Edwin Asturias reconoce que la información sobre coronavirus fue “artificialmente modificada”

COMPARTE

Créditos: Gobierno

Por Redacción

“Existen brechas e inconsistencias entre los casos positivos del sistema SIGSA (Sistema de Información Gerencial de Salud) y los reportes al público”, así lo escribió en su tercer informe al Congreso de la República el epidemiólogo Edwin Asturias Barnoya, director ejecutivo de la Comisión Presidencial de Atención a la emergencia COVID-19 (Coprecovid)

Asturias agregó: “Las variaciones en múltiples circunstancias especialmente desde el 5 de abril al 21 de junio – fecha del ultimo reporte dado a la Coprecovid- sugieren que la data presentada públicamente fue artificialmente modificada, ya sea para “aplanar” un pico de enfermedad detectado por la investigación de algún brote (abril 2020), o en otras ocasiones como la segunda semana de junio, no evidenciar la disminución de pruebas positivas durante algunos días”.

El hallazgo fue publicado por la diputada Lucrecia Hernández Mack, de la bancada legislativa del Movimiento Semilla, en su cuenta oficial de twitter resaltando la inconsistencia en la información brindada por las autoridades del Ministerio de Salud; y llamando la atención de la valoración de médico.

En el informe ejecutivo, dirigido al diputado Allan Rodríguez, presidente del Congreso, con fecha del 30 de junio, Asturias Barnoya hizo valoraciones sobre el comportamiento de la pandemia.

Asturias detalló que al 29 de junio en el país se contabilizó un total de 17 mil 409 casos, por cada 100 mil habitantes. También informó que los departamentos que se encuentran en una fase alta de contagio son: Guatemala (97.8), Sacatepéquez (77.1), y otros en los que se ha registrado un crecimiento acelerado: Escuintla (46,7) y Quetzaltenango (15.8). Demográficamente, agregó el informe, que la mortalidad de la covid-19 afecta a las personas mayores de 50 años, pero resaltó que de los 709 fallecidos hasta la fecha reportada, cuatro se encontraban entre las edades de los 22 a los 49 años.

En la información, también destacaron dos puntos: el primero, la capacidad de la respuesta hospitalaria y la capacidad de diagnostico para realizar pruebas para detección de covid-19.

En el primer punto, Asturias reconoció que: “la situación de la atención de los pacientes moderados y severos en los hospitales nacionales de la red de salud pública y del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social en la Región Central del país continúa siendo critica”. Y subrayo que: “los problemas de adquisición de insumos, contratos de personal y de una organización efectiva persisten”, a pesar de contar con Q 1 millón 596 mil aprobados por el Congreso.

El segundo punto, habló sobre las pruebas para detección de covid-19. En ese tema, el epidemiólogo detalló que la Comisión Presidencial que dirige necesita 5 mil pruebas diarias para lograr datos certeros y así poder realizar estimaciones de los niveles de contagio.

En síntesis, Asturias Barnoya señaló que algunos datos han sido “artificialmente modificados, que la respuesta hospitalaria y la capacidad de diagnostico para realizar pruebas para detección de covid-19 sigue siendo insuficiente, y que las autoridades siguen sin capacidad de ejecutar el presupuesto asignado”.

Enlace para leer el informe completo:

https://www.congreso.gob.gt/assets/repositorio/INFORME_PRESIDENCIAL_COVID/Tercer%20Informe%2030%20de%20junio/Oficio%20COPRECOVID.pdf

Autoría y edición

COMPARTE