Expertos señalan que las medidas del Gobierno no han impactado en la contención de la pandemia

COMPARTE

Créditos: David Toro
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por David Toro

Han pasado 23 días desde que el presidente Alejandro Giammattei optó por restringir la movilidad vehícular por número de placa en cinco departamentos del país, un análisis del Laboratorio de Datos revela que los casos de COVID-19 en la ciudad de Guatemala aumentaron 117.5%  a pesar de la medida.

Como un elevador que sube a toda velocidad han sido las últimas dos semanas en Guatemala. Los casos positivos de COVID-19, detectados hasta el 8 de julio, son de 24,787 y más de 1 mil personas han fallecido por la enfermedad, en las últimas 72 horas se han detectado un promedio de 762 diarios. A pesar de ello, la movilidad en las calles de ciudad de Guatemala podría hacer creer a cualquiera que lo peor de la crisis sanitaria ya ha pasado.

El 14 de junio, el presidente Giammattei anunció una nueva medida para alternar la movilidad vehicular según el número de placa en los departamentos de Guatemala, El Progreso, San Marcos y Sacatepéquez, posteriormente el 28 de junio, la medida fue levantada en El Progreso y San Marcos y puesta en vigencia en Escuintla y Quetzaltenango.

En el informe del Laboratorio de Datos realizado por los analistas Oscar Chávez, Karin Slowing, Evelyn Balsells e Ignacio Rodríguez, se señala que la medida “Pico y Placa” del presidente Giammattei no logró contener el aumento de contagios en la ciudad de Guatemala, pues 22 días después de haber cobrado vigencia, la ciudad pasó de 7,358 casos a 16,006 casos positivos hasta el 4 de julio, la aceleración fue de 117.5%.

El estudio publicado el 7 de julio agrega que según los datos actuales de movilidad vehicular que ofrece la plataforma Google, basada en el historial de ubicaciones de los conductores en los aparatos celulares, el tránsito real en la ciudad de Guatemala no parece haber sido afectado por la restricción, por ejemplo, la afluencia en tiendas y supermercados no disminuyó, en los últimos 20 días se mantuvo alrededor del 40%, mismo porcentaje reportado por la aplicación cuando todos los vehículos podrían circular sin restricción.

En cuanto a la movilidad en lugares de trabajo y bajo las restricciones, el promedio fue de 45%, es decir, la estadía de vehículos en los lugares de trabajo bajó un 3% en comparación a las semanas previas a las restricciones por placas. 

Pocas pruebas en los departamentos dificulta conocer situación real

En los departamentos de Guatemala la masificación de pruebas no ha sido posible, la confirmación de ese hecho es que de las 65 mil pruebas de diagnóstico de COVID-19 realizadas hasta el 1 de julio a nivel nacional, el 52% están centralizadas en el departamento de Guatemala, según el departamento de epidemiología del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

El estudio realizado por los expertos, indica que del 16 al 28 de junio en San Marcos y El Progreso, no existió ningún cambio de movilidad en tiendas y supermercados, se mantuvo en 40% en promedio, según la herramienta de Google.

Por su parte, los departamentos de San Marcos y El Progreso realizan un promedio de 350 pruebas de diagnóstico a la semana. Los analistas destacaron que existe una gran limitación de casos detectados en las provincias por la concentración de pruebas en la ciudad de Guatemala, sin embargo del 1 al 4 de julio ambos departamentos reportaron un promedio de 10 casos nuevos cada 24 horas.

Los resultados de las restricciones en Escuintla y Quetzaltenango aún no ha sido analizados porque iniciaron hace menos de diez días y se necesita un margen de al menos 14 días para constatar si tuvieron impacto en el aumento de casos. Sin embargo, el estudio destaca que en los departamentos el cumplimiento de la  medida “quédate en casa” tiene un promedio de 30% de cumplimiento, mientras que en la ciudad de Guatemala es de 40%.

El presidente planea abrir el país

El informe del Laboratorio de Datos concluyó recomendando a las autoridades de Salud implementar un plan de manejo de la pandemia que permita cortar las cadenas de contagio y no únicamente limitar el tránsito vehícular.

Pero los planes del Gobierno parecen ir por otro camino porque este 8 de julio en el Aeropuerto Mundo Maya, ubicado en el departamento de Petén, el presidente Giammattei anunció que el domingo anunciará los protocolos para volver a la “nueva normalidad”. “La población tendrá que aprender a vivir forzosamente con el virus”, aseguró el mandatario.

El presidente Giammattei y Edwin Asturias, de la Comisión Presidencial Contra el Coronavirus (Coprecovid), parecieran trabajar en dos Guatemalas diferentes, mientras el gobernante habla de la apertura del país y de protocolos para aeropuertos, Asturias aseguró el 1 de julio, en conferencia de prensa, que la peor parte de la pandemia podría llegar en agosto y los casos se podrían intensificar en el interior del país en los próximos 20 días.

Mientras las autoridades dan discursos distantes uno del otro, la realidad es que la cantidad de pruebas realizadas aún no aumenta y este 8 de julio el MSPAS anunció que nuevamente la compra de 120 mil pruebas de diagnóstico se canceló porque el único ofertante no cumplía con los requisitos.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE