Federico Mora: 13 casos positivos y 3 millones de presupuesto para covid-19 sin ejecutar

COMPARTE

Créditos: Carlos Sebastián/Nómada

Por: Jovanna García y Quimy de León

Una trabajadora del hospital de salud mental Dr. Federico Mora da cuenta de 24 personas en el área designada para pacientes con covid-19, la Procuraduría de Derechos Humanos confirma que 13 de ellas son positivas a esta enfermedad. Las autoridades cuentan con un bajo presupuesto para cubrir las necesidades de la pandemia, sin embargo solo han ejecutado el 1.07%, mientras que los trabajadores denuncian falta de insumos y de equipo básico. Voces anónimas aseguran que falleció un paciente con síndrome de down que presentaba tos y fiebre, pero ninguna autoridad lo ha confirmado.  

En el único hospital psiquiátrico del país hay al menos 321 personas que siguen internas con discapacidad social, y más de 500 trabajadores entre enfermeros, personal médico, de cocina, seguridad y administrativo de los cuales han reportado tres personas que han dado positivo a coronavirus.

El 7 de mayo de 2020 varias organizaciones encabezadas por Dessability Rights y el Colectivo Vida Independiente, enviaron una carta a la relatora especial sobre los derechos de las personas con discapacidad Catalina Devandas Aguilar, que denominaron llamamiento urgente, en ella denuncian que cuatro enfermeras y al menos 47 pacientes habían iniciado cuarentena en el Hospital. 

El 7 de mayo de 2020 varias organizaciones encabezadas por Dessability Rights y el Colectivo Vida Independiente, enviaron una carta a la relatora especial sobre los derechos de las personas con discapacidad Catalina Devandas Aguilar, que denominaron llamamiento urgente, en ella denuncian que cuatro enfermeras y al menos 47 pacientes habían iniciado cuarentena en el Hospital. 

Una de las trabajadoras de este lugar, afirma que al menos 24 personas se encuentran en áreas designadas para pacientes con covid-19 que han presentado síntomas.

La PDH a través de Jhonatan Natareno de la defensoría de las personas con discapacidad, nos dijo vía telefónica que hizo una “verificación con el subdirector del hospital Dr. Baten y confirman 13 casos positivos en pacientes internos de hospital“, que el diagnóstico se hizo oficial desde el Ministerio de Salud a través de pruebas realizadas por el Laboratorio de salud y que fue hasta esta semana que les confirmaron los casos, pues el viernes de la semana pasada, cuando hicieron una verificación en el lugar, no existían ningún caso. La PDH no tiene datos desagregados por sexo de las personas con covid-19.

Hasta el momento varias personas y organizaciones que dan seguimiento a la situación del hospital, como el diputado Edgar Batres, el Colectivo Vida Independiente y Dessability Rights desconocen la situación de los pacientes del hospital, ya que no hay información oficial al respecto, según consultamos a todos vía telefónica.

Hasta el momento varias personas y organizaciones que dan seguimiento a la situación del hospital, como el diputado Edgar Batres, el Colectivo Vida Independiente y Dessability Rights desconocen la situación de los pacientes del hospital, ya que no hay información oficial al respecto, según consultamos a todos vía telefónica.

El 23 de abril el diputado Edgar Batres de la bancada Winaq, hizo una visita después de las denuncias de los trabajadores y dos reportajes periodísticos, confirmó que había 3 enfermeros auxiliares y un enfermero profesional. También que una trabajadora social y un médico que estaban en este pabellón, guardaban cuarentena en sus casas. En la verificación que hizo la PDH este día y aseguran que “no hay ningún trabajador positivo.“

El Ministerio de salud había dispuesto que el hospital, debían preparar un área para recibir pacientes psiquiátricos que tienen COVID-19 y que llegaron deportados, pero ya no fue así. La preocupación de las mismas autoridades del hospital era la falta de insumos, además de que este lugar, el pabellón 8 tiene ventanas de vidrio que pone en riesgo a los pacientes, ya que puedan tratar de escapar o lastimarse.

Condiciones de una de las habitaciones del Federico Mora. Foto: Cortesía Diputado Edgar Batres.

Situación actual

El intensivo del pabellón de hombres estuvo en cuarentena, pero al finalizar, supuestamente habían mandado a hacer pruebas a todos los pacientes que están ahí que son aproximadamente 89. “Supuestamente dicen que ahí ya hay casos, ahorita ya en “forenses“ donde están los privados de libertad ya hay positivos y habilitaron una área en la consulta externa y emergencia donde están todos los pacientes de covid y ya suman 24 pacientes de lo que ellos dicen, pero saber en realidad si serán 24 pacientes porque ya mandaron a comprar medicamentos, lo que es azitromicina, dexametasona y antivirales para tratar a los pacientes de covid-19.

Supuestamente el ministerio dio fondos para que se compraran todos los insumos de protección que se necesitaban, y supuestamente ellos solo están comprando para los médicos, porque como dicen que los médicos son primera línea y a enfermería, entonces para nosotros los demás trabajadores de limpieza, de cocina y farmacia no tenemos más que solo una mascarilla y una careta para poder entrar, no nos dieron equipo y quieren que entremos a los servicios y los servicios están contagiados.”, comenta la trabajadora.

Entre los servicios que existen en el Hospital de Salud Mental Dr. Federico Mora, está el psicogeriátrico que es donde están todos los ancianos, y es ahí donde hay más contagios, también hay en el servicio forense y en el pabellón 7 que es el único de hombres. “Hay un montón de pacientes que están con fiebre en los servicios y no les han hecho la prueba pero sí, tienen fiebre, dificultad para respirar, tienen tos, entonces prácticamente ya se está regando en todos los servicios, los únicos que no están contagiados es el pabellón 3 de crónico de mujeres y el intensivo de mujeres, porque ya hay personal también contagiado.”, agrega la trabajadora.

La trabajadora con la que conversamos, afirma que hay al menos 24 pacientes contagiados ubicados en el área de la consulta externa. “Está dividido en dos servicios, porque la consulta ya colapsó, porque tienen como 13 ya no hay espacio, entonces ahorita están del lado de la emergencia ampliando el espacio para los de la emergencia y el otro pedazo del módulo que están habilitando para los demás porque ya hay más y no los están recibiendo en el San Juan de Dios ni en ningún lado.”, comenta. En la consulta externa hay 13 camas habitualmente y en la emergencia 8.  

Según la información que tiene la PDH el 13 de junio por orden de juez ingresó a este hospital una persona privada de libertad con síntomas, lo pusieron en un área distinta a todos los pacientes y después fue trasladado al parque de la industria, por orden de juez

Condiciones de uno de los baños del hospital. Foto: Cortesía Diputado Edgar Batres.

Existen dudas sobre personas fallecidas

Al consultar a La PDH sobre el caso de una persona fallecida, plantea que no tienen información de que haya muerto alguien. Hay una denuncia desde hace dos o tres meses de una persona privada de libertad, que se presume fue un suicidio y que el propio hospital puso la denuncia ante el Ministerio Público. Sin embargo, algunos trabajadores dicen que un paciente con síndrome de down presentaba fiebre y tos, que fue trasladado al Hospital San Juan de Dios y que volvió al Federico Mora sin confirmarse que tuviera covid-19 y que días después falleció. 

Debido a la falta de insumos en todo el hospital y atención por parte del gobierno y el MSPAS, el personal médico no quiere entrar a los servicios, según la trabajadora con la que conversamos, y que quienes están cuidando de estos pacientes es el personal de enfermería. “El Federico Mora no ofrece nada para tratar covid-19, equipo de nada, solo hay camas, ni siquiera oxígeno, el oxígeno que supuestamente habían comprado parece que estaba contaminado, y dicen que el oxígeno es el que venía contaminado, pero saber. Ellos no dicen nada, nosotros nos tenemos que enterar por los mismos enfermeros porque ellos viven ahí adentro.”, comenta. 

Debido a la falta de insumos en todo el hospital y atención por parte del gobierno y el MSPAS, el personal médico no quiere entrar a los servicios, según la trabajadora con la que conversamos, y que quienes están cuidando de estos pacientes es el personal de enfermería. “El Federico Mora no ofrece nada para tratar covid-19, equipo de nada, solo hay camas, ni siquiera oxígeno, el oxígeno que supuestamente habían comprado parece que estaba contaminado, y dicen que el oxígeno es el que venía contaminado, pero saber. Ellos no dicen nada, nosotros nos tenemos que enterar por los mismos enfermeros porque ellos viven ahí adentro.”, comenta. 

