Guatemaltecos varados en Estados Unidos claman atención inmediata

COMPARTE

Tiempo de lectura: 5 minutos

Por Stef Arreaga

El 16 de marzo del 2020 el presidente Alejandro Giammattei informó a la población sobre el cierre de las fronteras, una decisión que a criterio del gobierno central y el legislativo era atinada por la veloz propagación del virus Sars-Cov-2 y que estaba generando miles de contagios diariamente en el mundo entero, produciendo la enfermedad del covid-19.  Este cierre de fronteras dejó a cientos de personas varadas en otros países, que ahora piden al gobierno ocupar un punto en su agenda para resolver su situación.

#LosQueremosEnCasa es el slogan que utiliza el Ministerio de Relaciones Exteriores al referirse a las y los guatemaltecos varados en distintas partes del mundo. 

“Estoy en Atlanta desde el 9 de marzo, llegué para acompañar a mi hijo que venía a trabajar, iba a ayudarlo a instalarse y me iba a regresar a mi país en donde está el resto de mi familia.  Una semana después estaban anunciando el cierre del aeropuerto y fronteras de Guatemala. Llevo aquí 3 meses. He llorado todos los días, tengo insomnio y un sentimiento de angustia que no me deja en paz.  Me siento encerrada y no por la cuarentena, sino por la desesperanza que nadie nos presta atención” cuenta una guatemalteca quien pidió omitir su nombre.

Según relatan algunos de estos guatemaltecos varados en Georgia, Estados Unidos, se comunicaron con la cancillería que coordina también los estados de Alabama y Tennesse con sede en Atlanta, con el fin de gestionar de alguna manera un retorno seguro a Guatemala por medio de un vuelo de rescate, pero hasta el momento no han tenido respuesta. 

Las personas informaron que la cónsul creó un chat para facilitar la comunicación entre todos  y conocer la situación de cada uno. Fue a través de ese espacio, que se logró contabilizar que 79 personas compartían la misma situación en ese mismo lugar.

Según las declaraciones de algunos guatemaltecos, “algunas de las personas se han ido vía Tapachula, en el camino se han contagiado y sabemos de un hombre que en México se enfermó y murió. La esposa e hijos se fueron por tierra hace algunos días y perdimos comunicación con ella”.

Tuvimos acceso al caso de la familia de Marco, su madre y su pequeña hija Laura de 5 años, quienes permanecían en los Ángeles, California desde finales de febrero.  Al querer regresar, se encontraron con que ya no habían vuelos para Guatemala, se comunicaron al consulado quienes no les dieron opciones para poder regresar. Pasaron varios días intentando acceder a un vuelo de rescate pero nunca les dieron respuesta.

Su travesía comenzó al salir por tierra desde California para Tijuana, luego un vuelo interno en México para llegar finalmente por tierra a su casa. Se pusieron en cuarentena voluntariamente. Pocos días después les informarían que Marco y su madre habían dado positivo para la prueba de Covid-19 y fueron trasladados a un centro asistencial, mientras la pequeña Laura se quedaba en casa con su mamá.

El viacrucis  de esta familia no acabó ahí: mientras Marco y su madre eran atendidos por esta enfermedad que ha matado a cientos de miles de personas en el mundo, su hija y esposa tuvieron que enfrentar actiudes discriminatorias y de odio de parte de vecinos y autoridades locales. En lugar de encontrar muestras de solidaridad, un grupo de vecinos se organizaba para expulsarlas de la colonia donde viven.

Este es el calvario que pueden vivir las y los guatemaltecos varados en los Estados Unidos y otras partes del mundo al querer regresar a su país, pero están dispuestos a pagar el precio con tal de regresar ya que muchos de ellos se han quedado sin dinero y necesitan volver a casa.

Pagar para extender su estadía

Aunque las personas varadas en Estados Unidos permanecen en ese país por las circunstancias mencionadas, deben gestionar un permiso de estadía y aplicar a una extensión de tiempo para que su récord migratorio no se vea afectado.

