No es país para viejos

COMPARTE

Créditos: DW

Por Miguel Ángel Sandoval

Es la película de hace unos años, en versión Hollywood. Ahora lo vemos en nuestro país, donde un gobierno que realmente da pena ajena permite que la ciudadanía, la gente, viva al borde de todo, en el límite de todo, por las ocurrencias de un gobierno sin rumbo, sin sentido, sin nada.

La niñez del país esta desnutrida, se muere de hambre. Se vende al mejor postor, hay bufetes de abogados que de eso viven, además trabajan sin derechos; por eso vimos hace un par de años, a miles de niños no acompañados irse del país, pues en Guatemala no tenían futuro. Tenían toda la razón.

Ahora se pretende de un plumazo, quitar todos los derechos a los adultos, no digo viejos pues me parece estúpido condenar a alguien por edad. Y si sigue las cosas como van, esto es, que los mayores de 60 no pueden ir a un restaurante, no pueden ser profesores universitarios, o no pueden tener permisos de conducir, y no tienen derecho a un retiro digno y decoroso,  pues sencillamente estamos obligando a los adultos de este país a encabezar una revolución de los adultos.

Y afirmo: el primer viejo que debe irse a su casa es el actual presidente.

Autoría y edición

Escritor, activista social, catedrático, consultor y politólogo guatemalteco.

COMPARTE