La ciudad ancestral Maya El Mirador no se negocia, no está en venta, se respeta

COMPARTE

Créditos: Internet

Ajq’ija’, Ajme’s, Ajaq’omanela’, Aj Ilonel, Ajchinamitali’ e K’amaltab’ey Illoma y otras especialidades en la cultura maya, herederos de la sabiduría ancestral de la civilización maya, de nuestras raíces y nuestro tronco que nos orienta a reconstituir el Buen Vivir, organizados en distintos Consejos del territorio Maya nos pronunciamos en contra del proyecto del arqueólogo Richard Hansen y sus socios, tanto en Guatemala como en el extranjero, de construir una “Ruta Turística en la Cuna de la Civilización Maya, en la ciudad maya antigua, nombrada El Mirador, ubicado en la Reserva de la Biosfera Maya, en el departamento del Petén”.

Desde hace años, corría la información que universidades norteamericanas y algunos arqueólogos guatemaltecos, estaban realizando estudios arqueológicos. Cuando el Estado es permisible es porque quienes lo administran son socios de empresas transnacionales, a quienes sólo les interesa convertir en mercancía lo que tienen a la vista y generar negocios para sí mismos.

Se ha hecho del conocimiento público que el señor Hansen, arqueólogo norteamericano, recibe financiamiento del gobierno de los Estados Unidos y de la Iglesia mormona para realizar sus excavaciones. Asimismo, se sabe que alrededor de veintisiete años de permanencia del señor Hansen en El Mirador es poco o nada lo que se conoce de sus hallazgos, éstas supuestas investigaciones científicas podrían aportar a la historia o a profundizar el conocimiento sobre la cultura maya.

Desde el 2002, se sabe que Hansen ha buscado tener el control de más de 3,000 Km cuadrados de la Reserva de la Biosfera Maya (Cfr. Teena Clipston). Afirmamos que en la Reserva de la Biosfera Maya y los centros arqueológicos “no están en venta o alquiler”. Para nosotros son centros que nos dan información sobre la diversidad biológica, las construcciones nos informan sobre ingeniería, astronomía, agricultura, matemáticas, sistema de gobierno, sistema alimentario y sus formas de pensamiento. Entonces nos preguntamos ¿dónde está la información de veintisiete años de exploración y proyectos de investigación? Ha logrado alcanzar los objetivos científicos planteados en sus proyectos de investigación realizados. Seguramente, la universidad quien lo respalda es la que puede y debe responder a esta pregunta. Además, nos surgen preguntas sobre sus estudios: ¿dónde se formó y cuáles fueron sus tesis de graduación?, estos datos nos pueden explicar la razón del ¿por qué tanta avaricia y desprecio a los herederos mayas? Usted Hansen sabe que en poco o en nada nos beneficiaremos de su proyecto. Nos han surgido varias preguntas sobre su hoja de vida, sus negocios y sus relaciones, sobre estos aspectos necesitamos respuestas.

Ahora ya sabemos con claridad, que el señor Hansen tiene aliados políticos e inversionistas. Entre los políticos están los senadores Jim Inhofe (R. De Oklahoma), Tom Udall (D-Nuevo México) Y Jim Risch (R Idaho). Estos senadores presentaron el proyecto de ley 3131, el 19 de diciembre 2019. La propuesta de ley es conocido como “The Mirador-Calakmul Basin Maya Security & Conservatión Partnership Act”, (Ley de alianza de seguridad y conservación maya de la cuenca del Mirador- Calakmul). Los Senadores en su visión imperialista como promotores de la ley en mención están violentando la soberanía de los pueblos. Toman decisiones sobre el patrimonio territorial, histórico y cultural del pueblo maya sin consulta “previa, libre e informada” como establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (Artículo 6). Se trata de otra violación a los Derechos colectivos e históricos del Pueblo Maya sobre su patrimonio histórico y cultural milenario.

