Los hospitales de la ciudad de Guatemala no cuentan con personal ni espacio para atender enfermos de COVID-19

COMPARTE

Créditos: Congreso

Por David Toro

Los directores de los hospitales del departamento de Guatemala que atienden pacientes con COVID-19 admitieron en una citación de la Bancada Unidad Nacional de la Esperanza (UNE)  que la emergencia sanitaria los ha sobrepasado y ya no tienen camas ni personal suficiente.

Las estimaciones oficiales señalan que para septiembre, Guatemala podría tener entre 70 y 80 mil casos positivos de COVID-19. Hasta el 14 de julio hay 30,872 casos confirmados y estos han sido suficientes para producir el colapso de los principales hospitales que atienden la pandemia.

Hospitales de referencia nacional están al límite de su capacidad

Marco Antonio Barrientos, director del Hospital Roosevelt, en una citación de la Bancada UNE de este miércoles 15 de julio, señaló que actualmente tienen entre 40 y 45 camas de intensivo ocupadas por pacientes con en estado grave, “estamos a un 95% de nuestra capacidad, hemos ido habilitando espacios conforme sube la demanda, pero ya no podemos más, si seguimos así perderemos la capacidad de atender otras emergencias y patologías (…) ahora mismo dos terceras partes de la emergencia para adultos es exclusiva para coronavirus”, expresó Barrientos.

Por su parte el doctor Jorge Solares, director del Hospital General San Juan de Dios, explicó que las 30 camas para intensivo que habilitaron todas están ocupadas, además agregó que para septiembre espearan contar con 50 camas más para pacientes en estado grave, en el quinto nivel del edificio del hospital.

Actualmente, el San Juan de Dios tuvo que recurrir a contratar nuevo personal, porque un tercio de los trabajadores están fuera de servicio por contagios de coronavirus, y por el riesgo de ser suspendidos por la edad. “Debo decir que hemos sobrecargado a los médicos residentes y actualmente solo tenemos a un médico por cada 30 pacientes con COVID-19”, señaló el director Solares.

La preocupación de las autoridades de ambos centros es que cada vez que aumenta la cantidad de pacientes con COVID-19 en sus instalaciones, disminuye la capacidad que tienen para atender pacientes que ingresan por otras emergencias como disparos de arma de fuego, embarazos y enfermedades crónicas.

El hospital creado para la pandemia no tiene espacio

El Hospital Temporal Parque de la Industria, habilitado el 23 de marzo de 2020, tiene una capacidad máxima para 300 pacientes. En marzo, el presidente Alejandro Giammattei aseguró que sería “el hospital mejor equipado de Centroamérica y con capacidad para 3 mil pacientes”, pero esto nunca sucedió.

Durante la citación de este miércoles, la doctora Diana Hernández, directora de este centro temporal, aseguró que aunque tienen 48 camas para intensivo, solo han tenido que hacer esfuerzos por encima de la capacidad del personal para habilitar 36,  dos de ellas se están utilizando como sala de quirófano ya que algunos pacientes necesitan intervenciones de otro tipo.

Foto: Congreso

Cuando este hospital empezó a prestar atención tenían a 512 personas contratadas, de las cuales 480 se mantienen en sus puestos, hasta este 15 de julio. Pero de ese número, 111 trabajadores no han recibido ni un solo pago por los cuatro meses de servicio. Según las declaraciones de la directora Hernández, este día harían efectivo el pago por medio de acta ministerial a 32 enfermeras y tres especialistas.

Sobre el tema, el diputado Carlos Barreda, jefe de la bancada legislativa de la UNE, cuestionó la baja capacidad de atención del Hospital Parque de la Industria “tengo amigos que se han enfermado que me llaman a las dos de la mañana para contarme que pasan horas en la puerta esperando atención”, resaltó el diputado.

Por su parte, Francisco Coma, viceministro de hospitales, respondió a Barreda que tienen un plan para habilitar un salón más del Parque de la Industria, con 300 camas más. Además, agregó que espera tener 1 mil 200 camas disponibles a nivel nacional antes de septiembre, “le voy a ser honesto, de que nos sirve tener muchas camas si no hay personal, estamos haciendo gestiones para contratar a médicos extranjeros radicados en el país”, añadió Coma.

Guatemala se encuentra en una aceleración continua de casos. En las últimas 24 horas fueron detectados 1 mil 130 casos nuevos a nivel nacional, con apenas 2 mil 700 pruebas realizadas. Mientras la capacidad hospitalaria sigue sin resolverse, en 15 días el presidente Giammattei podría echar a andar el protocolo del semáforo para iniciar una reapertura de actividades por municipios.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE