nuestros conciudadanos médicos consideren ejercer su profesión en esas áreas en donde, según palabras de la Ministra de Salud , actualmente no existen por lo que se  crearía un vacío asistencial,  al retirar a los médicos cubanos y dejar sin cobertura parcial o total los 88 de los 340 municipios,  12 de las 29 Áreas de Salud, 16 de los 44 hospitales públicos, los 102 Puestos de Salud, 41 Centros de Salud, 35 Centros de Atención Permanente, 10 Centros de Atención Materno-infantil y 4 Centros Oftalmológicos  en donde se encuentran presentes hasta el día de hoy, durante 8 horas diarias, haciendo turnos y dispuestos a atender cualquier llamada de urgencia de manera indefinida, el mismo trabajo que seguramente podríamos hacer los guatemaltecos pero no lo hacemos, entre otras cosas, porque no existen las condiciones para que nuestras familias puedan desarrollarse de forma humana y digna, con centros educativos ad hoc a las necesidades de nuestros hijos, un salario honorable (no de Q7000.00 como ganan ellos, sino de 3 o 4 veces esa cantidad) y ojalá algún mecanismo académico para seguir nuestra formación profesional,  para tan siquiera considerar migrar a  Fray Bartolomé de las Casas, Cunen, Joyabaj, La Tinta, Unión Cantinil o cualquier otro recóndito lugar de  Guatemala.

No es así de fácil, señor Alejos. Nuestro país tiene, según el Banco Mundial y la Universidad John Hopkins una tasa de mortalidad de 17.3 por cada 100,000 habitantes (sep.2020), y según las estadísticas de Salud OCDE 2019- Observatorio Global de Salud de la OMS, en Guatemala hay 0.4 médicos y 0.1 enfermeros (as) por cada mil habitantes (de las más bajas de Latinoamérica), de los cuales más del 90% se encuentran ejerciendo su profesión en la ciudad capital y la mayoría del restante 10%, en las cabeceras departamentales.

Insisto, no es tan fácil, diputado.  Usted ha argumentado que el GASTO -según sus propias palabras- que ha implicado para el país en 22 años, pudo haberse invertido en otras cosas, como darles trabajo a guatemaltecos, lo cual me parece justo y loable. Pero veamos los datos que refiere el Ministerio de Salud.

 La Brigada Médica Cubana ha atendido, desde 1998 a febrero de 2020: 47, 344,121 casos, (que si no estuvieran ellos, muy posiblemente hubiesen sido atendidos en consultas privadas o no hubieran recibido atención), pongámosle Q100.00 de consulta por cada caso: Q4, 734, 412,100.00. Han realizado 494,360 cirugías, pongámosle la ridícula cantidad de Q5000.00 por cada cirugía en un hospital privado: Q2, 471, 800,000.00. Han realizado 218,902 cirugías de ojos, pongámosle Q4000.00 por cada una: Q875, 608,000.00. Han realizado 3, 918,895 consultas en jornadas médicas y visitas a domicilio, absurdamente cuantifiquemos Q50.00 por cada una: Q195, 944,750.00 para un sorprendente total de Q7, 489, 717,650.00. No cuantificaré el valor o el precio que se pagaría por las 332,472 vidas salvadas porque tal cosa sería inmoral (Vida Salvada: la que estaba en inminente riesgo de morir pero que por la oportuna intervención terapéutica, se logra recuperar) y no tomaremos en cuenta los más de 2500 partos atendidos.

Tampoco estamos tomando en cuenta que en 1999 Cuba abrió las puertas de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) para formar los recursos humanos necesarios para dar cobertura de salud a los pueblos que son destinatarios de la solidaridad de las brigadas médicas. Al revisar el sitio web de la Universidad de San Carlos, la que sabemos funciona con presupuesto del Estado, encontramos que solo por concepto de salario a sus profesores, el costo de formar a un médico asciende a unos Q154, 000.00. La ELAM ha graduado en estos años a 1073 médicos guatemaltecos y ha ofrecido postgrados a una decena de ellos. De haberse graduado estos profesionales de la USAC, habría originado una erogación del erario guatemalteco de más de 165 millones de quetzales

 Ahora, regresando a nuestras cuentas: si suponemos (que de antemano le comento que le voy a dar un número muy inflado sobre la realidad pero como el Gobierno no tiene datos oficiales al respecto, lo calcularemos) que durante 22 años han estado en Guatemala 450 cooperantes (ahora hay 442 y hubo varios años que no llegaban ni a 250), ganando Q7000.00 (hubo varios años que ganaban Q3000.00); veamos:   450 cooperantes X 162 meses X 7000= Q510,300,000.00 ¨GASTADOS¨ en la Brigada Cubana,según sus palabras.