Las investigaciones arqueológicas realizadas con transparencia, rigor científico, comprometidos con los derechos históricos del pueblo maya, sí han contribuido al conocimiento y a la reconstrucción de la historia, y de la cultura maya. No así el trabajo extractivita, mercantilista y pirata del señor Hansen y sus socios. Nos indigna que, en sus proyectos mercantilistas, nos usa como objetos de estudios y mercancía para el turismo. No es verdad que dichos proyectos nos sacará a los mayas de la pobreza, pero eso sí, los inversionistas visualizan grandes utilidades, en detrimento de la Reserva de la Biosfera Maya (biodiversidad) y del legado milenario maya.

Sabemos que muchas piezas arqueológicas mayas están en colecciones privadas y museos públicos en Estados Unidos y Europa. Con éstas piezas no solo se expropian el objeto sino también los conocimientos ancestrales mayas. ¿Esto será la continuidad de la piratería en pleno siglo XXI? Nos han expropiado de tesoros históricos y culturales únicos, igual que en el tiempo de la invasión y la colonización. El señor Hansen es un heredero de la piratería, del colonialismo y es un sujeto del neocolonialismo imperialista. No le queremos más en la Reserva de la Biosfera Maya ni a sus proyectos mercantilistas malsanos

Los Sabios mayas encontramos en las construcciones antiguas varias pinturas, grabados y esculturas que nos muestran distintos diseños, uso de colores y medidas, escritos históricos, geometría y vínculos con las constelaciones, visiones de las dimensiones del mundo y del universo, el dialogo permanente con ellos, entre otros, son todas esas dimensiones que nos aproximan al fondo y forma del quehacer científico de nuestros pueblos, quienes interrelacionan los conocimientos y no las dividen como lo hace la ciencia dominante eurocéntrica.

Hace algunos años, el arqueólogo Hansen, se llevó a unos guías mayas para realizar ceremonias en el mirador. La realización de dichas actividades fue para mostrar que él es aliado de los guías espirituales mayas, siendo una falsedad vendida como verdad. No sabemos si hubo ingenuidad de los guías espirituales o fueron objeto de traición, al realizar las ceremonias en El Mirador con dicho señor, ellos deberán explicarlo.

El patrimonio cultural tangible e intangible relacionado a la ciudad ancestral maya, El Mirador, es mercantilizado por el señor Hansen y busca apropiarse de la línea comercial llamado turismo espiritual, en el marco de la crisis espiritual de la sociedad de consumo. Pretenden, Hansen y sus socios, que la gente saciada de la sociedad de consumo venga al Mirador para nutrirse de la riqueza espiritual maya, y él como intermediario, sólo visualiza la explotación de los mayas, asegurando utilidades para los inversionistas y para sí mismo.

Uno de los arqueólogos que devolvió la información al Pueblo Maya ha dejado esta frase: Los Mayas Eternos. Podemos confirmarlo después de haber sobrevivido al genocidio de la invasión, la esclavitud y el adoctrinamiento del período de colonización española, luego la enajenación, la asimilación e integración del indigenismo de la república. A eso se le suman, los despojos de tierras, empobrecimiento y últimamente el interculturalismo con la política “del indio permitido”. Cuantos intentos de aniquilación hemos enfrentado los pueblos originarios, pero hemos resistido es que estamos vivos y podemos decir: si somos eternos, volvemos a resurgir.

Cuantos arqueólogos han negado la continuidad histórica del pueblo maya,separan lo antiguo con lo actual, es su fórmula pseudocientífica como quieren romper el vínculo entre lo antiguo y lo presente. La resistencia histórica y cultural del pueblo maya y otros pueblos fue capaz de resguardar la vinculación incuestionable entre los mayas de ayer y los de hoy.

En el período de la colonización y la resistencia, nuestras abuelas y abuelos no fueron a la escuela oficial, porque no había acceso y cobertura, y por qué sus padres se resistieron a enviarlos, porque era la institución encargada de formatear el pensamiento de las nuevas generaciones. En la tradición oral se guardaron varios conocimientos, que paralelamente fueron registrados en libros de gran trascendencia como el libro sagrado El Popol Wuj. Lo que decimos se confirma, en Izapa encontramos capítulos de la creación, en Takalik Ab’aj, el pasaje de Ixq’anil que acompaño a Ixkik’ cuando salieron de Xibalba, en Tonima encontramos el pasaje de cuando Jun Ajpu e Ixb’alamke fueron a jugar pelota en Xib’alb’a y en Ceibal encontramos a Tojil con su mano de fuego. Así en varias construcciones mayas se confirma lo que dice nuestro libro sagrado. El contenido del Popol Wuj no data solo de hace cuatrocientos años, proviene de miles de años. Seguro que desarrollaron juntos con Tikal, Yaxja, el Mirador, entre otros.

Los conocimientos científicos mayas relacionados al sistema de salud-enfermedad están vinculados a los conocimientos astronómicos, herbolarios, psicológicos y a la práctica de la espiritualidad propia, un legado de nuestros ancestros que no tiene caducidad porque surge de la vida y es para la vida.

Los sabios mayas somos parte de un gran proyecto de vida basado en la esperanza del Buen Vivir de los Pueblos, este gran proyecto el que enfrenta la avaricia y al riesgo de destrucción por parte de proyectos extractivos como el de El Mirador por parte del arqueólogo Pirata y sus socios nacionales e internacionales.

Por lo expuesto exigimos:

1. Señores senadores Jim Inhofe (R. De Oklahoma), Tom Udall (D-Nuevo México) y Jim Risch (R Idaho) retiren el proyecto de ley 3131, conocido como “The Mirador-Calakmul Basin Maya Security & Conservatión Partnership Act”. Que no sea aprobado, porque hay varias comunidades, organizaciones, instituciones y profesionales mayas y no mayas que están en contra del mismo.

2. Váyase señor Hansen, a usted lo necesitan en su universidad y en su iglesia mormona. Váyase de El Mirador. Nosotros basados en nuestro derecho a la libre determinación, le exigimos los resultados de sus investigaciones que eventualmente nos pueden ayudar. Con seguridad usted ha sido bien pagado durante todos los años que estuvo en El Mirador. Le exigimos regresar las piezas mayas que están en los museos privados y públicos fuera de nuestras fronteras.

3. Señor Hansen, apelando a su ética le exigimos entregar al Pueblo Maya, representado por sus Autoridades Ancestrales organizadas en Consejos, toda la información obtenida en el tiempo de su estadía en el territorio, pues es nuestro patrimonio histórico y evite comercializar dicha información obtenida en las excavaciones, el tiempo y sus generaciones serán el reflejo del cumplimiento de este compromiso.

4. Nuestra posición no apoya en lo absoluto, a los grupos de poder económicos, políticos, etc., que en Guatemala también están disputándose el proyecto de El Mirador para sus negocios. Con la misma fuerza con que criticamos la expropiación que intenta el señor Hansen, criticamos también la expropiación de los grupos que operan en Guatemala, que, como sabemos, tienen cooptado el Estado guatemalteco.

5. Ningún proyecto a espaldas de las fuerzas vivas del Pueblo Maya, de las comunidades que habitan los lugares que están siendo explorados, particularmente sus organizaciones representativas a nivel local y nacional. A todas las fuerzas del Pueblo Maya, Autoridades Espirituales, Autoridades Ancestrales, Gobiernos Indígenas, organizaciones de todo tipo, intelectuales y profesionales, hacemos un llamado a la vigilancia de nuestro territorio y de nuestros bienes. Aliarnos al poder significar una derrota para nuestros Pueblos y para nuestras vidas individuales.

Autoría y edición

COMPARTE