Más de 300 empleados del hospital temporal de Xela no reciben salario desde abril

COMPARTE

El 15 de abril se habilitó el hospital temporal de Quetzaltenango para atender los casos de covid-19, pero el personal médico sigue sin firmar contrato ni recibir su salario.

Por Redacción

Al 21 de junio el departamento de Quetzaltenango reportó 400 casos positivos de covid-19, pero desde que se habilitó el Centro de Ferias y Mercadeo de Quetzaltenango (CEFEMERQ) como un hospital temporal para atender los casos de coronavirus, un promedio de 300 trabajadores del sistema de salud siguen sin recibir su salario.

El hospital tiene asignados Q104 millones 561 mil 609 y la unidad ejecutora del presupuesto es el Hospital Regional de Occidente (HRO).

Helmuth Estévez,  director del hospital temporal para pacientes con coronavirus, mencionó: “llevamos un proceso administrativo, pero a finales de junio se estará realizando el pago al personal médico”.

El total de personas asignadas al hospital temporal es de 365, pero una fuente que prefirió el anonimato, mencionó que podrían ser más de 400. La fuente también indicó que “varias personas fueron contratadas para trabajar en el hospital temporal del CEFEMERQ, con un contrato de tres meses, devengando un salario de Q7 mil al mes, pero varias de esas personas están trabajando en el HRO”.

Se intentó obtener la información oficial a través de la unidad de recursos humanos del hospital temporal, sobre el número exacto de trabajadores y su distribución de trabajo, pero indicaron no estar autorizados para brindar esa información.

Visita de la PDH

Luis Fernando de León Laparra, defensor de la niñez y adolescencia de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), quien visitó el domingo 14 de junio el hospital temporal, confirmó la falta de pago para el personal: “por el momento, el hospital tiene el equipo e insumos necesarios, pero el personal no ha recibido salario”, añadió.

Laparra también realizó una visita al HRO para determinar las condiciones de los pacientes y del equipo de protección que el personal utiliza para evitar el contagio del virus e indicó: “en términos generales se encuentra bien”.

Sin infraestructura

Al inicio de la crisis de covid-19, el presidente Alejandro Giammattei mencionó que los hospitales temporales habilitados para atender la emergencia tendrían la capacidad necesaria y requerida, pero el hospital temporal de Quetzaltenango no cuenta con un área de intensivo para atender a los pacientes en estado crítico, y deben ser trasladados a un espacio habilitado en el HRO.

Giovanni Ortega, director del HRO, comentó que ese espacio tiene la capacidad de atender a unos 15 o 18 pacientes como máximo.

Las cifras aumentan

La propagación del virus mantiene en alarma a la población altense. El 20 de junio, Juan Fernando López, alcalde de la municipalidad de Quetzaltenango informó sobre el segundo caso positivo de covid-19 en esa corporación municipal. 

Ante esa noticia, 50 de los trabajadores fueron enviados a cuarentena y fueron suspendidas las actividades presenciales en la municipalidad.

Autoría y edición

COMPARTE