Una enfermera trabajó 90 días sin salario y se contagió de COVID-19

COMPARTE

Créditos: David Toro

Por David Toro

El 23 de marzo el Hospital Temporal del Parque de la Industria, ubicado en la zona 9 de la ciudad de Guatemala, comenzó a recibir pacientes enfermos de COVID-19. Entre los más de 300 trabajadores de salud de este recinto improvisado se encontraba Daniela (nombre ficticio), una enfermera auxiliar que acudió a la convocatoria urgente para incorporarse al trabajo en primera línea contra el coronavirus.

Daniela es parte de las 12 enfermeras que están organizadas en grupos de cuatro para cubrir turnos de 24 horas.  Tanto ella, como 100 de sus compañeros de diversos puestos y áreas han trabajado desde el 23 de marzo sin recibir un centavo. A más de 90 días de que el hospital iniciara con la atención no todos han firmado contrato. La enfermera es madre soltera y para poder sobrevivir estos meses tuvo que endeudarse pidiendo préstamos para cubrir los gastos de transporte, renta y la alimentación de su hijo menor de edad.

“Es como si estuviéramos trabajando de gratis, a mi me han dicho en la dirección de Recursos Humanos que como trabajé en el Hospital San Juan de Dios no puedo tener dos contratos con el Estado y tienen problemas administrativos para contratarme, pero cuando llegué a la convocatoria me recibieron sin dudar”, relató.

En junio, cuando la cantidad de casos de COVID-19 se elevaron abruptamente y la demanda por atención médica se disparó y la situación también se agravó para Daniela. Durante el turno del sábado 20 de junio empezó a sentir que no podía respirar y tenía fiebre, tres días antes le dijo a sus jefas inmediatas que tenía síntomas del coronavirus pero en aquel momento le respondieron que tomara suero y que seguramente solo era algo viral.

Un médico del Hospital Temporal Parque de la Industria la auxilió ese 20 de junio y le realizó un hisopado, la prueba dio positivo y tuvo que regresar a su casa, pues su estado no le permitía continuar con sus labores.

“Llevo 12 días de cuarentena, el hospital no me a ayudado con nada, tuve que conseguir medicamentos por mi cuenta, el 1 de julio me hicieron llegar para hacerme una radiografía de  pulmones, me dijeron que ya estaba bien, sin enseñarme los resultados y que me presentara a trabajar este 2 de julio, pero no puedo, sigo con síntomas y no me siento bien”, compartió.

Daniela sospecha que se contagió en el Parque de la Industria, “trajes aislantes de protección casi nunca usamos porque no hay muchos, solo usamos batas descartables y una mascarilla para el turno de 24 horas dentro de la zona de encamamiento donde están los pacientes enfermos”.

Desde el 12 de mayo el personal médico de este hospital a denunciado la situación laboral y la escasez de equipo de protección, la situación aún no cambia la ministra de salud Amelia Flores. En la conferencia de prensa del 26 de junio, las autoridades de Salud aseguraron que esta semana se transferirán los pagos de 180 trabajadores, pero Daniela y muchas de sus compañeras enfermeras no estaban incluídas ahí porque ni siquiera han firmado contrato.

Sin contrato laboral firmado y sin salario, la enfermera y madre de dos pequeños quedó a la deriva cuando se contagió de COVID-19. En mayo de este año, el abogado laboralista René Godoy advirtió que los contratos descartables que se les estaba ofreciendo al personal del Parque de la Industria dejaría sin garantías a los trabajadores en caso de contagio, pues los renglones 182 y 189 no incluian seguro social ni alguna otra prestación.

“Quiero pedirles a las autoridades que se pongan la mano en la consciencia, todos somos personas, tenemos gastos, algunos únicamente sobrevivimos de ese trabajo, habemos madres solteras que somos el sustento del hogar y necesitamos recibir el dinero que ya nos ganamos con nuestro trabajo y exponiendonos al virus”, exigió Daniela.

De momento, no podrá regresar a trabajar. El médico que la auxilió le dijo que debe permanecer en reposo al menos cinco días más, por los síntomas que aún persisten, y además su familia le a pedido que renuncie por el riesgo que corre y sin recibir remuneración por el trabajo que realizó por más de 3 meses.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE