Enfermeras y puestos operativos denuncian abandono de parte de las autoridades del Ministerio de Salud

COMPARTE

Créditos: David Toro

Por David Toro

Los trabajadores de salud que están en primera línea de la pandemia en Hospitales Nacionales denuncian, que a más de 100 días de iniciar la crisis sanitaria, no han sido dotados con el equipo de protección personal necesario para prevenir el contagio de COVID-19, además el riesgo aumenta porque su renglón de contratación carece de prestaciones laborales y seguro social.

El Sindicato de Trabajadores de Salud San Juan de Dios, denunció, este miércoles 1 de julio, frente al Ministerio de Salud Pública, las condiciones y el riesgo que viven enfermeras, personal de lavandería, seguridad, cocina y demás puestos operativos de los Hospitales Roosevelt y San Juan de Dios, ya que el equipo de protección personal es limitado. La situación se agrava porque si los trabajadores se contagian no cuentan con acceso al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

#COVID_19: Enfermeras y trabajadores operativos del Ministerio de Salud que laboran por contrato no cuentan con prestaciones laborales, el sindicalista Carlos Urías indica que la Corte Suprema de Justicia otorgó un amparo a favor de los trabajadores de Salud para que el MSPAS otorguen derechos laborales.

Posted by Prensa Comunitaria on Wednesday, July 1, 2020

“Desde el 6 de mayo la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio a favor de los trabajadores de salud el amparo que ordena al Ministerio de Salud dotar de equipo de protección a todos sin excepción, pero a pesar de las decenas de infectados y fallecidos, las autoridades no han cumplido”, aseguró Carlos Urías, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Salud.

Urías denunció que la situación para los trabajadores por contrato y que facturan, es aún más compleja. Para el sindicalista estar contratados bajo los renglones 182 y 189, como servicios externos, esto los deja fuera de recibir cualquier derecho laboral. “El 19 de junio la CSJ nos otorgó el amparo 805 que indica que el Ministerio de Salud ha violado derechos laborales de los salubristas”, resaltó Urías.

Al respecto, la CSJ ordenó al Ministerio de Salud efectuar el pago del bono de riesgo,  aprobado en abril de este año por el Congreso, a los trabajadores sin distinguir el tipo de contrato o puesto que desempeñen. El amparo fue emitido el 19 de junio y el plazo para ser cumplido venció hace dos días y las autoridades de salud aún no responden.

Los Hospitales San Juan de Dios y Roosevelt atienden a más de 320 pacientes de COVID-19. Los dos se encuentran sumergidos en un colapso. Según los datos oficiales, en junio se registró a más de 300 trabajadores de salud contagiados. Y de acuerdo con datos ofrecidos por el sindicalista Urías, solo en el San Juan de Dios 500 trabajadores han tenido que ser enviados a cuarentena y siete han perdido la vida a causa de la pandemia.

A criterio de Luis Daniel Chávez, defensor de trabajadores de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), “la situación es preocupante, muchos trabajadores están siendo contagiados de COVID-19, hay violaciones a sus derechos, necesitan el material idóneo para disminuir el riesgo y no poner en riesgo su vida y la de sus familias”.

Guatemala se encuentra en la etapa crítica de la pandemia con más de 500 casos nuevos de COVID-19 confirmados al día. La situación para el personal de salud es complicada, según la última encuesta del Instituto de Problemas Nacionales (IPN) de la Universidad de San Carlos (USAC), realizada la primera quincena de junio, que indicó que el 50% del personal de salud a nivel nacional carece de equipo de protección suficiente.

Autoría y edición

Foto periodista en Prensa Comunitaria y productor de televisión en TV San Pedro

COMPARTE