Por “ilegal, aribitrario y caprichoso”, juez federal deja sin validez norma anti-migrantes de Trump

COMPARTE

Créditos: Reuters.

Por David Toro

1 de julio del 2020

La norma creada por el presidente estadounidense Donald Trump para impedir que personas centroamericanas puedan solicitar asilo en la frontera sur de Estados Unidos ha sido invalidada por un juez federal, pero la batalla para eliminar los acuerdos de Tercer País Seguro”, que firmó con Guatemala, El Salvador y Honduras sigue pendiente.

Timothy Kelly, juez federal de Washington D.C, decidió el 30 de junio dejar sin validez una regla migratoria del presidente Donald Trump aprobada en marzo de 2019. Con él, se buscaba detener a los migrantes centroamericanos que llegaran a la frontera sur de Estados Unidos, y obligarlos a pedir asilo en un país de tránsito, como Guatemala para los hondureños y salvadoreños y México para los guatemaltecos.

El juez Kelly calificó la norma del presidente Trump como “ilegal, arbitraria y caprichosa”, según publicó el 30 de junio, la cadena de noticias Telemundo. La resolución fue posible por las múltiples denuncias que organizaciones de derechos humanos de Estados Unidos realizaron desde que el acuerdo entró en vigencia, en 2019.

“El Acuerdo de Tercer País Seguro con Guatemala es una batalla diferente”

El abogado de migración Rubén Loyo, del Centro de Nacional de justicia para Migrantes (NIJC), fue parte de los penalistas que denunciaron la norma de Trump que ha sido bloqueada, y explicó que los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACA), “son una lucha aparte, hay un proceso legal en el mismo tribunal de Washington para buscar que estos acuerdos sean suspendidos, pero aún no hay fecha para la resolución del juez”, argumentó Loyo.

“El bloqueo de este acuerdo es un precedente importante para que el juez que tenga a su cargo decidir sobre el acuerdo que firmó Trump con Guatemala en 2019, pueda eliminarlo” subrayó el abogado.

El ACA firmado por el Gobierno del expresidente Jimmy Morales en julio de 2019 sigue vigente, este le permite al Gobierno estadounidense enviar a solicitantes de asilo de El Salvador y Honduras a Guatemala para que realicen el proceso el proceso de solicitud de asilo. “Lo peor de este acuerdo es que elimina cualquier derecho en Estados Unidos para las personas que llegan al país sin pedir asilo en un tercer país”, aseguró Loyo.

“La decisión del juez Kelly es un paso fundamental para detener a los Acuerdos de Cooperación de Asilo, nunca estuvimos de acuerdo con estas normas de Trump, porque prácticamente dejan sin opción ni defensa a los migrantes, estos acuerdos ponen en alto riesgo a las personas y esperamos que este primer paso no sea eliminado”, opinó Úrsula Roldán, representante de la Red Jesuita con Migrantes en Guatemala.

El ACA firmado por el expresidente Morales provocó que 939 centroamericanos, 579  hondureños y 360 salvadoreños fueran enviados a pedir asilo a Guatemala entre noviembre de 2019 y el 16 de marzo de 2020. Este acuerdo ha provocado que la mayoría de personas decida volver a su país del que huyeron por razones humanitarias, apenas 57 de los más de 900 enviados han pedido asilo en Guatemala según los datos oficiales.

Desde el 16 de marzo ningún centroamericano ha sido enviado bajo el marco del acuerdo de Tercer País Seguro, pero una de la razones es que la pandemia provocada por la COVID-19 ha impedido que el Gobierno de Estados Unidos continúe aplicando el polémico acuerdo.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE