Se suspende otra audiencia que buscaba la libertad del preso político Bernardo Caal

COMPARTE

Créditos: Foto: Pedro Armestre/ Alianza por la Solidaridad

Por Stef Arreaga

Este martes 28 de julio se suspendió por tercera vez la audiencia para resolver el recurso de apelación especial luego que los magistrados suplentes del tribunal de Justicia de Alta Verapaz se excusaran. Estas no han sido las únicas audiencias suspendidas que buscan justicia y la libertad del profesor maya q’eqchi’ Bernardo Caal Xol.

Por años Bernardo Caal representando a las comunidades q’eqchi’ en el municipio de Santa María Cahabón intensificó su lucha interponiendo tres acciones legales ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el Ministerio Público (MP), en la Procuraduría General de la Nación (PGN) y ante la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) , todo esto contra el proyecto hidroeléctrico de la empresa Oxec sobre los ríos Oxex y Cahabón del departamento de Alta Verapaz, que empezó a trabajar sin consulta ni consentimiento de las comunidades, quienes fueron afectadas directamente en el tema de recursos naturales, acceso al agua y en la salud de las y los pobladores de las comunidades.

El 9 de noviembre del 2018 el defensor del Río Cahabón, el profesor q’eqchi’ Bernardo Caal Xol,  fue sentenciado a siete años y cuatro meses de prisión, acusado por los delitos de detenciones ilegales y robo agravado de una caja de herramientas, un taladro y fibra óptica.  Esta sentencia por actos que no cometió y basada en testimonios de afiliados de la compañía Oxec se dio a los once meses que había sido detenido ilegalmente al presentarse de manera voluntaria a una audiencia ante el tribunal de Cobán.

Hasta el momento no ha habido ningún sustento que merezca la pena que se le ha impuesto a Bernardo quien fue declarado preso de conciencia por parte de Amnistía Internacional. Los presos de conciencia son aquellas personas que sin haber utilizado la violencia o haberla promovido su libertad es sometida a causa de su opinión política, religión u otras creencias, su origen étnico, sexo, color, idioma, origen nacional  u otro estatus.  En este caso, Bernardo es el primer preso de conciencia que declara la organización en Guatemala desde la firma de los Acuerdos de Paz en 1996.

Según Hugo Archila, uno de los abogados de Caal indica que hay tres audiencias pendientes: la primera es un debate de apelación especial por la resolución del juez que viene desde el 30 de noviembre del 2018 y que este lunes se suspendió por tercera vez, en esta audiencia 69 magistrados se han excusado de llevar a cabo esta audiencia.   La segunda, es una revisión de medida de cohersión pero se suspende por segunda vez y no se le ha dado el carácter de urgencia aunque han dicho que son las que deben de resolverse urgentemente.   Y la tercera, es una  recusación en contra del juez Ricardo Isaias Caal y Caal ya que el juez externó opinión previo a resolver un juicio, esta fue reprogramada para el 24 de agosto.

El periodista Santiago Boton, quien asistió a la cobertura para esta audiencia grabó un video en donde el defensor de los recursos naturales y la vida, levanta sus manos con los grilletes puestos en sus muñecas y guantes quirúrgicos en sus manos dice: 

“Esta es la dignidad del pueblo q’eqchi’, si pensaban que todo lo iban a hacer a oscuras, a escondidas no es así, todo el pueblo ya se cansó de tanto despojo”.

Mientras estas audiencias se llevan a cabo, Bernardo Caal sigue guardando prisión lejos de su esposa la profesora María Isabel Matzir y sus dos hijas Ni’kte’ y Chahim que ya tienen 11 y 13 años y quienes desde hace dos años exigen la libertad de su padre a través de la campaña “palabras de las hijas del Mayab”

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE