El dinero y la política detrás del proyecto parque Mirador de Richard Hansen

COMPARTE

Créditos: Teena Clipston

Por Teena Clipston

En agosto de 2019 fui invitada a entrevistar al Dr. Richard D. Hansen, un arqueólogo estadounidense que trabaja en el sitio arqueológico El Mirador, en la Reserva de la Biósfera Maya (RBM) del Petén, en Guatemala. El Dr. Hansen, quién ha trabajado en el sitio durante las últimas 4 décadas, tiene en su haber múltiples apariciones en televisión y periódicos a lo largo de los años. Estaba muy emocionada de embarcarme en esta aventura en la selva para encontrarme con él, esperaba escribir un artículo sobre nuevos descubrimientos en el sitio y acerca de la conservación del área natural. Sin embargo, Hansen estaba más interesado en hablarme de la propuesta sobre un parque temático maya que incluiría la construcción de hoteles y un tren turístico que atravesaría la jungla en un área que él llama “área salvaje”. Lee aquí la Parte 1.

Los críticos de esta propuesta afirman que no es sostenible, que no tiene garantías y no ofrece una solución realista al tráfico de drogas (que según Hansen tiene lugar en el área). Más bien invitaría a inversionistas privados a inyectar capital a la Reserva de la Biosfera Maya y esto en última instancia le daría el control sobre un área de aproximadamente 3,000 km2 (1,158 mi2) de la RBM.

Hansen sugiere que su plan ofrecerá “empleos” a la población local y que podrán vender artesanías a los turistas o trabajar en los hoteles. De acuerdo a lo que comenta, su plan también permitiría a los habitantes de las comunidades en el área cultivar xatechicle ramón en la selva.

El costo del proyecto, según su resumen ejecutivo de 2018, superaría los 109 millones de dólares. Los críticos dicen que si Hansen logra recaudar ese dinero, abrirá el corazón de la selva no solo a problemas ambientales, sino también a conflictos sociales y a la inestabilidad económica.

HABLEMOS DE NÚMEROS

Hansen controla dos organizaciones sin fines de lucro, la Fundación para la Investigación Antropológica y Estudios Ambientales (FARES, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos y una segunda FARES registrada en la ciudad de Guatemala.

Las grandes sumas de dinero necesarias para el plan de Hansen provendrían de múltiples fuentes, inversionistas privados, donaciones hechas sin fines de lucro y, potencialmente, fondos del gobierno de los Estados Unidos. Sin embargo, para recibir ese dinero Hansen tendría que convencer a estas mismas entidades de que la región está en peligro inmediato.

De acuerdo a las declaraciones de impuestos de FARES en los Estados Unidos[i] más recientes, su organización tiene un promedio anual de contribuciones, donaciones y subvenciones de un millón de dólares, monto considerablemente mayor a lo que reciben para investigación otros proyectos arqueológicos cercanos; la mayoría promedia menos de $175,000 dólares al año[ii].

En la entrevista, Hansen declaró que necesita $13 millones de dólares al año durante 10 años para concretar su plan turístico, cifra que rebasa las proyecciones del presupuesto de su proyecto para 2018.

CONGRESISTAS DE EUA VISITAN EL MIRADOR

En 2018, Hansen invitó a El Mirador al Senador estadounidense por el partido Republicano en el estado de Luisiana, Bill Cassidy; al congresista Demócrata de Texas, Vicente González; y al excongresista Demócrata del estado de Nevada, Ruben Kihuen. La visita se centró sobre el desarrollo económico del área a través del turismo para ayudar a desalentar la migración ilegal a los Estados Unidos.

“El congresista Vicente González dice que Estados Unidos puede y debe hacer más para ayudar a desarrollar el turismo y la industria en el país, aliviando los ‘factores de empuje’ para la migración irregular y mejorando la política exterior estadounidense”. – Global Conservation.

La migración del Petén hacia los Estados Unidos[iii] es extremadamente baja en comparación con lo que se registra en otros departamentos de Guatemala. Sin embargo, Hansen afirma en su resumen ejecutivo que el proyecto podría “proporcionar soluciones pragmáticas para la protección del bosque tropical y otros intereses de importancia nacional para los Estados Unidos, disuadir la migración ilegal a los EUA, conservar las maravillas culturales y naturales de la región con estatus de Patrimonio de la Humanidad y suprimir efectivamente la expansión de las operaciones de tráfico de drogas en la región”.

