La comunidad de Pueblo Nuevo rechaza las provocaciones de quienes no quieren la paz

COMPARTE

Créditos: Luis Juárez

Por Luis Juárez

Santiago Matías Ramírez fue detenido por vecinos de Pueblo Nuevo, Ixcán, por obstruir la libre locomoción de vehículos y escandalizar en la talanquera comunitaria, ubicada en la entrada del lugar. Posteriormente fue entregado a la Policía Nacional Civil (PNC) para ser trasladado ante un juez y asi establecer los hechos por los que fue denunciado.

Según la informaron de autoridades de la Cooperativa y de la alcaldía comunitaria, el hecho ocurrió el miércoles 3 de junio por la tarde, cuando Matías Ramírez atravesó su motocicleta en medio de la calle para no dejar pasar a vehículos que circulaban a esa hora. Además, irrespetando los protocolos de control sanitario implementadas por la comunidad como medida de prevención ante la covid-19.

Según la informaron de autoridades de la Cooperativa y de la alcaldía comunitaria, el hecho ocurrió el miércoles 3 de junio por la tarde, cuando Matías Ramírez atravesó su motocicleta en medio de la calle para no dejar pasar a vehículos que circulaban a esa hora. Además, irrespetando los protocolos de control sanitario implementadas por la comunidad como medida de prevención ante la covid-19.

Matías fue acusado por la comunidad de alterar el orden público en medio de la pandemia.

Foto: Luis Juárez

Problemas previos

Matías Ramírez fue expulsado de la comunidad en febrero 2020 por alterar el orden público y  agredir junto a su esposa al alguacil comunitario Lorenzo Pedro, quien tuvo que ser trasladado a un centro de salud con heridas graves e inconscientes, según se hizo constar en el acta número 942-2019 que levantaron las autoridades. Hasta el momento, los pobladores siguen a la espera de que pague por los daños físicos y psicológicos causados al alguacil.

En febrero de 2019 denunció a Prudencio Ramírez Pablo, alcalde comunitario de Pueblo Nuevo, por los delitos de allanamiento y detención ilegal, a principios de marzo 2020 fue capturado por la PNC y enviado  inmediatamente por un juez a prisión al centro de detención preventiva en Cobán, Alta Verapaz.

Prudencio Ramírez fue encarcelado en el ejercicio de sus funciones como autoridad comunitaria. Recobró su libertad el 16 de  marzo de este año. El juzgado de primera instancia, presidido por la jueza Jessie Edith Figueroa Pereira, Jueza de Primera Instancia Penal del Municipio de Ixcán, le dio una medida sustitutiva removiéndolo de su cargo comunitario y lo expulsaron de la comunidad, además tuvo que pagar una multa de Q5 mil.

El proceso penal en contra de Prudencio Ramírez Pablo ha sido cuestionado, algunos comunitarios consideran que fue discriminado y denuncian que el trato que le dieron las autoridades judiciales fue desigual.

Autoría y edición

Periodista en Ixcán Quiché

COMPARTE