Xela ha gastado Q4 millones en mascarillas favoreciendo a dos empresas

COMPARTE

Una de las empresas cambió su catálogo y la otra pasó dos años sin concursar.

Por María Hernández

La compra de mascarillas para contener la pandemia de coronavirus en el departamento de Quetzaltenango ha favorecido a dos empresas. Una de ellas cambió su catálogo de ferretería para poder calificar como proveedora y la otra pasó de ganar un concurso en 2017 por Q750 a 24 concursos en 2020 por más de Q2 millones.

Al 15 de julio, el hospital Regional de occidente (HRO) había gastado en la compra de 322 mil 434 mascarillas, unos Q 4 millones 653 mil como unidad ejecutora del presupuesto para el hospital temporal ubicado en el Centro de Ferias y Mercadeo de Quetzaltenango (CEFEMERQ).

De las 49 adjudicaciones realizadas para el HRO, el 72 por ciento corresponden a dos empresas: Farmacia Oncológica del Sur Occidente, a nombre de Melba Susana Castillo Ángel y Grupo Construferro S.A., de Rony Orlando Mazariegos Cifuentes.

De Q750 a 2 millones

La empresa Farmacia Oncológica del Sur Occidente logró su primera adjudicación por parte del Estado en 2017, por la compra de: “Suplementos alimenticios para adolescente del albergue de Coatepeque”, por un monto total de Q 750.

Entre el 2018 y 2019 no participó en ningún concurso y fue hasta el 2020 cuando volvió a participar y resultó favorecida con 24 adjudicaciones estatales, 23 de las cuales han sido para el HRO por venta de mascarillas.

Cambio de catálogo

Grupo Construferro cambió su catálogo de materiales de construcción para convertirse en una de las proveedoras de mascarillas, en una entrega anterior se abordó el tema a profundidad:

https://prensacomunitaria.org/empresa-vende-mascarillas-mas-caras-al-hospital-de-xela/

Proceso de contratación

Carmen Sajquim, vocera del HRO, comentó que: “el hospital realiza las compras a través del trabajo de las juntas de cotizaciones o licitaciones, que son las encargadas de analizar los perfiles de los proveedores y los lineamientos establecidos”.

Son esas juntas las encargadas de verificar que los proveedores cumplan los requisitos establecidos en la ley. “El área de compras y eventos cuenta con asesoría jurídica para velar porque los procesos se realicen de acuerdo a los requerimientos de productos hospitalarios”, añadió la vocera.

Sajquim puntualizó que se favoreció a dos empresas, porque al momento de verificar el producto con otros proveedores no llenaron los requisitos solicitados.

“Las juntas de cotización y licitación deben ser conformadas por personal del renglón 011, entre ellos las juntas se conforman por médicos, enfermeros o técnicos especialistas en el insumo que se necesite”, añadió Sajquim al ser consultada sobre las junta adjudicadora.

Esas juntas están reguladas por la ley de contrataciones del Estado y son las únicas que tienen competencia para recibir, calificar y adjudicar con total independencia.

José Alberto Sánchez Guzmán, diputado del Movimiento Semilla e integrante de la Comisión de Transparencia y Probidad del Congreso de Guatemala, mencionó que hasta el momento “esa comisión no ha realizado acciones concretas sobre el tema”.

Puntualizó que ve con preocupación que durante la pandemia se ha sofisticado la forma en que se tergiversa la ley para que las acciones se vean “legales” pero a todas luces son corruptas e impunes.

Autoría y edición

COMPARTE