En el pasado, instituciones como la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya (PACUNAM), organización que procura la conservación del patrimonio cultural guatemalteco, apoyaron financieramente a Hansen en su investigación arqueológica.

Sin embargo, PACUNAM retiró su apoyo financiero en 2016. Esto fue un duro golpe para Hansen, ya que PACUNAM es una entidad no-gubernamental muy activa en la conservación y protección del patrimonio cultural en la Reserva de la Biósfera Maya. PACUNAM continúa financiando otros proyectos arqueológicos en la RBM y en 2016 fundó la iniciativa LIDAR, cuyos resultados fueron presentados en la revista Science y en una de serie de documentales del canal National Geographic “Tesoros Perdidos de los Mayas: Los Reyes Serpiente”.

El mayor patrocinador de Hansen ha sido Jeff Morgan, ex director ejecutivo de la ONG Global Heritage Fund que ahora lo apoya a través de Global Conservation (una ONG con sede en California).

En un artículo del 2007 publicado en la revista American Archaeology, “Salvando la Cuenca del Mirador“, Morgan declaró su apoyo al plan de crear un “Área Silvestre” de protección total de unos 3,000 km2 alrededor del sitio arqueológico de El Mirador y prometió $5 millones de dólares para los siguientes tres años. Desde entonces, ha proporcionado apoyo financiero a Hansen.

“Hemos recaudado más de $25 millones de dólares en los últimos 12 años”, escribió Morgan en un correo electrónico, “y con este nuevo presidente de Guatemala (Alejandro Giammattei) tenemos grandes esperanzas de consolidar lo que será la primer Área Silvestre en América Latina.”[iv]

A través de los años ya han pasado muchos millones de dólares por FARES. Sin embargo los críticos lamentan la poca transparencia y los pocos resultados de tan grandes presupuestos.

CABILDEO EN WASHINGTON

Recientemente, FARES contrató al ex congresista Republicano de Illinois, Jerry (Gerald) Weller, director general de New World Group Public Affairs, para que haga uso de sus contactos e influencias en Washington para conseguir fondos. FARES pagó a New World Group $90,000 dólares entre 2018 y 2019 para cabildear recursos del Fondo Extraordinario para la protección del bosque tropical (Environment & Superfund)[v] de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

Weller, por su lado, tiene conexiones con Guatemala que han causado controversia. En 2004, Weller contrajo matrimonio con la congresista guatemalteca Zury Ríos[vi], hija del ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, quien fue condenado por genocidio contra el pueblo maya antes de su muerte en 2018.

Ríos Montt asumió la presidencia en 1982 a través de un golpe de estado y fue posteriormente derrocado en 1983. En 2003 se propuso como candidato a la presidencia, pero debido a una norma constitucional que prohíbe la postulación de ex líderes de movimientos golpistas, en una primera instancia la Corte Suprema de Justicia le impidió participar a los comicios.

Ese mismo año, destacados miembros del FRG (Frente Republicano Guatemalteco), el partido político fundado por Ríos Montt, que a su vez lo había postulado como candidato a la presidencia, fueron acusados de organizar una serie de disturbios para protestar por la descalificación del exdictador, en el marco de una jornada que fue llamada Jueves Negro[vii]. Finalmente, Ríos Montt participó en el proceso y perdió. Su hija, entonces diputada por ese mismo partido, fue citada diciendo, “mi padre es mi inspiración[viii]“.

Zury Ríos figuró entre los principales contendientes en una elección presidencial reciente, pero su candidatura encontró oposición debido a que es hija del Ríos Montt. Eventualmente se retiró del proceso electoral.

Antes de su matrimonio con Zury Ríos, Weller había prometido que no participaría en votaciones que involucraran a los Estados Unidos y Guatemala, pero esa promesa duró poco. Weller continuó impulsando el Tratado de Libre Comercio de América Central (CAFTA, por sus siglas en inglés). Por su parte, Ríos apoyó el mismo proyecto de ley en Guatemala. Según el medio Chicago Reader, Weller y Ríos se convirtieron en la pareja más influyente en la política de América Latina. Sin embargo, una investigación realizada por Chicago Tribune acerca de los negocios de bienes raíces de Weller en Nicaragua sofocó su búsqueda por la reelección en 2007. Weller fundó New World Group Public Affairs en 2010.

Hansen probablemente eligió a Weller por su conocimiento de la política guatemalteca, por su experiencia en la guerra contra las drogas y en la aplicación de leyes internacionales. Está claro que no estamos ante un arqueólogo promoviendo un plan para incentivar el turismo, sino ante un norteamericano buscando la forma de modificar las leyes de Guatemala para realizar sus planes.

CAMBIANDO LAS LEYES

La legislación que necesitaría ser alterada para que la visión de Hansen sea posible tiene que ver con la forma en que se distribuye y manejan los recursos naturales en la Reserva de la Biosfera Maya. Esta no es la primera vez que Hansen intenta cambiar estas leyes.

La RBM fue creada a través de un decreto del congreso convertido en ley en 1990, es administrada por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) y comprende 21,602 km2 de bosque. En 1995 nació el Consejo Consultivo de las Comunidades Forestales de Petén (CONCOFOP) y en 1997 fue creada la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP). En 1996, con la firma de un Acuerdo de Paz entre el gobierno de Guatemala y la insurgencia puso fin al conflicto interno que por 36 años había causado unas 200,000 muertes. El acuerdo incluye la garantía de que los habitantes rurales reciban acceso a al menos 100,000 hectáreas de la RBM; esto se convertiría en la base del sistema actual de concesiones forestales comunitarias que ahora abarca más de 500,000 hectáreas dentro de la Zona de Usos Múltiples de la RBM. La RBM tiene tres tipos de zonas:

  • La Zona Núcleo (en color verde oscuro y verde claro en el mapa) incluye parques nacionales y biotopos, las áreas de la RBM con el nivel más alto de protección en las cuales se prohíbe la extracción de recursos naturales.
  • La Zona de Usos Múltiples (en color aguamarina y gris en el mapa) se divide en unidades de gestión utilizadas para la extracción de acuerdo a ciertos parámetros de sostenibilidad certificada de recursos maderables y no maderables como el chicle, el xate, el ramón y la pimienta.
  • La Zona de Amortiguamiento (en color café claro en el mapa) está en la frontera sur de la RBM y es en gran parte tierra privada, donde se permiten actividades agrícolas sostenibles.

El siguiente mapa muestra la distribución de estas zonas dentro del polígono que Hansen pretende que se declare como Área Silvestre, lo que él llama “Cuenca Mirador”.

En el mismo mapa pueden verse las áreas de las concesiones; el proyecto de Hansen claramente afectaría directamente a las comunidades locales que han vivido de la selva por generaciones.

Como se expuso anteriormente, esta no es la primera vez que Hansen intenta cambiar la legislación. En 2002, consiguió que se aprobara el Decreto Presidencial 129-2002, declarando el área Zona Arqueológica Especial Cuenca Mirador. Este decreto presidencial superpuso los límites de la supuesta “Cuenca Mirador” a las unidades de gestión preexistentes. Algunas de ellas tenían contratos vigentes de 25 años con el gobierno de Guatemala. Esto provocó conflictos sociales e incertidumbre económica en la región. Un gran número de defensores de la RBM y organizaciones comunitarias que apoyan a los concesionarios forestales y a los pueblos originarios de Petén se movilizaron en contra del decreto durante tres años, hasta que fue declarado inconstitucional y se firmó el Decreto Presidencial 154-2005, revocando el mandato anterior y reforzando el modelo de concesiones forestales comunitarias.

Desde entonces Hansen continúa tratando de convencer a los presidentes de Guatemala de turno y a los políticos norteamericanos de que “el área es especial y está en peligro”, usando frases como “no cortar, no matar” o “área silvestre” como forma de vender su proyecto a personas que no tienen conocimiento profundizado sobre lo que están apoyando. Recientemente se inició una petición en línea que pretendía que la UNESCO declarara la “Cuenca Mirador” como Patrimonio de la Humanidad sin consultarlo o comunicarlo siquiera a los actores locales involucrados.

