Rechazan las actitudes coléricas del presidente Giammattei

COMPARTE

Tiempo de lectura: 3 minutos

En días recientes se han producido hechos coléricos de funcionarios públicos en contra de periodistas y dirigentes indígenas que han planteado la situación de sus comunidades o que han realizado preguntas de las acciones que realizan para el combate del COVID-19.

Señalamos que en contravención de las medidas que el mandatario ha impuesto, esas reuniones han provocado la participación de mucha gente que se ha expuesto al peligro latente del contagio, para reunirse con el gobernante.

En días recientes el Presidente de la República realizó una gira por diversos lugares en donde la población no solo planteó sus necesidades, sino manifestó su rechazó a las políticas gubernamentales ante la crisis, lo que dio lugar a una respuesta airada del presidente.

La APG repudia las reiteradas muestras de intolerancia del presidente Alejandro Giammattei, como la reciente actitud contra el pueblo originario de San Juan Comalapa, en donde  el mandatario no solo respondió con severidad a las críticas de jóvenes y líderes de ese departamento, sino que su Secretaría de Comunicación Social por “error” cortó la transmisión cuando un líder indígena leía  las peticiones que la población había consensuado para presentar al presidente.

La APG condena esa actitud prepotente e irrespetuosa contra los pueblos indígenas que merecen consideración y respeto, como lo merece el pueblo en general que en sus cadenas de radio él considera ignorante e impone severas medidas de precaución que viola en sus giras departamentales.  

Nadie puede negar que en Comalapa el dirigente indígena hizo una brillante exposición de lo que sucede en ese municipio y de las necesidades perentorias que tienen, siendo interrumpido airadamente por el presidente Giammattei negando las afirmaciones. Esa no debe ser la actitud del presidente ante quienes, respetuosamente le reciben, se exponen y le hacen un planteamiento político que la APG comparte plenamente.    

La APG condena las actitudes similares que ha tenido el presidente de la asamblea legislativa, Allan Rodríguez, quien ante las interrogantes de una periodista, sobre la elección de magistrados, respondió “creo que este tipo de preguntas malintencionadas son las que transmiten ese mensaje a la población, en donde se quiere hacer ver como que hay una mala intención de retrasar o dilatar la elección de cortes”. No se trata de ninguna mala intención, sino del cumplimiento del deber de los periodistas de llevar información veraz a la población.

Esta actitud no es un caso aislado, forma parte de una estrategia fraguada desde el Congreso para atacar a medios de comunicación y reporteros que cuestionan e investigan las acciones de los legisladores.

Acciones como estas se han replicado en estos seis meses de gobierno para obstaculizar la labor de los reporteros, como cuando se prohibió el ingreso al palco de prensa y se silenció el canal de televisión del congreso. Asimismo, a finales de mayo el diputado Felipe Alejos, acusó al vespertino La Hora de tener “fines políticos” para “traficar influencias”. Todo porque se estaban evidenciando, por parte del MP, las componendas de Gustavo Alejos para la elección de magistrados de las cortes

La APG condena este tipo de actitudes de diputados como Alejos, Allan Rodríguez y Álvaro Arzú Escobar que se muestran arrogantes con los periodistas que fiscalizan su labor o evidencian sus cuestionables decisiones.

La APG considera que el mandatario, los diputados y todo funcionario público, debe ser receptivo a las críticas de su gestión y no solo aceptar las adulaciones sobre el manejo de la actual crisis, por lo que hace un llamado a cambiar las nefastas actitudes si pretenden ser reconocido por la población

Ante esto, la Asociación de Periodistas de Guatemala

EXIGE

Al Presidente Alejando Giammattei y a los diputados

-Respeto a los pueblos indígenas y evitar las reacciones y respuestas coléricas a los periodistas y ciudadanía, cuando se cuestione, critique o exija rendición de cuentas sobre sus acciones.

-Que el presidente convoque oficialmente a la prensa por lo menos dos veces a la semana para responder los cuestionamientos que se le planteen y no limitarse a brindar entrevistas esporádicas o realizar cadenas de radio y televisión.

-A la directiva del Congreso de la República y demás legisladores, cesar cualquier acción que pretenda limitar el acceso a la información o que se les amedrente para obstaculizar su labor. Los directivos deben recordar el amparo otorgado por la Corte de Constitucionalidad para que los medios puedan realizar libremente su trabajo en ese organismo.

Finalmente, la APG, exhorta a los medios de comunicación y  a los periodistas en particular, a que tomen todas las medidas necesarias de protección y a permanecer unidos y denunciar cualquier acción de las autoridades que pretenda limitar el quehacer periodístico o cualquier represalia que sufran en la realización de su importante misión de mantener informado al pueblo.

Guatemala, 20 de julio de 2020.

Junta Directiva APG

Autoría y edición

COMPARTE