Además, internamente se vieron en la necesidad de quitar personal de enfermería de algunos servicios para trasladarlo al área de pacientes contagiados de covid-19, y ahora se están quedando sin recursos, pues varios trabajadores de enfermería están suspendidos porque ya son positivos, debido a que trabajan en el Igss y en el Hospital Militar, es la denuncia de trabajadores, desde dentro del hospital “Prácticamente está colapsando y ellos no quieren hacer absolutamente nada, no quieren resguardar a los trabajadores y la verdad es que estamos en riesgo latente porque tenemos hijos, y solo nosotros vemos la manera de resguardarnos, vemos si conseguimos donaciones para cuidarnos y no entrar con nuestra ropa al hospital ni a los servicios.”, dice la trabajadora.

Además, internamente se vieron en la necesidad de quitar personal de enfermería de algunos servicios para trasladarlo al área de pacientes contagiados de covid-19, y ahora se están quedando sin recursos, pues varios trabajadores de enfermería están suspendidos porque ya son positivos, debido a que trabajan en el Igss y en el Hospital Militar, es la denuncia de trabajadores, desde dentro del hospital “Prácticamente está colapsando y ellos no quieren hacer absolutamente nada, no quieren resguardar a los trabajadores y la verdad es que estamos en riesgo latente porque tenemos hijos, y solo nosotros vemos la manera de resguardarnos, vemos si conseguimos donaciones para cuidarnos y no entrar con nuestra ropa al hospital ni a los servicios.”, dice la trabajadora.

Sin embargo, la trabajadora que conversó con nosotros comentó que fue por medio del sindicato que los y las trabajadoras del Federico Mora, obtuvieron algunas caretas, aunque no de la mejor calidad. “Compraron lo más barato y saber en cuánto lo reportaron, porque compran las cosas y les ponen un costo alto después. Ahorita nos dieron una mascarilla KN95, solo una porque “supuestamente es lavable“ y así la tenemos que usar, es una entrega única que nos dieron el jueves de la semana pasada, igual que una careta.”, agrega.

Careta proporcionada al personal. Foto: Cortesía.

Las y los trabajadores del área de farmacia, quienes tampoco cuentan con los insumos necesarios de protección, deben trasladar medicamentos a los distintos servicios del hospital, incluyendo el área habilitada para los pacientes contagiados por covid-19. 

¿Qué pasa con el presupuesto?

El hospital de salud mental Federico Mora no tiene las condiciones, ni la infraestructura, ni el presupuesto para enfrentar esta pandemia, de hecho según denuncia del mismo director, con el diputado Edgar Batres en abril, no tenían en aquel entonces el presupuesto mensual asignado para su funcionamiento normal que es de un millón 500 mil quetzales, según la comunicación posterior del diputado, este ya se ha hecho efectivo.

Como parte de su labor de fiscalización, la bancada Semilla solicitó información sobre el presupuesto asignado al hospital  para el programa 94 que corresponde a los fondos para covid-19, que registran que fueron solamente 3 millones 442 mil 844 de quetzales. De los cuales hasta hoy se ha ejecutado el 1.07%. Estos fondos fueron distribuidos de la siguiente manera:

1. Transporte de personas: Q10 mil – sin ejecutarse.

2. Elementos y compuestos químicos: Q383,024.00 – sin ejecutarse.

3. Productos medicinales y farmacéuticos: Q3,610.00 –  sin ejecutarse.

4. Productos sanitarios, de limpieza y de uso personal: Q105,000.00 –  sin ejecutarse.

5. Útiles menores, suministros e instrumental médico-quirúrgico, de laboratorio y cuidado de la salud: Q841,210.00, con 4.39% ejecutado.

6. Mobiliario y equipo médico – sanitario y de laboratorio Q2,100,000.00 – sin ejecutarse.

Presupuesto ordinario 

En el presupuesto de ejecución ordinaria del hospital, según el Sistema de Contabilidad Integrada Gubernamental Ejecución de Gastos -Reportes-, Información Consolidada Ejecución del Presupuesto (Grupos Dinámicos), requerido por la bancada Semilla, hasta el 26 de junio de 2020, se puede confirmar que el hospital tiene 81 millones 593 mil 768 quetzales de presupuesto vigente. 

El hospital ha gastado unos 32 millones 968 mil 647 quetzales durante los primeros seis meses del año 2020, que corresponden hasta la fecha, es decir que ha ejecutado un 40.41% de su presupuesto. Del total de presupuesto con el que cuenta el hospital en salarios y bonificaciones del personal se destinan 66 millones 105 mil 412 quetzales, que corresponde a un 81% del total de presupuesto ordinario. 

Estos son algunos rubros importantes:

•    Mantenimiento y reparación de equipo médico, sanitaria y laboratorio Q48,000.00 con un 43.75% de ejecución. 

