Medidas comunitarias en el altiplano se alinean para garantizar un retorno gradual a la normalidad

COMPARTE

Créditos: Gilberto Escobar

En Totonicapán y Quetzaltenango se discuten las nuevas medidas locales que se implementarán para reabrir comercios y el transporte público.

Por Gilberto Escobar

Pese a que el número de contagios de coronavirus en el país se eleva, el presidente Alejandro Giammattei anunció el domingo 26 de julio en cadena nacional que el país entrará en una nueva fase que permitirá implementar el sistema de semáforo para la reactivación económica del país.

No obstante, en Totonicapán y Quetzaltenango se realizaron reuniones con el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), para discutir a profundidad las nuevas medidas comunitarias, sobre todo, las que involucran la reactivación del transporte público y la economía local.

En San Cristóbal y Totonicapán cabecera, se informó que no reabrirían hoy sus comercios ni permitirían el transporte público. En Santa María Chiquimula, las autoridades comunitarias restringieron la entrada al municipio, como medida para reducir los contagios de covid-19.  

En un comunicado de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Cristóbal, se advirtió a los pilotos de mototaxis del municipio de San Andrés Xecul, que no estaba autorizada la reactivación de ese servicio y por lo tanto, serían sancionados si prestaban sus servicios.

Entretanto, en la cabecera departamental de Totonicapán, se llevó a cabo una reunión con el personal del distrito de salud, donde manifestaron que es importante no levantar las restricciones de contención en este momento.

En la municipalidad de San Francisco el Alto, también se publicó un comunicado donde se llamó a la población  “a no bajar la guardia”, pero se indicó que el mercado de ese municipio iniciará actividades el 5 de agosto.

En Quetzaltenango

En los municipios de San Juan Ostuncalco y la cabecera departamental de Quetzaltenango, dos de las 24 comunas de ese departamento, también publicaron comunicados oficiales donde indicaron que tampoco reabrirían el lunes 27 de julio los comercios ni el servicio del trasporte público.

Al respecto, el director de Salud de Quetzaltenango, Juan Nájera, mencionó que le preocupaba la reactivación del transponte urbano porque “no estamos preparados”. Además, mencionó que al 27 de julio, Quetzaltenango reportó 779 casos positivos de coronavirus.

Miguel Ovalle, alcalde de Salcajá, dijo que en ese municipio las medidas de restricción continuarán sin mayores cambios.  También Erick José Mario Tzún de León, Gobernador departamental mencionó, “no podremos entrar de la noche a la mañana a la nueva normalidad”.

Finalmente, Fernando López, alcalde de Quetzaltenango, también expresó que “es alarmante que en el pico de la pandemia el país se relaje”, y añadió que durante los próximos días se van a realizar pruebas para determinar la mejor manera de reactivar el transporte urbano.

Autoría y edición

Periodista curioso, contador de historias invisibles. Creo en el periodismo riguroso y comprometido.

COMPARTE