Asociación Maya UK’UX B’E: reflexiones y propuestas ante el estado de sitio en tres municipios de Sololá

COMPARTE

Créditos: Oriente News
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Asociación Maya UK’UX B’E

Esta medida del gobierno de imponer Estado de Sitio no genera confianza, lo que provoca es preocupación porque refleja que estamos lejos de resolver un problema que lleva más de cien años; que ha sido tratado también por otros gobiernos anteriormente sin resultados positivos para los pueblos, esta acción lo que demuestra es que el Estado de Guatemala no tiene la capacidad ni la voluntad de buscar otras alternativas que sienten las bases para una solución definitiva, el autoritarismo, las imposiciones no solucionan y nunca han sido el mecanismo para resolver los problemas.

En otras palabras, los conflictos se resuelven con inteligencia, jamás con la fuerza bruta que por experiencia sabemos que pone aún más complejo cualquier situación. La presencia del ejército y policías en los tres municipios genera terror, un retorno al miedo tomando en cuenta la masacre en Alaska en el año 2012, cometido por el ejército, lugar colindante con Santa Catarina Ixtahuacán, también pervive en la memoria los efectos del conflicto armado interno donde los pueblos indígenas fueron blanco de la política del Estado en la contrainsurgencia.

Para buscar alternativas al problema entre Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán nos remitimos a las prácticas de las abuelas y abuelos que dicen: los problemas son como la enfermedad hay que buscarle curación, de lo contrario, se vuelve grande y termina dañando la salud, la convivencia armónica, daña la autoestima y entristece nuestros corazones. Los conflictos son como el incendio, jamás se echaría gasolina para extinguirla.

Primero: Consideramos que la única alternativa a la solución de la problemática, es abrir el diálogo entre los dos pueblos Santa Catarina Ixtahuacán y Nahuala, mediados por autoridades indígenas de ambos municipios, en especial que sean maya hablantes K’iches, y autoridades indígenas de otros pueblos que han resuelto grandes y pequeños problemas de sus comunidades y municipios.

Segundo: Las y los mediadores – autoridades mayas, hablantes del idioma K’iche’, deben promover asambleas para escuchar a los implicados y consensuar entre ellos las propuestas para una salida a la problemática, el consenso es determinante y durable para la convivencia pacífica.

Tercero: Buscar la reparación de daños ocasionados entre los implicados para alcanzar la reconciliación y con ello recuperar la armonía entre los pueblos.

Cuarto: El Estado de Guatemala debe tener la confianza en las autoridades y mediadores mayas que tienen capacidad de resolver sus problemas internos o problemas promovidos desde fuera. El Estado de Guatemala en la mayoría de veces es provocador de grandes problemas en los pueblos y comunidades como los generados durante el conflicto armado interno y en la actualidad las nuevas invasiones de los megaproyectos. La aplicación de mecanismos para la resolución de conflictos se ampara en el Convenio 169, que les permite a los pueblos indígenas ser autónomos en las decisiones que solo concierne a ellos definir.

Quinto: La función del Estado es garantizar la logística y respetar la autonomía y acuerdos a la que lleguen los pueblos implicados, de lo contrario, la medicina resultará peor que la enfermedad.

Sexto: Como sociedad maya y mestiza se valora el papel que han desarrollado las Autoridades Indígenas de Santa Cruz del Quiché quienes durante tantos años han resuelto grandes problemas dentro y fuera de su territorio, cuentan con experiencia de mediar y buscar alternativas consensuando con cientos o miles de personas.

Las reflexiones que aportamos son para que el Estado no siga violentando más nuestros derechos que se dan en los estados de sitios, sino buscar el inicio del proceso para que algún día el Estado sea garante de nuestros derechos de todos los sectores que cohabitamos en el territorio de IXIMULEW (Guatemala). Toda solución a los problemas que se impone desde fuera, tarde o temprano se revierte y mas cuando viene de un Estado que está por cumplir doscientos de existencia pero no ha logrado ganar la confianza de las y los ciudadanos en general y los pueblos indígenas en particular.

Wuq’ub Ajpu (2 de junio 2020)

“Por la Reconstitución del Mayab’ Siwan Tinamit”

Autoría y edición

COMPARTE