Miles de personas abarrotaron mercados y supermercados en Guatemala luego que el presidente Giammattei levantara las medidas de confinamiento que duraron tres días. Foto: redes

COMPARTE

Créditos: 1 Wt5N0yIoZ5tjNtO08OAbDQ

Por Simón Antonio Ramón

Alejandro Giammattei anunció el domingo 17 de mayo las modificaciones a las medidas de restricción de movilidad anunciadas el jueves 14 de mayo, cuando notificó el cierre del país por tres días que implicó la movilidad a pie, y que las únicos comercios que podían abrir eran las aborroterías en horario de 8:00 a 11:00 a.m.

En el mensaje del domingo, Giammattei informó que las medidas anunciadas serían modificadas porque los guatemaltecos habían atendido las recomendaciones anunciadas y ejecutadas durante los tres días que prohibió la movilidad en el país.

“Hemos decidido hacer unos cambios, los mercados y supermercados estarán abierto de lunes a viernes de 6:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Cerrar el país el fin de semana es necesario, por lo que sábado y domingo estará cerrado. La libre locomoción se mantiene de 5 de la mañana a 5 de la tarde de lunes a viernes”.

Foto: americaeconomia.com

Además anunció Giammattei que los días, viernes 22 de mayo, sábado 23 y domingo 24, habría un cierre total del país sin autorización a las aborroterías, mercados y supermercados para atender.

Durante el cierre del 15, 16 y 17 hubo manifestaciones en diferentes puntos país. Por ejemplo, en Sololá la Policía Nacional Civil (PNC) no permitió la circulación de vehículos que transportaban frutas y verduras, por lo que el viernes un grupo de empresarios maya Kaqchikel, de Sololá se movilizó en en punto conocido como Los Encuentros, en el kilómetro 126 de carretera interamericana, y posteriormente en la cabecera departamental, protestando contra la circulación de transporte de grandes distribuidoras de comida y bebidas.

En la comunidad Rancho de Teja, del municipio de San Francisco El Alto, Totonicapán, también se sumaron a la protesta contra las medidas anunciadas por Giammattei, por la imposibilidad de transportar los productos de las familias campesinas que se dedican al cultivo de frutas y verduras.

Ante la dificultad de comercializar sus productos, algunos productores optaron por donar los productos y otros lo tiraron a que empezaban el proceso de descomposición, generando pérdidas a los empresarios.

En esas condiciones, las mismas medidas presidenciales provocaron arbitrariedades por parte de la PNC. En varios municipios la policía municipal impidió las ventas ambulantes, como las escenas mostradas en un video, que circuló en redes sociales donde, en las que un agente tiró al suelo una caja de tomates de una comerciante en Santa Cruz del Quiché; y en el municipio de Santa Lucía La Reforma de Totonicapán, el alcalde mandó a cerrar un molino de nixtamal.

Ante el caos y las arbitrariedades provocadas por las medidas gubernamentales, diputados y organizaciones sociales emitieron comunicados de prensa rechazando las medidas.

Como respuesta de las autoridades, a medio día del domingo 17, comenzó a circular un oficio de la PNC donde se anunciaba la circulación libre de vehículos con verduras y frutas. Las medidas se confirmaron a las 20:30 p.m. en el mensaje presidencial.

Durante su mensaje, el presidente se refirió a la manifestación realizada la semana pasada por médicos del Hospital del Parque de la Industria y de otros centros médicos. “Hay gente que dice que no tenemos material, pero la gráfica a continuación indica cuanto tenemos, cuanto vamos a comprar y como vamos a estar,(mascarillas, guantes, zapatones, trajes de protección, lentes, gorro descartables, etc.)”.

Autoría y edición

COMPARTE