•    Mantenimiento y reparación de otras maquinarias y equipos Q100,000.00  con 48.68% de ejecución. 

•    Servicios médicos y sanitarios Q2,288,539.00, con  un 47.37% de ejecución, este rubro sufrió una reducción de Q30,861.00

•    Alimentos para personas Q2,313,409.00 con un 18% de ejecución con una reducción de Q362,000.00

•    Productos medicinales y farmacéuticos Q2,778,752.00, con un 33.17% de ejecución, con una reducción de Q518,329.00

•    Productos sanitarios y de limpieza, de uso persona Q368,690.00 con un 14.68% de ejecución. 

•    Útiles menores, suministros de instrumental médico quirúrgico de laboratorio y cuidado de la salud Q933,409.00, con un 6.35%  de ejecución. 

Entre las cosas que resultan alarmantes de la situación que actualmente sufren tanto los trabajadores y trabajadoras del hospital, es que no existe información pública ni oficial sobre esta problemática y tampoco acciones para poder enfrentarla.

Confinamiento dentro del confinamiento 

Las condiciones que viven las personas recluidas en este hospital son deplorables y habían sido ya denunciados por organismos de derechos humanos internacionales y medios de comunicación incluyendo la cadena internacional BBC. Un miembro del equipo Disability Rights International que ha visitado este lugar para verificar las condiciones de derechos humanos dijo: “las terribles condiciones en Federico Mora, al menos en mi opinión, están en algún lugar entre Willowbrook y un campo de concentración.

Un informe de esta organización dijo que de las personas internas aproximadamente “el 45% de la población de la instalación tiene un diagnóstico psiquiátrico y el 65% son personas con discapacidad, y que hombres, mujeres y niños que viven en las instalaciones psiquiátricas fueron traficados como esclavos sexuales, y estos abusos fueron perpetrados por los guardias de la prisión. Se presume que muchos de los residentes de la institución han estado expuestos al VIH.

En un informe con las Observaciones Preliminares de la Visita in loco de la CIDH a Guatemala, se expuso que el 75% de los pacientes (sin incluir a aquellos en conflicto con la ley), no requería permanecer en la institución “por razones psiquiátricas”, y podía integrarse “fácilmente” a la comunidad teniendo servicios de tipo ambulatorio. Por estas razones fueron solicitadas y otorgadas desde el 2012 medidas cautelares a favor de las 334 personas con discapacidad mental internadas en el Hospital. En función de estas medidas la PDH hizo el último monitoreo a finales de febrero y principios de marzo, pero aún no es público el informe.

Olvidados por todo el mundo, y las obligaciones del Estado

Hasta el momento los pacientes psiquiátricos confinados están más vulnerables por la amenaza de la pandemia, en un comunicado la Defensoría de las Personas Privadas de Libertad de la Procuraduría de los Derechos Humanos — PDH, dijeron haber realizado una verificación vía telefónica con la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP), en donde se contactó con el Subdirector General de dicha entidad, y fueron informados que por esta situación se ha activado el protocolo de seguridad y prevención, pero específicamente para el Pabellón 4, que es donde hay personas que están ahí por orden de juez. De las personas internas por problemas de salud, no se ha sabido que haya habido ninguna intervención. Al consultar a la diputada Vicenta Jerónimo presidenta de la Comisión de discapacidad del Congreso de la República, dijo no saber nada al respecto y que hasta esta semana retomará sus actividades parlamentarias, debido a quebrantos de salud.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en este contexto llama a los Estados a garantizar los derechos de las personas con discapacidad y enfatizan que “se deben elaborar protocolos de atención que anticipen eventuales situaciones de razonamiento de recursos médicos, a fin de garantizar que las personas con discapacidad cuenten con una atención en salud oportuna, apropiada y sin discriminación. Asimismo, en vista de las medidas de contención que responden a la naturaleza de la pandemia, también debe brindarse particular atención a la salud mental de las personas con discapacidad psicosocial.” Hasta el momento las autoridades nacionales no se han pronunciado al respecto.

[1] Pan African Network of Persons with Psychosocial Disabilities, Redesfera Latinoamericana de la Diversidad Psicosocial — Locura Latina, TCI Asia Pacific (Transforming communities for Inclusion of persons with psychosocial disabilities, Asia Pacific), European Network of (Ex-) Users and Survivors of Psychiatry (ENUSP), Center for the Human Rights of Users and Survivors of Psychiatry (CHRUSP) y World Network of Users and Survivors of Psychiatry (WNUSP).

Autoría y edición

COMPARTE