La cónsul de Guatemala en Atlanta, Telma Leonor Borrayo Carrera, nos indicó que deben llenar el formulario I-539 en línea y hacer un pago de 450 dólares a través de un servicio de envío de dinero para extensión de estadía. Si no cuentan con recursos económicos deben llenar el formulario I-912 para la exoneración o extensión de este pago, pero el Gobierno de Estados Unidos es quién decide si se otorga esta exoneración. La mayoría de las personas aplicaron a esta exoneración pero les fue denegada su solicitud, así lo confirmaron los guatemaltecos.

Durante la entrevista teléfonica, Borrayo Carrera informó que 72 guatemaltecos permanecen en tres estados, de los cuales 10 se han ido vía aérea hacia Tapachula y contrario a lo que informan las personas que denuncian esta falta de interés para regresarlos al país y a los testimonios que se recibieron,  nadie se ha contagiado en el trayecto.

A diario reportamos a todos los guatemaltecos que tenemos, ahora tenemos un chat y estamos en comunicación para escuchar  sus necesidades a cancillería y ellos lo reportan a presidencia. También estamos al pendiente de las restricciones que cada semana cambian y al final eso es lo que determina las acciones a tomar o no en relación a los connacionales” agregó Borrayo

La Historia de Faustina

Faustina tiene 83 años, vive en la costa sur con uno de sus 9 hijos y tres nietos, a su edad aún se dedica al cuidado de sus animales de granja.  Lamentablemente, en septiembre del 2019 a Faustina le detectaron cáncer en el estómago, como una de sus hijas no puede viajar a Guatemala, le mandaron el pasaje para que pudiera hacer un paseo y compartir con cuatro de sus hijas en Atlanta, Georgia. “El cáncer está en fase estacionaria, no le ha molestado y el tratamiento ha sido efectivo” menciona José, uno de sus hijos que vive en Guatemala.

La salud de Faustina se complicó al enterarse que no podía regresar a su país por el cierre de fronteras. En medio de la tristeza y la angustia de saber que tiene cáncer, se deprimió, le dio taquicardia, se deshidrató y tuvo problemas renales. A pesar de tener oxígeno en momentos breves del día, el médico tratante en Estados Unidos le informó a la familia que puede viajar sin ningún problema.

El precio del regreso a casa

El 30 de abril  regresó a Guatemala uno de los denominados “vuelos de rescate”, en él, se transportaron a 19 guatemaltecos que se habían quedado en Costa Rica. En la página oficial del Minex detallan la coordinación de este vuelo gestionado por la Embajada de Guatemala en ese país. Lo que no indicaron en esta publicación fue que cada uno de los pasajeros tuvo que pagar 685 dolares, o su equivalente de Q 5 mil 200 por abordar una aeronave en malas condiciones, más gastos médicos de pruebas que el Gobierno guatemalteco solicitó. Este es el caso de uno de los pasajeros que nos compartió esta información.

Esta fue la última vez que el Ministerio de Relaciones Exteriores hizo una publicación con su Hashtag “Los queremos en casa”. En donde mencionan un vuelo de rescate de guatemaltecos varados en Ecuador.

Nos comunicamos al MINEX para conocer datos oficiales y planes de retorno de los connacionales varados específicamente en Estados Unidos, pero no obtuvimos respuesta a nuestras interrogantes.  

Mensaje al presidente Giammattei

Los guatemaltecos varados en Georgia, en su angustia por la falta de respuesta por parte de las autoridades de gobierno,  han publicado una carta dirigida al presidente Alejandro Giammattei Falla, a quien le piden ocupar un punto en su agenda para solucionar su situación y poder regresar a Guatemala.

https://www.change.org/p/pedro-brolo-ministro-de-relaciones-exteriores-abrir-el-aeropuerto-la-aurora-temporalmente-para-permitir-el-regreso-de-guatemaltecos?fbclid=IwAR3AlRJXJyHP90sc5q4x7I1JkPfHtTpF4C4jn1dwKN5hjfXDm7Hm-Oa8vFY

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE