Los netcenters retuercen la percepción de la realidad y favorecen la impunidad

COMPARTE

Créditos: iván_velásquez_cicig

Por Nelton Rivera

El 3 de septiembre paso desapercibido para muchísimas personas en el país, a las 8:00 de la mañana de ese día, Iván Velásquez, excomisionado de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), recordó la funesta fecha en la que fue cerrada esta comisión en el país. Inmediatamente se activaron los netcenters y bots, herramientas de los pro corrupción e impunidad en el país.

Era el último año del gobierno de Jimmy Morales, el sector empresarial, diputados, el mismo presidente y todo un grupo de cabildeo proimpunidad daban los últimos golpes para evitar que Velásquez retornara al frente de la comisión y para que esta dejara de funcionar por completo.

Con la llegada de Giammattei en enero de 2020, tras ganar las elecciones de junio de 2019, se encargó de poner la última piedra y finiquitar la apasionada tarea iniciada por su predecesor para que la Cicig y el comisionado Velásquez solo fueran, para muchas personas un recuerdo para el país.

La publicación en su cuenta de Twitter lo hizo evidente, Velázquez preguntó: “Un año después del cierre de la CICIG, cree usted que la situación de Guatemala esta: igual, mejor o peor”.

En una hora de publicada la encuesta en Twitter, el sondeo realizado por Velásquez contabilizó 13 mil votos para la opción 2: Guatemala está mejor a un año del cierre de la Cicig. En una nueva publicación, en ese mismo día, a las 13:40 de la tarde expresó su asombro de como esa opción pasó del 6.8 % de selección al 70 % de la totalidad de los votos recibidos por toda la encuesta.

Afirmó: “Interesante ejemplo de cómo se produce la manipulación de la opinión pública: en una hora se produjeron casi 13,000 votos que cambiaron radicalmente la tendencia…deberían ser más cuidadosos, más sutiles…”.

Dos horas después de la publicación de la encuesta, Nataly Méndez, usuaria de esa misma plataforma, tomaría una captura de pantalla sobre el comportamiento de la encuesta, la tendencia de los resultados de 2 mil 360 votos daban un 9 % a la opción “igual”, un 6 % a “mejor” y un 85 % a “peor”.

Sobre ese suceso, Edgar González a través de su cuenta de twitter @EdgarGonzalezGT nos explica que existieron dos “intervenciones” de votos falsos, o sea de cuentas falsas: la primera la realizaron de las 13:15 a 14:15 horas y la segunda de 18:45 a 19:45 horas, como lo confirmó el mismo Velásquez.

De la totalidad de votos que muestra la encuesta, solamente 11 mil 616 son votos reales, el resto son votos falsos. Los datos de información que da Twitter muestran que la publicación de Velásquez obtuvo 25 mil 306 interacciones en total, una cantidad que se queda por debajo de la totalidad de votos recibidos, para González esto tiene explicación con la utilización de bots, que agregaron votos a la opción “mejor” sin interactuar orgánicamente con el tuit publicado y así alterar la precepción del resultado, favoreciendo a los grupos conservadores que rechazan la lucha contra la corrupción e impunidad en el país.

La misma encuesta se publicó en la cuenta de Twitter de Prensa Comunitaria y luego en mi cuenta personal y arrojan una tendencia similar a la de Velásquez previo a la intervención de los bots.

En Prensa Comunitaria la encuesta da una tendencia del 85% por la opción “peor”, en la segunda encuesta la tendencia es de un 86% por la opción “peor”.

Evidentemente fueron desplegadas varias cuentas de un netcenter, (una red de cuentas para manipular la opinión pública en redes sociales), que generaron una serie de bots para incidir de forma contraria en la encuesta de Iván Velásquez, con la intencionalidad que en la opinión publica de los usuarios de Twitter en Guatemala y fuera del país, se generara una idea distorsionada de cómo realmente se percibe al país a un año de la expulsión de la Cicig. 

Diseño Cicig

El uso de los bots y netcenter en Guatemala

La Cicig en mayo del 2019 realizó la presentación de un informe titulado “Bots y netcenters y el combate a la impunidad”, la comisión determinó que con la caída del gobierno de Otto Pérez Molina, especialmente con el caso “Cooptación del Estado” en 2016, los bots y netcenters cobraron mayor notoriedad en el manejo de cuentas falsas en las redes sociales.

Luego de analizar la forma, estructura, forma de actuación y mensajes que se generan desde los llamados netcenters, el informe concluye que los ataques son dirigidos en contra de operadores de justicia, dirigentes de la sociedad civil, fiscales del Ministerio Público y contra la Cicig, periodistas, en ese momento. Con el objetivo de deslegitimar y desacreditar investigaciones o procesos penales de los casos vinculados a corrupción e impunidad en Guatemala.

“Tradicionalmente las estructuras criminales organizadas han buscado el control de la comunicación para influir en la opinión pública. Estas estructuras han evolucionado y se encuentran en la búsqueda de desinformar, desprestigiar y atacar a través de las redes sociales la tarea y los avances que la lucha contra la corrupción y la impunidad han logrado en Guatemala”, afirmó Iván Velásquez.[1]

La utilización de esos netcenters y bots en función de la corrupción e impunidad en el país quedó evidenciada con un ejercicio simple de conmemoración de una fecha con una encuesta, irónicamente fue el mismo excomisionado de la Cicig quien vuelve a colocar el tema de herramientas que siguen siendo empleadas por los Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad (CIACS) en el país. 

En redes sociales como Facebook y Twitter, en casos de resistencia de pueblos indígenas contra megaproyectos de empresas mineras e hidroeléctricas también están presentes estos netcenters. Proyectos localizados en Barillas, San Mateo Ixtatán y Santa Eulalia, en Huehuetenango, cuentan con estas cuentas para difamar, descalificar y criminalizar a quienes identifican como los principales dirigentes u opositores a la construcción de estos proyectos, lo mismo ocurre con empresas mineras ubicadas en San Juan Sacatepéquez o Izabal.

Ataques de los netcenters han recibido el fiscal Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Contra la Impunidad en Guatemala (FECI) del MP, también las periodistas Pía Flores, Jody García, Francelia Solano, Kymberly López por su labor periodística en Nómada, son solo algunos ejemplos de una larga lista de personas que son el objetivo de estos netcentets.

Luis Assardo, periodista y consultor en comunicación, en una publicación de 2018, explicó el origen del negocio de los que él llama sicarios digitales, un negocio que surgió para alterar tendencias en procesos electorales y ahora para modificar de golpe percepciones en la gente.

https://medium.com/@luisassardo/los-netcenters-negocio-de-manipulaci%C3%B3n-2140cf7262fc

Vea el informe completo en el siguiente enlace: “Bots y Netcenters y el combate a la impunidad”


[1] Cicig. Informe: “Bots, netcenters y el combate a la impunidad. El caso de Guatemala.” 20 de mayo 2020. https://www.cicig.org/cicig/informes_cicig/informes-tematicos/bots-netcenters-y-el-combate-a-la-impunidad/

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE