Giammattei rompe sus propios protocolos y se convierte en un caso más de covid-19

COMPARTE

Por Stef Arreaga

Luego de  que el presidente Alejandro Giammattei impusiera y posteriormente rompiera medidas para evitar el contagio de la covid-19, se convierte en uno de los más de 85 mil casos registrados oficialmente en el país.  Este es un recuento de algunos de los hechos relacionados con el virus, acciones y declaraciones que pusieron en riesgo a miles de personas frente a esta enfermedad y que hoy lo convierten en una víctima más de la pandemia que ataca al mundo entero.

13 de marzo del 2017: el coronavirus es como una “gripona”…. “¡Vayan a la playa!”

El presidente Alejandro Giammattei luego de anunciar el 13 de marzo el primer caso de covid-19 en el país, hizo un llamado a la calma a toda la población y que a partir de ese momento se tomarían medidas de prevención y contención. Al explicar sobre la enfermedad refirió que el coronavirus era una “gripona”.

Ese mismo día aseguró que las clases no serían suspendidas, y que la Semana Santa y sus procesiones, eventos religiosos y conciertos seguían en pie. Además, dijo: “Vayan a la playa, sigan con su vida normal  y no acudan a comprar masivamente papel higiénico”.

16 de marzo: “el apoyo para doña Chonita”

Ese lunes, el presidente anunció restricciones ante la pandemia que había llegado a territorio nacional.  Hizo prohibiciones, como la suspensión de actividades laborales, circulación de buses urbanos y extraurbanos, cierre de centros comerciales y cese de actividades y reuniones públicas. Estas medidas si bien es cierto abarcaban al cierre de empresas, centros de llamadas y maquilas, un día después el mandatario aseguró que habían algunas “excepciones”, como el puesto de “doña Chonita, con su venta de zapatos en la sexta avenida que podía seguir abriendo y vendiendo”, con estas palabras el sector empresarial dio por sentado que podían continuar sus labores.  Poco tiempo después cientos de empleados de empresas, fábricas y centros de llamadas denunciaban la falta de condiciones biosanitarias para trabajar y el resultado fue decenas de víctimas de este virus.

18 de marzo: el mandatario asiste al Congreso sin mascarilla, saluda de beso, mano y abrazo

A inicios de la pandemia, con varios casos positivos registrados y un fallecido por esta enfermedad, Giammattei llegó al Legislativo sin mascarilla, a su entrada, saludó con la mano a varios diputados, incluso de beso a diputadas. Al final de la actividad, estando en la puerta de salida, hizo comentarios descalificando el trabajo periodístico y a los comunicadores, sacó un spray de su saco y roció a algunos de los diputados y periodistas que cubrían la fuente, todo a manera de “broma”.

18 de abril: Giammattei reduce toque de queda para que la gente tenga “chance” de ir a sus casas y los comercios pudieran cerrar a las 16 horas.

Cuando la curva de contagios empezaba a crecer y las medidas de restricción incluían 12 horas de toque de queda, el mandatario se reunión con médicos de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (AGEI) que le recomendaron mantener el toque de queda, a pesar de eso, el presidente dijo en cadena nacional, dos días después, que lo extendía, “son solo dos horas más para que la gente tenga chance de ir a sus casas y haya menos atrancamiento en las salidas de la ciudad”, además, aseguró que en la reunión con los especialistas (dos días antes) habían llegado al entendido que era mejor reducir el toque de queda para que los comercios pudieran cerrar a las 16 horas.

8 de julio: “el municipio que mejor se porte, va a tener de premio más apertura”

Giammattei en conferencia de prensa en el aeropuerto del Mundo Maya, ubicado en el municipio de Flores, Petén, aseguró que se daría a conocer el sistema de alertas a partir de un “semáforo” con parámetros para una alerta verde, amarilla, naranja o roja, dependiendo el número de contagios a nivel municipal: “el municipio que mejor se porte, que menos contaminación tenga, el premio va a ser que van a tener cada día más apertura.  No tenemos que cerrar el país, a menos que sea estrictamente necesario”. Este sistema de alertas incluye en alerta máxima, la apertura de centros comerciales, iglesias, permite matrimonios con un número determinado de invitados, apertura de restaurantes, transporte público y otros establecimientos públicos.

26 de julio: quitando las restricciones “¡Ojo, no significa que volvamos otra vez a las andadas!”

El Presidente anunció la eliminación de la circulación de vehículos por número de placa, quitó restricciones de fin de semana y redujo el tiempo de toque de queda, quedando de 21 horas a 4 de la tarde del día siguiente. Luego de anunciar estas nuevas regulaciones el presidente dijo: ¡Ojo!, esto no significa que volvamos otra vez a las andadas”, intentando convencer a la población de seguir cuidándose.

6 de agosto: lavándose las manos

En una reunión que el mandatario sostuvo con cerca de 30 alcaldes, aseguró que iba saliendo del tema de la covid-19 para poder retomar el de gobernar el país y dijo: “ya le trasladamos la responsabilidad a la gente, si la gente se quiere cuidar se cuida, sino le ponemos la tarjeta roja, hoy sí es problema de la gente”.

14 de agosto: “no puedo obligar a nadie a usar mascarilla”

Aunque dentro de los acuerdos Gubernativos incluye el uso obligatorio de mascarilla desde el 13 de abril, Giammattei aseguró que quien no la usara estaría sujeto a una multa y sanción. Pero cuatro meses más tarde en una conferencia de prensa dijo que lo estaban acusando de incumplimiento de deberes (Acción Ciudadana y Otra Guatemala YA) y en esa ocasión expresó: “no puedo obligar a nadie a usar mascarilla”, he realizado el trabajo que me corresponde.

Falta de medidas de prevención del presidente ponen en riesgo a personas con las que se relacionó

Este 18 de septiembre, la vocera de la presidencia Francis Masek aseguró que el presidente se encontraba con síntomas desde este lunes 14 de septiembre.  En la última semana, previo a ser diagnosticado con este virus, Giammattei tuvo una agenda concurrida que nos compartió la Secretaría de la Presidencia, agenda de la que pudo haber desistido en los últimos cuatro días al presentar dificultades de salud, a pesar de seguir adelante con estas actividades, fue notable la falta de distanciamiento físico promovido desde el inicio de la pandemia.

Jueves 10 de septiembre: visita a Chicamán, Quiché, en esa visita estuvo acompañado de autoridades de ese municipio, Josué Lemus, ministro de Comunicaciones y la diputada por ese municipio, Greicy de León.

Ese mismo día juramentó al nuevo ministro de Cultura y Deportes, Felipe Aguilar, quien este viernes 18 de septiembre anunció ser positivo de covid-19.

Viernes 11 de septiembre: visita a Huehuetenango con la vicepresidenta del Congreso Sofía Hernández, ministro de comunicaciones, Josué Lemus y otras personas que le acompañaban.

En esa misma gira, llegó al municipio de Génova, Quetzaltenango, donde se quitó la mascarilla para dar su mensaje y no respetó el distanciamiento físico con las personas que le acompañaban.

Lunes 14 de septiembre: ese día el presidente mostraba algunos de los síntomas propios de la enfermedad, sin embargo, acudió a las actividades de independencia en donde compartió con su gabinete, alcalde, personal de Centro de Gobierno, vicepresidente Guillermo Castillo y el presidente del Congreso, quien se presentó con un tanque de oxígeno, luego de haber tenido complicaciones por esta misma enfermedad desde el 28 de julio cuando le diagnosticaron positivo.

Martes 15 de septiembre: se presentó al Congreso de la República y se relacionó de forma cercana con decenas de parlamentarios e incluso brindó su discurso sin mascarilla como lo acostumbra a hacer desde hace varios meses.

El presidente hizo un llamado en cadena nacional a las personas que estuvieron cercanas a él, principalmente en los actos del 199 aniversario de Independencia, para que se hagan la prueba para la detección de la covid-19 ya que luego de esta actividad se “tomaron un cafecito” con algunos de los invitados.

18 de septiembre: apertura de fronteras y aeropuertos

El anuncio de la Coprecovid y el Ministerio de Salud sobre una segunda ola de contagios por la covid-19, no fue una razón suficiente para la apertura de aeropuertos y fronteras del país. Los protocolos sanitarios para garantizar la seguridad sanitaria, frente al alto flujo de pasajeros, fueron aprobados 10 horas antes de comenzar a funcionar.

Lea aquí: Con protocolos publicados a última hora el aeropuerto La Aurora inicia actividades

Las medidas “extremas” de seguridad específicas se reducen en: llevar mascarilla, un botecito de gel y respetar la “señalización del distanciamiento social” tal y como se puede observar en la imagen:

Por su parte, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) dejó sin efecto que las personas que arriben al país apliquen una cuarentena de 14 días y ordenó que la prueba PCR negativa con 72 horas será requisito de ingreso.

Vacuna a cambio de inversión extranjera

El gobierno de Guatemala anunció que han realizado varias peticiones para ser parte de los primeros países en obtener vacunas, pero realmente hasta el momento no se tiene una vía confirmada que compruebe estos extremos.

El 11 de julio, luego que la Embajada de Rusia acreditada en Guatemala y el Parlamento Centroamericano (PARLACEN) presentaran la vacuna AFIPAVIR, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) rechazó esta vacuna argumentando que los estudios sobre este fármaco aún no habían finalizado.

Lo que sí alentó a Guatemala es que Danny Danon, embajador de Israel ante la ONU, mencionó que su país tiene toda la intención de brindar apoyo a Guatemala para tener acceso a la vacuna contra el covid-19, pero también para la atracción de inversiones en el país a través de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala FUNDESA: ” cuando se tenga la vacuna, Guatemala, siendo un fuerte aliado, haremos lo posible por ayudarlos.  Y esperamos tener buenas noticias pronto”

A raíz de esas conversaciones, el presidente Alejandro Giammattei anunció que Israel está entrando en la Fase III de sus pruebas de vacunas para el covid-19 y que Guatemala sería una prioridad en su distribución.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE