San Juan de Dios y Roosevelt sin pruebas para detectar covid-19 y con desabastecimiento de oxígeno

COMPARTE

Créditos: David Toro
Tiempo de lectura: 3 minutos

Los médicos que atienden la pandemia del coronavirus deben enfrentar una semana crítica con desabastecimiento de pruebas para detectar casos de coronavirus y sin oxígeno para los pacientes en estado crítico.

Por David Toro

A 101 días de iniciada la pandemia, Guatemala cerró el 22 de junio con la mayor cantidad de casos de covid-19 detectados en 24 horas: 624 casos y 16 personas fallecidas, para un total de 13,769 casos detectados a nivel nacional.

La curva no desciende y la aceleración de contagio de coronavirus se mantiene, la nueva ministra de salud Amelia Flores sigue sin dar declaraciones públicas; y los tres centros hospitalarios que atienden los casos más graves de covid-19 se enfrentan a un desabastecimiento que los han dejado con las manos atadas.

El Hospital Nacional Roosevelt sigue en medio de una situación crítica, “tenemos falta de pruebas desde hace una semana, no hay equipo para realizar hisopados, por eso ahora tenemos que tratar a todos los pacientes como si tuvieran covid-19 para prevenir más contagios”, indicó el doctor Zagreb Zea, representante de la junta directiva de médicos, de este centro asistencial.

Zea agregó que según la última información que obtuvieron, las pruebas que fueron adquiridas por la unidad ejecutora del Roosevelt se encuentran rezagadas en la aduana y tienen un problema para ser liberadas. “Se ha pedido ayuda a la Procuraduría de Derechos Humanos, para que se liberen pronto, porque el estado de calamidad así lo demanda, esperamos tener pruebas esta semana”.

“En las condiciones que está el Parque de la Industria no nos ayuda de nada”

El Roosevelt alberga a más de 150 pacientes que han dado positivo a la prueba de coronavirus. En sus instalaciones, la mayoría está en estado delicado y las tres áreas de intensivo están llenas. La petición de los médicos de este centro de atención nacional es que el Temporal del Parque de la Industria pueda asumir el papel protagónico para el que fue creado y sea condicionado para que atienda a los casos severos.

“El Hospital Parque de la Industria supuestamente sería el insignia para atención de covid-19, pero 200 camas para atender casos leves y moderados de nada nos sirve, porque ellos no necesiten oxígeno, pueden estar en su casa, habilitar un parque tan grande para ver moderados de nada nos sirve, necesitamos que atiendan pacientes críticos”.

“Nos estamos quedando sin oxígeno, tenemos pacientes que deben recibirlo por la dificultad para respirar, les suministramos oxígeno de alto flujo en bancas porque ya no hay espacio, usamos mascarilla de reservorio para que puedan respirar mientras se vacían las camas”, realató el doctor Zea, quien espera que las nuevas autoridades del Ministerio de Salud Pública les atiendan el 23 de junio.

Además, el San Juan de Dios se encuentra en una situación similar, con una población de pacientes de covid-19 por encima del centenar y con serios problemas de abastencimiento oxígeno, el subministro ya solo alcanzará para ocho días, según una alerta lanzada por la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

El problema es que ya no hay proveedor de oxígeno

La doctora Zulma Calderón, defensora de salud de la PDH, informó que la crisis de oxígeno en la red hospitalaria es una situación grave que necesita acciones inmediatas, “cada paciente en estado moderado necesita al menos 10 litros de oxígeno por hora y los graves 25 litros por hora, al ritmo que vamos la situación es insostenible para dar la atención necesaria”, advierte Calderón. 

La problemática se disparó luego  de que fuera suspendido el contrato abierto que se tenía con la empresa Productos de Aire, la cual suministraba gases médicos al MSPAS pero dejó de hacerlo desde el 20 de junio, luego de acusar a las autoridades administrativas del exministro Hugo Monroy de alterar los cronogramas de adjudicación para beneficiar a la Industria de Gases y Extinguidores de Guatemala (INGASA), propiedad del empresario Henry Cohen.

Hasta el momento el personal médico y la PDH desconocen cuál será la respuesta de la ministra Flores para solventar la crítica situación de la deficiencia de oxígeno en medio de una pandemia que afecta directamente a las vías respiratorias de cientos de personas.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE