Chiquita Guatemala S.A. despoja de tierra a una mujer viuda que ha vivido allí por 40 años

COMPARTE

Créditos: Redes
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Andina Ayala

María Luisa de Paz Galdámez reside junto a sus dos hijos, Víctor Manuel y Luis Armando León de Paz en la finca llamada Arizona, ubicada en aldea Entre Ríos, Puerto Barrios Izabal. El 15 de enero de 2020 le llegó una carta de desalojo por parte de la empresa Chiquita Guatemala S. A. 

El 3 de febrero del presente año, trabajadores de la empresa llegaron a su casa, la transportaron en automóvil hacia la oficina de la transnacional de capital estadounidense, y la obligaron a firmar el acta donde acepta el desalojo y se definen los plazos para que María Luisa se retire de forma voluntaria de la propiedad que habitó por 40 años.

En el documento solo aparecen como comparecientes los trabajadores de la bananera Elver José Leo Bustamante Campaneros, con el cargo de Relaciones de Trabajo; y Marvin Oswaldo Barillas Graves, gerente de País Producción Agrícola; quienes firman  por parte de la empresa. No parece haber sido redactado ni validado por un abogado.

María Luisa, es una mujer viuda que ahora debe enfrentar una lucha contra la empresa para conservar su casa, contra la industria bananera Chiquita Guatemala S.A. El plazo que la transnacional le ha dado para que se retire es hasta el 2 de marzo de este año. 

Chiquita, empresa extranjera con hegemonía sobre Guatemala 

Según información del documental “Sobre las bananas y las republicas” de la cadena alemana de televisión DW, la United Fruit Company, tiene presencia en Guatemala desde 1904. Adquirió  35 caballerías de las cuales utilizó 11 para plantar bananos en la aldea de Quiriguá, en los amates, Izabal. Controló el mercado bananero en América Latina y obtuvo consesiones ferroviarias en varios países como Costa Rica, en Guatemala obtuvo el 42.68% de acciones de la International Railways of Central America (IRCA). 

Su poder hizo que influyera en la politica local, en Guatemala, En 1947, la empresa bananera se oponía al nuevo código de trabajo y a la Reforma Agraria (decreto 900), políticas por el Gobierno del presidente Juan José Arévalo. En 1951, con el apoyo de John Foster Dulles, secretario de Estado, de Estados Unidos, contribuyó al derrocamiento del presidente Jacobo Árbenz, en 1954.

Fruto de su indemnización laboral

Miguel Ángel León, difunto esposo de María Luisa De Paz,  era mecánico y soldador, trabajó en la finca Arizona, para Miguel Víctor Manuel Morales Jahusler.

De 1977 a1998 las empacadoras fueron cerradas a raíz de las demandas que los trabajadores hicieron por la falta de pago de indemnizaciones laborales.

A Miguel León, tampoco le fue cancelada indemnización de trabajo que por derechos le correspondía luego de haber laborado por 26 años en la finca y por esa razón, Morales Jahusler le otorgó un terreno dentro de la misma, el problema es que nunca le otorgó el título. 

Este año Chiquita S.A. ha dado un ultimátum a la señora Luisa y su familia, deben abandonar el terreno que ha sido su hogar y el fruto de los derechos laborales de su esposo.  

Luisa de Paz, solo pudo colocar su huella en la supuesta acta, ya que no llevó con ella su Documento Personal Identificación (DPI).

Autoría y edición

Antropóloga y corresponsal de Prensa Comunitaria, forma parte del equipo de investigación del proyecto Green Blood.

COMPARTE