 Lea aquí:  La Brigada Médico Cubana lleva 22 años llegando a donde el Estado no llega 

No soy empresario ni financiero pero si el Estado HA GASTADO Q510,300,000.00 y el pueblo de Guatemala deja de gastar  Q7,489,717,650.00 en atención médica privada, sin duda es un gran negocio para nuestro país porque mantener el convenio de cooperación médica  con Cuba, durante estos 22 años le ha significado a nuestra nación el ahorro de Q6,979,417,650.00 (seis mil novecientos setenta y nueve millones cuatrocientos diez y siete mil seiscientos cincuenta quetzales). A modo de ilustración, en relación a la propuesta de Presupuesto General de la Nación presentada por el Ministro de Finanzas, el 2 de septiembre pasado para 2021 (Q99, 700, 000,000.00) y asumiendo que, los ingresos totales, el gasto público el balance fiscal, la deuda pública y los demás parámetros económicos se mantuvieran inamovibles, alcanzaría para financiar nuestro presupuesto nacional durante 70 años. ¿No le parece interesante?

A pesar de lo económicamente conveniente, es posible que usted siga empeñado en su afán. Está bien. Garanticemos juntos que, cuando usted logre expulsar a los médicos cubanos de Guatemala, nuestros compatriotas de las zonas rurales en las que están presentes, van a quedar cubiertos con la misma calidad, experiencia, amor y solidaridad (lo dicen sus pacientes, no yo) y con esos o superiores resultados y yo mismo  me pongo a su lado.

Garanticemos que mantendremos (y ojalá superemos) los índices de morbimortalidad materno-infantil, en las zonas en donde se encuentran destacados, (jamás alcanzados antes de que los brigadistas cubanos estuvieran en Guatemala).

Garanticemos otras miles de operaciones de ojos, cirugías generales, consultas médicas en casa, trato respetuoso a los pacientes y una relación igual de digna para el personal médico y paramédico de este país y yo seré su fiel escudero en ésta y todas las heroicas gestas que decida emprender.

Lea aquí:  Brigada Médico Cubana “Una obra llena de humanidad, solidaridad y amor por el prójimo”   

 En resumen, garanticemos una relación clara y respetuosa para todos los guatemaltecos que reciben y para los que brindan la atención médica  en  las zonas rurales y yo le ofrezco asesorarlo con todos los elementos técnicos suficientes para que usted logre su cometido y  sostendré, junto a usted el estandarte de la DIGNIDAD DE LOS GUATEMALTECOS,  mientras tanto no hablemos tanto y  usted me dice cuándo y a qué hora nos juntamos para ir a corroborar la veracidad de los hechos, y no se preocupe, también invito a la comida o llevamos panes.

Ricardo Arriaza 
Médico

(Nacido en Guatemala)

P.d. Le tengo los 6 tomos de Historia General de Guatemala, el libro Orden Mundial de Henry Kissinger, Os Sentidos do Mundo de David Harvey, Geopolítica Latinoamericana de Gisela Da Silva y Técnicas Analíticas Estructuradas para el Análisis de Inteligencia de Randolph Pherson, dígame a dónde se los paso dejando, léalos antes de volver a dar una entrevista a cualquier medio o pasquín nacional o internacional y no seguir avergonzándose y avergonzándonos como guatemaltecos.

¿Quién es el Dr. Emilio Ricardo Arriaza Cifuentes?

  • Médico y Cirujano egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala
  • Con estudios de Postgrado en Cirugía general y Especialidad  en Cirugía Cardiovascular.
  • Estudios de Postgrado   avalados en México, Cuba, Venezuela, Estados Unidos y Alemania,  en  Medicina Hiperbárica,  Medicina Ayurveda,  Homeopatía,  Medicina de Ultrabajas Dosis, Medicina de Regulación Fisiológica, Terapia Neural, Medicina Regenerativa para Enfermedades Complejas
  • Diplomado en Gestión de Riesgo a Desastres
  • Estudios de Maestría en Gestión de Riesgos
  • Miembro del Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala
  •  Miembro del Colegio Latinoamericano de Medicina Hiperbárica
  •  Miembro de la Academia Internacional de Homotoxicología
  • Miembro de la Sociedad Alemana de Neuralterapia
  • Miembro de la Sociedad Latinoamericana de Células Madre
  • Miembro de Rotary International, expresidente del Club Rotario de Escuintla, Miembro del  Comité Rotario de Reconstrucción Nacional y de la Red Internacional de Asistencia a Desastres
  • Miembro del Grupo Consultivo Internacional para la investigación y manejo de la pandemia COVID-19

Actualmente labora:

  • Director Médico de BioHuman, Investigador y Conferencista a nivel nacional e internacional en Terapias no convencionales para el tratamiento de enfermedades crónicas y complejas.
  • Director del Comité Rotario para la  Gestión Integral del Riesgo a Desastres.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE

Noticias relacionadas