Desalojan y queman viviendas de Cuarenta familias q’eqchi de Cubilgüitz

COMPARTE

Créditos: Comité de Unidad Campesina CUC
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por David Toro

En pleno toque de queda y estado de calamidad por la pandemia, en la madrugada del 15 de agosto un grupo armado se movilizó y quemó las casas y siembras de 40 familias Q’eqchi’s de Cubilgüitz en Cobán, Alta Verapaz, el Comité de Unidad Campesina (CUC) explicó que estas personas fueron despedidas injustamente de la finca cafetalera de una de las familias de terratenientes alemanes, los Diesseldorff.

El desalojo extrajudicial sucedió durante la madrugada del domingo 15 de agosto, un grupo de hombres fuertemente armados dispararon en contra de las familias q’eqchi, colocando en riesgo a las mujeres y niños, luego quemaron las casas, las familias afectadas son 40 y también incendiaron sus siembras, los comunitarios decidieron huir hacia las montañas a buscar refugio. Los vecinos afirman haber llamado a la Policía Nacional Civil (PNC), pero no recibieron auxilio, la policía no llegó al lugar, según los comunitarios de Cubilgüitz no es primera vez que las autoridades hacen caso omiso a sus denuncias, especialmente si se trata sobre ataques contra esa comunidad.

Los ataques contra familias q’eqchi siguen incrementándose, los municipios de Panzón y Santa Catalina la Tinta se encuentran bajo estado de prevención con la excusa de “combatir a los grupos armados o narcotráfico”, pero públicamente el sector empresarial se ha pronunciado por acelerar los desalojos de fincas en todo el departamento de Alta Verapaz.

El 6 de julio, en una página web se publicó el testimonio de la nieta de los Diesseldorff, en la que afirma que han exigido por 16 meses el desalojo de las familias campesinas q’eqchi de esta finca, un día después en Prensa Libre y El Periódico se publicó la misma versión en la que buscan victimizar a los terratenientes, estos testimonios se acompañan de los pronunciamientos de La Asociación para la Defensa de la Propiedad Privada (Acdepro), en ninguna de las tres publicaciones se mencionó de la deuda laboral de los Diesseldorff con las familias campesinas.

En un comunicado el CUC explicó que los comunitarios de Cubilgüitz sufrían de amenazas e intimidaciones de un grupo armado desde hace más de un año, estos se dedicaban a  disparar al aire en las cercanías de la comunidad, según el CUC este grupo armado trabaja junto con los finqueros que buscan desalojar a los campesinos que antes trabajaban para ellos.

Desde 1929 hasta el 2001 más de 80 familias q’eqchi’s para sobrevivir fueron mozos colonos de las plantaciones de café de la familia Diesseldorff en la finca Cubilgüitz, el CUC asegura que hace 15 años fueron despedidos sin justificación por la empresa Desarrollo Agropecuario del Norte S.A y la terrateniente Dorothee Anne Diesseldorff, desde ese momento se ha  negado a pagar las prestaciones laborales de los campesinos que hoy fueron desalojados violentamente.

El procurador de los derechos humanos, Jordán Rodas Andrade se pronunció sobre este acto criminal, condenando el ataque armado y la quema de las cosechas, que dejan a cientos de personas sin alimento y resguardo. Solicita al Ministerio Público realizar la investigación para identificar a los autores materiales e intelectuales de este atentado.

El Ministerio Público informó desde las 11:52 AM que realizará una invetigación sobre lo ocurrido en esta región de Alta Verapaz.

Alejandro Giammattei se refirió a lo ocurrido como “La violencia no es aceptable entre hermanos…” a pesar de las denuncias realizadas por el Comité Campesino Del Altiplano CCDA que señalan que las familias “fueron desalojadas por grupos armados al servicio de la familia Diesseldroff, quienes son los que han promovido las acciones violentas en contra de las comunidades de la región…”

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE