La “Olla Comunitaria” se despide después de cinco meses de brindar alimentos

COMPARTE

Créditos: Foto: La Olla Comunitaria

Por Stef Arreaga

El hambre no distingue edad, sexo, etnia o grado escolar. Miles de personas de todo el país han salido a las calles con banderas blancas y rótulos en cada semáforo y principales carreteras para solicitar apoyo.  La Olla Comunitaria surge en medio de esta crisis y durante cinco meses ayudó a paliar el hambre de al menos 400 personas que no encontró respuesta en el Gobierno.

El 9 de septiembre, el movimiento ciudadano denominado “la Olla Comunitaria” publicó un comunicado a través de redes sociales para anunciar que dejarán de servir alimentos gratuitos a partir del 15 de septiembre.

“Tras haber servido más de 100 mil comidas dignas durante casi 200 días consecutivos, ha llegado el momento de cerrar este ciclo. Pero Guatemala sigue con hambre y por eso seguiremos exigiendo al Estado que asuma su responsabilidad ante las miles de personas que han sido ignoradas y excluidas”, menciona el comunicado.

Así mismo, aseguran que seguirán en el “café Rayuela” y el “café Pendiente”, una iniciativa de origen italiano, que consiste en pagar anticipadamente un café a alguien que no tiene recursos para comprarlo. Además, anunciaron que seguirán sirviendo alimentos a casos particulares de personas que tienen necesidades urgentes de salud y alimentación.

Después de más de cinco meses sirviendo cerca de 100 mil raciones de comida, en medio de una pandemia que por las restricciones gubernamentales dejó a cientos de personas desempleadas, sin techo y sin un plato de comida, la Olla Comunitaria, un movimiento ciudadano conformado por voluntarios y voluntarias instalados en el café Rayuela, sobre la sexta avenida de la zona 1, y en el Parque Central, a través de donaciones comenzó a repartir alimentos a más de 400 personas al día. 

Durante estos meses se vieron cosas insólitas que dieron de qué hablar, como la llegada de Roberto Arzú a quien se le rechazó la donación de 200 pollos , hasta la reciente visita de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS) buscando explosivos en bolsas de pan que habían sido donadas y dejadas sobre la calle, afuera del local; pero también recibieron la solidaridad del equipo dirigido por el Fiscal Juan Francisco Sandoval, de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), que hicieron un donativo de víveres el 3 de septiembre pasado.

Foto: La Olla Comunitaria

La despedida terminará con un concierto virtual de cierre hoy 10 de septiembre a las 19:30 (hora de Guatemala), con la participación de la rapera guatemalteca Rebeca Lane, Jacobo Nitsch Velásquez y Francisco Paez, del grupo de rock Malacates Trébol Shop, y Francisco Barrios “el Mastuerzo”, del grupo mexicano Botellita de Jerez. Para poder ver el concierto se sugiere una donación de al menos 5 dólares, cuyos fondos serán destinados a la “Olla Comunitaria”.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE