Vuelve a la madre tierra Pedro Baltazar Ramón, parte de la CPR del Ixcán

COMPARTE

Por Genaro Fabian

Hoy 18 de junio 2020, volvió a la madre tierra nuestro hermano y compañero Pedro Baltazar Ramón, del grupo Unión sector I, Primavera del Ixcán está de luto. se ha ido otro de los de la resistencia.

He aquí un fragmento de su memoria:

Pedro Baltazar Ramón Pedro. Nació el 23 de noviembre de 1949 en la aldea Nuq’a, municipio de Barillas, departamento de Huehuetenango. En el año 1976 salió de Nuq’a a la aldea la Esperanza en la frontera de México, esa tierra la estaban negociando con el dueño. Sembró 20 cuerdas de café, todo se quedó sin que aprovecharan nada cuando inició el conflicto armado interno.

Según sus propias palabras: “En el año de 1981 nos fuimos a refugiarnos en México, los amigos mexicanos nos atendieron bien, nos dieron lugar donde vivir, pero como siempre hay personas que actúan mal, roban cosas, por esa actitud los mexicanos se portaron más fuertes o estrictos con los refugiados. Yo viví dos años en el refugio”.

Llegando a la CPR de Ixcán:
“El 25 de diciembre de 1984 llegue con mi esposa en el campamento Matagalpa, en las Comunidades de Población en Resistencia CPR, ahí trabajamos en el cultivo de maíz, frijol y hacíamos la descubierta, exploraciones, la vigilancia fija o poste. Hubo momentos de emergencia cuando el ejército llegaba cerca del campamento, teníamos que huir para salvar la vida, pero también sufrimos hambre, lluvias y dormir mal. Las mujeres cocinaban muy de madrugada ya que el fuego se apagaba a las 4:00 de la mañana para que el humo no lo viera el enemigo”.

Su mayor legado fue en temas de agricultura y apoyo en la salud, lo que más recordaba según sus palabras: “En la CPR había promotores de salud, ellos vigilan el cuidado de la higiene y la atención a los enfermos, pero también había una comisión de higiene, cada hogar debía estar bien limpio, agua hervida y las letrinas bien cuidadas para evitar enfermedades, porque no había medicinas”.

Recomendó que la historia de la Comunidad primavera debe ser contada para que nuestros hijos y nietos conozcan la historia: “La juventud debe conocer la historia de cada uno en la montaña para que ellos tomen la mejor decisión en su vida, pienso que debe ser una tarea de los dirigentes de nuestra comunidad para que hagan charlas de información a los jóvenes para que tomen conciencia del futuro. Recuerdo que en la CPR había mucha motivación e información hacia las familias de la comunidad”.

Personalmente conocí a don Pedro Baltazar con el nombre de Arana en el año 1988 cuando empecé a viajar hacia México, pasando por los Ángeles, Ixtahuacán Chiquito y entrando por el Ejido Monteflor desde la finca el Corozo al norte de Barillas. Todos lo que viajamos varias veces por esa ruta, llegábamos a dormir en el campamento Matagalpa, Ixtahuacán o Los Valles como se conoció lo que hoy es la Comunidad Fronterizo 10 de Mayo al otro lado del río Ixcán.

Cuando llegábamos de ida y de regreso siempre nos recibía con cariño, nos daban alojamiento, comida de lo que tenían en ese tiempo. No siempre había carne, alguna vez comimos pescado y lo que la tierra le proporcionaba. Era un hombre muy humano, un gran hermano en tiempos de crisis. Nos cruzaba con su cayuco en el río Ixcán siempre con una sonrisa. Nunca lo veíamos peleando con cualquiera, siempre callado pero con un corazón alegre. En mis años en la coordinación de la CPR Y Primavera no recuerdo haber atendido alguna queja contra su persona.

Descansa en Paz compañero Arana. Hasta la Victoria Siempre. Dios te tenga en su Gloria.

Autoría y edición

COMPARTE