La política juega un papel importante para Hansen en ambos países, desde la búsqueda de fondos de los Estados Unidos hasta el desembolso de ese dinero en Guatemala. El presupuesto del resumen ejecutivo de Saving the Mirador Basin (Salvando la Cuenca Mirador) contempla el gasto de $20 millones de dólares (dos millones al año durante diez años) para servicios gubernamentales en Guatemala. No establece cuáles serían exactamente esos servicios.

No es ningún secreto que Hansen se opone a la existencia de las concesiones forestales y a menudo argumenta que la extracción de madera destruye el bosque. Sin embargo, esta actividad económica en la RBM está sujeta a los más estrictos estándares de sostenibilidad establecidos por la entidad internacionalmente reconocida Forest Stewardship Council. No existe tala masiva en ninguna concesión forestal, por el contrario, se practica la tala altamente selectiva con una tasa de extracción entre las más bajas del mundo. Las concesiones forestales protegen 500,000 hectáreas de selva contra incendios, tala ilegal, narcotráfico e invasiones de la ganadería, a la vez que generan empleos para aproximadamente 26,000 personas. El modelo de conservación forestal empleado por las concesiones es reconocido en todo el mundo, con datos recientes que demuestran un crecimiento neto de los bosques en el este de la RBM, en gran parte debido a la labor y la re-inversión de las ganancias de las concesiones. No se puede negar que gracias a las comunidades detrás de las concesiones la conservación ha tenido éxito en la RBM y debe recordarse que sus actividades de forestería son un derecho estipulado en los Acuerdos de Paz de 1996.

CONCLUSIÓN

Existen muchos factores que deben tomarse en cuenta al analizar la propuesta presentada por Richard Hansen. No se trata solo de poner un tren en la Reserva de la Biósfera Maya o de construir hoteles en sitios arqueológicos para obtener ganancias del turismo. Las implicaciones son más profundas. En esencia, su plan constituye un ataque frontal al modelo de forestería comunitaria actual que proporciona ingresos sostenibles a los habitantes de la RBM y estabilidad en términos de conservación a la parte este de la reserva. Según lo propuesto, se pondría en marcha un mecanismo para quitarles los derechos a la tierra a las personas que llevan décadas protegiendo la selva de la RBM. Lo que ocurrió en 2002 no debe volver a suceder. Los conflictos sociales y la incertidumbre económica provocada por las acciones de Hansen podrán haber sido olvidadas por algunos, pero los actores locales tienen buena memoria, están alertas y buscan que la opinión pública conozca sus preocupaciones.

Lee aquí la Parte 3Lee aquí la Parte 1


Notas Finales:

[i] Según la presentación reciente del Formulario 900 del IRS

[ii] Según el Dr. Tomás Barrientos, Presidente del Departamento de Arqueología de la Universidad del Valle de Guatemala y codirector del Proyecto Arqueológico La Corona

[iii] https://www.nationalgeographic.com/culture/2019/07/how-quiet-guatemala-region-became-migration-epicenter/

[iv]  Morgan aclara que la financiación es resultado del esfuerzo conjunto entre las dos organizaciones sin fines de lucro mencionadas anteriormente, Global Heritage Fund, que dejó de proporcionar fondos hace cinco años, y Global Conservation. Sin embargo, no se le solicitaron pruebas para respaldar esta afirmación.

[v] Crédito: Center for Responsive Politics. www.opensecrets.org/lobby/clientsum.php?id=F227005&year=2019

[vi] The New York Times

[vii] https://en.wikipedia.org/wiki/Jueves_negro y https://www.prensalibre.com/hemeroteca/jueves-negro-el-ardid-populista-de-efrain-rios-montt/ 

[viii] https://web.archive.org/web/20070315211823/http:/www.prensalibre.com/especiales/ME/elecciones/tribuna/archivo/10/central.html

Esta nota fue publicado en: https://teenaclipston.com/el-dinero-y-la-politica-detras-del-proyecto-parque-mirador-de-richard-hansen/?fbclid=IwAR0jmRgmizIn473Sc1fxlX1NJ0-zCwnQ9MffFYwjvloZXddg8b00bv0SZwc

https://nacla.org/sites/default/files/A04501039_10.pdf

Autoría y edición

COMPARTE