En Ixcán restringen el acceso a la información pública por la pandemia

COMPARTE

Pronunciamiento público de periodistas de medios de comunicación radial, televisivo y digital de Ixcán, Quiché, ante las limitaciones al Derecho a la información publica.

Iniciamos expresando nuestras más sinceras condolencias con la familia del primer fallecido de COVID-19 en el municipio de Ixcán, Quiché, y nuestras muestras de solidaridad con las personas que figuran en las estadísticas oficiales de afectados por el Coronavirus; cuya situación se ha agravado por las distintas formas de estigmatizaciones ofensivas originadas particularmente por especulaciones ante la falta de información oportuna.

Con el debido respeto que se merecen, los periodistas y medios de comunicación radial, televisivo y digital de Ixcán, denunciamos públicamente las series de violaciones al Derecho al Acceso a la Información Pública que estamos soportando de parte de las principales entidades del Estado; las involucradas directamente para velar y garantizar por la vida de la población en esta crisis sanitaria de carácter mundial.

Concretamente denunciamos porque la municipalidad de Ixcán, Quiché y la Dirección del Área de Salud han recaído en una actitud de mentir a la prensa, de ocultar información de carácter público concerniente a la tendencia del Coronavirus en el municipio y de las medidas puntuales de prevención que recae en nuestra responsabilidad trasladarlas a la población.

Citamos a priori el hecho que la municipalidad ha informado recientemente que la fosa construida a un costado del basurero municipal no tiene un propósito especifico, cuando con antelación la prensa estaba informada de manera extraoficial que se estaba construyendo por decisión y acuerdo del consejo municipal para disponer de un complejo de tumbas para las posibles víctimas del Coronavirus en Ixcán.

El sábado 04 de julio reciente, cuando los rumores y la desinformación difundidas a diestra y siniestra por individuos sobre la posible primera víctima del Coronavirus en Ixcán, pues la Dirección del Área de Salud guardó silencio total y no respondió a los periodistas para despejar las dudas y contrarrestar la desinformación. Es una practica que ya había ocurrido en otras ocasiones donde primero la vox populi anuncia los casos positivos y posteriormente se difunde la información oficial.

En la mañana del mismo sábado se había informado extraoficialmente que la información sobre el referido caso se daría a conocer en una reunión del Centro de Operaciones de Emergencia -COE- que se realizaría durante la tarde del mismo día. Los periodistas se quedaron esperando y nunca fueron avisados que la reunión se realizó únicamente entre la COMRED donde supuestamente se decidió que ya nunca se facilitaría información a los medios de comunicación y que todo sería difundido a través de las cuentas de Facebook de las instituciones.

Efectivamente ocurrió lo anunciado. Los periodistas fueron censurados de las reuniones del COE como se evidenció en la mañana del martes 07 julio cuando las instituciones cambiaron los mecanismos de las reuniones virtuales excluyendo definitivamente a los periodistas.

Más allá de las violaciones a los derechos constitucionales concernientes al acceso a la información publica, que no citaremos en esta oportunidad, a nosotros los periodistas y medios de comunicación nos preocupa profundamente porque la falta de información transparente y oportuna ha desencadenado una actitud colectiva de la indisciplina, el incumplimiento de las principales normas de prevención como se refleja en las calles y una incredulidad profunda en la población que ha llegado a considerar que “el virus no existe y que es un mal inventado”.

Cuando la actualización infográfica reveló que en las últimas 24 horas el número se elevó drásticamente a 59 casos positivos de Coronavirus en Ixcán, con profunda tristeza observamos que la población es víctima del fenómeno de la fábula de Esopo “El pastor y el lobo”, es decir, cuando el Área de Salud ha reconocido que la COVID-19 se ha convertido en una amenaza para la población ixcaneca, la gente ha dejado de creer en las estadísticas y en los datos oficiales.

Señores funcionarios públicos de la Dirección del Área de Salud Pública y a los integrantes del consejo municipal, al restringir la información sobre la pandemia en el municipio, las autoridades atentan contra el libre ejercicio periodístico y la libertad de expresión garantizada en el Artículo 35 de la Constitución Política de la República, además ningún acuerdo gubernativo restringe la información a la prensa, ni en el Estado de Calamidad, ni en las disposiciones presidenciales emitidas por el Gobierno central.

Nosotros los periodistas y medios de comunicación, no queremos sumar sobre nuestras espaldas otra batalla por exigir el derecho a la información pública, por encima del riesgo y el peligro que representa el Coronavirus para nuestro ejercicio comunicacional cotidiano.

Previo a tomar otras acciones legales que, por derecho nos corresponde y solicitar el amparo de las entidades que velan por la libertad de prensa, queremos solicitarles de manera armoniosa que reconsideren sus actitudes evasivas, de ocultar información y especialmente aquella que los condujo a censurar el acceso a los medios de comunicación a las reuniones del COE y a la información oficial que es de sus dominios. Nuestra petición se enmarca el único propósito de poder informar oportunamente a la población bajo los cánones de la libertad de expresión consagrada en la carta maga.

Playa Grande, Ixcán, Quiché, 06 de julio del 2020

Adán Pérez
CEO La Visión Inc & Guía Ixcán

Francisco Pérez López
Gerente de radio la Franja

Joel Pérez
Periodista en Ixcán TV y Agencia de noticias Prensa Comunitaria Km.169

Luis Oliva
Corresponsal de Publimóvil Ixcán

Ottoniel Poou
Ixcán News Freelance

Pablo Santay Galicia
Gerente de Ixcán TV

Santiago Botón Simaj
Prensa internacional y realMente

Autoría y edición

COMPARTE